• Miércoles, 20 de Junio de 2018

RECOGE LAS LÍNEAS MAESTRAS DE ACTUACIÓN EN ATENCIÓN SOCIOSANITARIA

Un plan estratégico sociosanitario para Euskadi

El Gobierno Vasco acaba de publicar este documento en el que se dibuja el camino a seguir en atención sociosanitaria en una de las Comunidades más avanzadas en la materia.

La atención sociosanitaria en Euskadi es un modelo a seguir en muchos aspectos por otras comunidades. El Gobierno vasco ha publicado el documento Prioridades Estratégicas de Atención Sociosanitaria Euskadi 2017-2020, que constituye una hoja de ruta para la atención a las personas, y que pretende superar el concepto de espacio sociosanitario para centrarse en cómo atender mejor a la persona. El lema de la estrategia es: dos sistemas, un objetivo: las personas.

Se propone de manera cada vez más nítida la superación en el planteamiento de la coordinación sociosanitaria como un trabajo de las instituciones, y la reorientación hacia un trabajo diseñado para llegar a las personas y especialmente a los colectivos diana que configuran la población con mayores necesidades sociosanitarias. El documento considera que ha habido una evolución conceptual en la que se abandona el término excesivamente utilizado de espacio sociosanitario, como un espacio vacío, teórico y virtual, para dotarlo de significado en torno a las personas que circulan por ese espacio. Personas concretas con necesidades concretas atendidas por profesionales que entienden a las personas como un todo y trabajan de manera conjunta para dar respuesta a esas necesidades.

El documento insta a avanzar en las estructuras de coordinación operativas, los instrumentos de valoración comunes, los protocolos y equipos de atención sociosanitaria, etcétera, junto a otras herramientas pendientes de desarrollo como la ventanilla funcional de atención única. Son estos elementos los que los que establecen las bases de una atención conjunta centrada en las personas que requieren una atención sanitaria y social simultánea.

También se recogen una serie de conclusiones sobre el estudio realizado de la atención sociosanitaria en otros países de nuestro entorno. Concretamente, se realiza un análisis de las experiencias de diferentes países occidentales, que aportan debate y reflexión en torno a diferentes aspectos de la atención social y sanitaria. Entre las principales conclusiones se pueden destacar las siguientes:

  1. Muchos países han iniciado en la última década importantes procesos de reforma.
  2.  Existe un debate continuo sobre la financiación de los servicios sanitarios y sociales.
  3.  En general, se apuesta por una mayor coordinación/integración de estos servicios desarrollados por diferentes proveedores y proveedoras. Sin embargo, no hay un único modelo, que destaque como el más adecuado.
  4. No se trata de crear un tercer espacio de atención, sino de facilitar el trabajo conjunto de diferentes niveles y sectores.
  5. La atención integrada es resultado de un proceso complejo que necesita tiempo y que exige la posibilidad de admitir errores.
  6. Es más posible una atención integrada donde los provisores y provisoras trabajan bajo una gobernanza común e incentivos impulsados por acuerdos entre organizaciones.
  7. La integración estructural no es suficiente (ni, a veces, necesaria) ni es el objetivo. Existe el riesgo, además, que en esa integración los servicios sociales queden subordinados a los de salud.
  8. Es más interesante enfocarse en la integración a nivel asistencial y local (definición clara de servicios, equipos multidisciplinares, sistemas de información conjuntos, etcètera) y basarse en pilotos que permitan plantear extensiones posteriores.

Puede consultar el documento completo aquí.