• Miércoles, 22 de Agosto de 2018

EL BONO ESTÁ DESTINADO A AQUELLOS QUE ESPERAN QUE SE LES ASIGNE UNA PLAZA PÚBLICA

Dependientes gallegos podrán optar a un Bono de 490 euros/mes para pagar su estancia en residencias privadas

La Xunta de Galicia tira de chequera, para ayudar a pagar la residencia privada a los dependientes que esperan una plaza pública. El Bono Autonomía en Residencia, permitirá que cerca de mil personas reciban una media de 490 euros/mes para este fin.

El Bono Autonomía en Residencia es la medida estrella del nuevo Plan de Apoyo a la Dependencia presentado por la Xunta de Galicia, y cuya puesta en marcha supondrá un coste de 6,3 millones de euros. Una medida que supone una ayuda directa para aquellas personas que tengan reconocido un grado de dependencia y estén a la espera de acceder a una plaza en una residencia pública, y que afectará a cerca de mil personas, que recibirán una media de 490 euros al mes, pudiendo percibir un máximo de 715 en función de su capacidad económica y del grado de dependencia reconocido.

Con la aplicación de este Bono, todos aquellos que estén pendientes de recibir un recurso de atención residencial y no perciban ninguna otra prestación de las incluidas en el Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia (SAAD), la administración les ofrecerá una libranza vinculada para la adquisición de un servicio de atención residencial con el fin de sufragar el coste de su estancia en un centro privado mientras espera, su incorporación a una plaza en un centro público.

El nuevo Plan de Atención a la Dependencia, para el que se preveé una inversión total de 21 millones de euros, incluye también reforzar el Servicio de Ayuda en el Hogar (SAF) con un incremento de más de 1,5 millones de horas anuales y un coste de más de 1,2 millones de euros al mes. Esto supondrá un incremento de las horas disponibles en casi 127.000 horas al mes, hasta alcanzar los 8,9 millones de euros de horas concedidas a los 313 ayuntamientos y siete mancomunidades de ayuntamientos de Galicia.

El SAF representa actualmente más del 32% de las prestaciones totales del SAAD (más de 21.600 gallegos y gallegas se benefician hoy de este servicio). Esta propuesta llegará a cerca de 3.000 personas más y costará 14.7 millones de euros.

Las nuevas medidas incluidas en este Plan, permitirán incorporar de manera progresiva a partir del mes de septiembre a 4.000 nuevos beneficiarios de los recursos públicos de prevención y cuidado de la dependencia, hasta alcanzar un total de  60.000 personas atendidas antes de que finalice el 2018.

Y se suman a otros planes desarrollados por la Xunta destinados a la Atención de la Dependencia, como el Programa ‘Como en casa', que preveé la creación de 900 nuevas plazas residenciales con la construcción de siete nuevas residencias en siete grandes ciudades de Galicia; y al Plan ‘En casa' que posibilita que todas aquellas personas dependientes que, deciden permanecer en sus domicilios o en su entorno familiar, reciban apoyo a través del SAF, la teleasistencia o el servicio de 'Comer en casa'.