• Miércoles, 23 de Mayo de 2018

JOSE LUIS ESCRIVÁ SOBRE LA SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA

"No es verdad que tengamos un problema agudo a medio plazo con las pensiones"

Jose Luis Escrivá, ha mostrado su preocupación por los mensajes alarmistas sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones. "No es cierto que haya un problema agudo a medio plazo. No podemos crear una angustia innecesaria en toda la población".

El presidente de la Autoridad Fiscal Independiente, Airef, Jose Luis Escrivá, durante su comparecencia en el Congreso.
El presidente de la Autoridad Fiscal Independiente, Airef, Jose Luis Escrivá, durante su comparecencia en el Congreso.

El presidente de la Autoridad Fiscal Independiente, Airef, Jose Luis Escrivá, ha comparecido este martes en la Comisión de Presupuestos para aportar la valoración del organismo que preside sobre los Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno.

Escrivá ha mostrado su preocupación por los mensajes alarmistas sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones. "No es cierto que haya un problema agudo a medio plazo, no podemos crear una angustia innecesaria en toda la población", ha declarado.

Durante su comparecencia, ha asegurado sobre el déficit en pensiones "que depende del horizonte que nos planteemos. Si se indexaran las pensiones al IPC, de aquí al año 2023 habría un aumento de gasto de unas 7 décimas del PIB. Si hacemos el cálculo hasta 2013, el aumento de gasto sería de 1,2 o 1,3 puntos adicionales del PIB de gasto público respecto al escenario actual de reformas", informó.

Sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones dijo que  "me preocupa mucho la sensación de que se está trasladando a los pensionistas y a la sociedad que hay un problema agudo en las pensiones que van a mermar considerablemente los ingresos de los pensionistas, porque esto no está bien sustentado por el análisis y la evaluación".

"Muchos de los análisis sobre pensiones -continuó Escrivá- están basados en proyecciones demográficas que hace el INE donde se dice que la población disminuirá constantemente. Esto choca con cómo se ha comportado este país y con su capacidad de absorción de población inmigrante cuando ha hecho falta".

Sobre muchos de los estudios realizados sobre pensiones declaró que "las previsiones sobre pensiones que se hacen en España suponen que no vamos a reemplazar la caída de trabajadores con, por ejemplo, más participación de la mujer en el mercado de trabajo, donde todavía queda recorrido, o con políticas de natalidad que han funcionado en otros países, o con nuevos flujos migratorios. La hipótesis básica de la mayoría de estudios sobre pensiones es esa, y es la que determina los resultados. Y cuando utilizas esa hipótesis lo que te sale son cosas muy dramáticas. Cuando se relaja ese supuesto, te das cuenta que el gasto en pensiones tiende a subir algo, añade cierta presión, pero yo diría que es algo absorbible y manejable", afirmó.

Escrivá se mostró crítico con alguno de los planteamientos a largo plazo, "lo que no entiendo es que cuando tenemos dificultades en hacer una previsión para un año, nos encontremos previsiones a 40 años en un punto cerrado. Cuando uno va entrando cuidadosamente en qué hay detrás de cada hipótesis, se da cuenta de que la incertidumbre es considerable. Entonces no hay derecho a transmitir una certidumbre de decir que esto va a ser la ruina, porque no es verdad. El tema es abierto y va a depender de aspectos como los flujos migratorios que tienen un impacto enorme, la tasa de natalidad o la tasa de actividad. Simplemente llegando a la tasa de actividad que tenemos hoy en Alemania corregiríamos una parte significativa de los desequilibrios", dijo el presidente de la Airef.

"Además, -continuó- muchos de esos estudios sobre pensiones no han incorporado las reformas paramétricas de 2011, que van a tener un impacto a medio plazo de mitigación del efecto sustitución. Es innegable que va a haber presión sobre el gasto en pensiones y en sanidad, pero cuando uno mira las incertidumbres y los márgenes, se ve que esto es manejable y razonable. No podemos crear una angustia innecesaria en toda la población", concluyó.

Dependencia

También dejó un mensaje para el uso de los superavit que tienen los ayuntamientos. Según dijo, los ayuntamientos volverán a acumular este año 2018 un superávit de otras seis décimas del PIB, unos 7.000 millones de euros que se suman a los 24.000 millones que acumulan los consistorios tras años sometidos a la regla de gasto que impone la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

"El superávit estructural de los ayuntamiento, cuando el resto de administraciones públicas está en déficit, requiere una reflexión -dijo Escrivá-. Los ayuntamientos tienen límites a su gasto social ya que servicios como sanidad, educación o servicios sociales dependen de las comunidades, aunque en casi todos los países las competencias en asistencia social y dependencia lo hacen los ayuntamientos. Y nos encontramos con que hay 300.000 personas esperando atención en las CCAA. Nosotros estimamos que atender a estas personas costaría unos 3.000 millones, y a los ayuntamientos les "sobran" 7.000. Esto merece una reflexión, porque tenemos enormes tensiones de gasto en otras administraciones y enormes desajustes de financiación", terminó el presidente de la Airef.