• Martes, 17 de Julio de 2018

I BARÓMETRO SOBRE DROGODEPENDENCIAS DE ACRA

Un 4% de los usuarios de las residencias tiene diagnosticada una drogodependencia

La Asociación Catalana de Servicios Asistenciales, ACRA ha realizado su I Barómetro sobre Drogodependencias en el que han participado 61 de sus centros asociados, y un total de 4.266 residentes, de los que 181 presentaron algún problema con drogas, un problema que según reconoce esta organización va a ir a más.

El tabaquismo afecta a más de dos de cada 70 usuarios de residencias.
El tabaquismo afecta a más de dos de cada 70 usuarios de residencias.

La Asociación Catalana de Servicios Asistenciales, ACRA ha presentado los resultados de su I Barómetro sobre Drogodependencias en el que han participado 61 de las 446 residencias que forman parte de la entidad, representando a 4.266 usuarios del total de 29.801 plazas.

El barómetro se ha realizado debido al incremento de personas con problemas de drogodependencias (alcohol, tabaco y otras drogas) que viven en las residencias gestionadas por los socios de ACRA. “Hasta la realización del barómetro no disponíamos de datos, más allá de percepciones y también el hecho que, según la Generalitat de Cataluña, la media de edad de las personas que consumen drogas se había incrementado. A partir de estas premisas consideramos necesario conocer la realidad del sector en relación a este asunto”, afirman desde la entidad.

De los 4.266 usuarios analizados en el estudio: 43 presentaba problemas de alcoholismo, lo que significa un 0,43% de usuarios por cada 70 plazas; 130 de tabaquismo, 2,23% usuarios por cada 70 plazas; y ocho de otras drogodependencias, 0,13% usurarios por cada 70 plazas.

En total, 181 usuarios tenían alguna drogodependencia (un 4%), y de estos 67 desarrollaron algún tipo de patología psiquiátrica (psicosis y/o esquizofrenia) derivada de ese consumo, necesitando cinco de ellos ingreso hospitalario para su tratamiento.

Esto significa que de media cada residencia de 70 plazas, contaría con algo más de un usuario que habría desarrollado una patología psiquiátrica por el consumo de drogas.  Porcentaje que según ACRA “Teniendo en cuenta que la media de edad de la población crece debido al incremento de la esperanza de vida, con toda probabilidad se incrementarán los casos relacionados con drogodependencias los próximos años”.

¿Están los centros preparados?

El barómetro analiza también la capacidad de los centros para dar respuesta a los retos que plantean estos usuarios: Solo un 3% de los centros participantes, contaba con un programa propio de prevención de drogas; y un 5% a pesar de no contar con un programa propio sí tenía firmado un convenio con el Departamento de Salud u otra organización sobre prevención de drogas.

Además el 79% de los centros no disponía de ningún protocolo de actuación en el caso de encontrarse con algún problema originado por usuarios que consumen habitualmente drogas, algo que según ACRA “es necesario para que el proceso se gestione con el máximo nivel de calidad y para disponer de un marco objetivo que permita evaluar su eficiencia. No obstante, hay que subrayar que todo el sector cuenta con profesionales médico-sanitarios con formación para dar respuesta a estos casos, eso sin contar que ante cualquier emergencia, los centros se encuentran bajo el paraguas del sistema de salud público de Cataluña”.