• Jueves, 19 de Julio de 2018

SEGÚN UN ESTUDIO DE BANKIA PUBLICADO POR "EL MUNDO"

Los jubilados mejoran su renta un 10% desde la crisis y los trabajadores la empeoran hasta un 28%

Los mayores de 65 años han pasado la crisis mejor que el resto de españoles y tienen menos problemas para llegar a fin de mes, según las conclusiones de un estudio interno de Bankia que publica "El Mundo".

El documento titulado "La desigualdad generacional" fue elaborado el pasado marzo y concluye que la desigualdad entre mayores y jóvenes ha aumentado en favor de los primeros, porque "la generación de más de 65 años es la única que ha aumentado su renta media por persona desde 2008". A su juicio, "la renta de los jubilados ha aumentado desde 2008 un 10% mientras que la de los empleados por cuenta ajena ha caído un 13% y los de cuenta propia un 28%".

La conclusión del Servicio de Estudios de Bankia es que "los grupos de edad más jóvenes han sufrido una caída de su renta más intensa durante la crisis" y ha sido así por verse ésta "afectada por la caída del empleo y los salarios". En contraste, los jubilados han mantenido su pensión "sin perder poder adquisitivo hasta 2017".

Según el informe "la tasa de pobreza relativa se ha disparado entre los jóvenes" al rondar el 30% del total, frente al 18% al inicio de la crisis. En cambio, los mayores de 65 que sufrían en un 12% el riesgo de pobreza en 2008 han bajado al 5% una década después.

El estudio incide en la circunstancia de que la mayoría de los jubilados tiene vivienda en propiedad. "Teniendo en cuenta los alquileres imputados, la brecha de renta entre mayores-jóvenes es aún mayor". Con ese efecto, mientras los mayores de 65 años llegan a 15.000 euros anuales de renta, los menores de 29 años no llegan a 11.000.

Teniendo en cuenta el valor de la propiedad, los hogares cuyo cabeza de familia es un jubilado son los mejor parados de la crisis. "En términos de riqueza, todos los hogares excepto los de entre 65 y 74 años anotaron caídas, principalmente por el descenso de valor de los activos inmobiliarios", afirma el estudio.

El documento sitúa a los hogares encabezados por un jubilado con un patrimonio de unos 200.000 euros, cifra similar a la de 2008. En contraste, "destaca la intensidad de caída en los hogares de menores de 35 años, con un 93% de descenso de la riqueza mediana, y de los de entre 35 y 44 años, con descensos del 41,9%".