• Jueves, 19 de Julio de 2018

TRAS LAS MASIVAS MOVILIZACIONES DEL 17M

¿Y ahora qué?

El pasado sábado, cientos de miles de ciudadanos salieron a la calle en defensa del sistema de pensiones en una movilización multitudinaria que no se producía desde hace mucho tiempo. Pero la diversidad de las reivindicaciones de las entidades convocantes hace difícil fijar un objetivo a conseguir.

Madrid acogió la tarde del sábado una de las manifestaciones más multitudinarias de los últimos años. Foto MayorActual
Madrid acogió la tarde del sábado una de las manifestaciones más multitudinarias de los últimos años. Foto MayorActual

El pasado sábado los ciudadanos salieron masivamente a las calles a defender el sistema de pensiones. Esta vez no sólo fueron pensionistas. En cerca de 150 ciudades y localidades de todo el país, ciudadanos de todas las edades expresaron su descontento ante la situación presente y futura de las pensiones. Cientos de miles de personas que se dieron cita para hacer llegar al Gobierno y a los partidos políticos su malestar sobre la deriva que en los últimos años está tomando el sistema de pensiones.

Las impresionantes imágenes de enormes multitudes manifestándose en Madrid, Barcelona y Bilbao, por poner algunos ejemplos, han dejado claro que el de las pensiones es un tema que preocupa especialmente a los ciudadanos, que se han unido a las convocatorias sin saber a ciencia cierta qué reivindicaban cada uno de los diferentes convocantes.

La Coordinadora Estatal

La Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema de Pensiones es la organización que impulsó desde un principio las movilizaciones. Suyo es el éxito de las convocatorias del pasado 22 de febrero, y también fueron los primeros en convocar el 17 de marzo, convocatoria a la que se han ido sumando posteriormente los sindicatos CCOO y UGT, y otras entidades.

En declaraciones a MayorActual, Victoria Portas, portavoz de la Coordinadora, anuncia que el próximo lunes 16 de abril están preparando nuevas actuaciones a nivel nacional para denunciar el propósito de la Comisión Europea de fomentar la capitalización de los sistemas de pensiones europeos a través de un nuevo producto destinado a promover entre los consumidores el ahorro privado. El documento de la Comisión Europea explica que "desde la perspectiva de los futuros pensionistas, una reducción de los niveles de los beneficios de las pensiones públicas será en gran medida inevitable. Las tasas de reemplazo de pensiones públicas -es decir, el porcentaje de los ingresos previos a la jubilación que se pagan por una pensión al jubilarse- se espera que disminuyan de manera significativa en los próximos cinco décadas". En España la Comisión cifra este descenso en más del 30%.

Victoria explica que las concentraciones, charlas y demás actividades van a continuar, aunque "el esfuerzo de una gran convocatoria a nivel estatal requiere un despliegue intenso y un importante desgaste físico" por lo que van a intentar "desconectar si podemos" unos días.  La Coordinadora lleva dos años solicitando participar en la comisión de trabajo del Congreso sobre pensiones, ya que consideran que han  "demostrado en la calle que somos representativos". Según Portas, "los sindicatos (CCOO y UGT) no nos representan desde el momento en que firmaron la ley 27/2011 del PSOE con CEOE y con Cepyme, acuerdo que se hizo fuera del propio Pacto de Toledo. Por su parte, el PP ha realizado seis reformas directas o indirectas a las pensiones por encima del Pacto de Toledo. De modo que tenemos una figura que todos defienden, pero que se saltan a la torera según convenga". Para la portavoz de la Coordinadora, "el Pacto de Toledo no cumple las funciones para las que fue creado. Y tampoco vamos a renunciar a pedir la derogación de la reforma de 2011, que ha sido la que ha tocado la columna vertebral del sistema de Seguridad Social".

Bilbao

Bilbao es otro de los lugares de referencia de las movilizaciones. Andrea Uña, miembro de la junta directiva de la Asociación de Personas Jubiladas de Bizcaia, y promotora de las concentraciones nos cuenta que "vamos a seguir con las concentraciones todos los lunes en la explanada del ayuntamiento de Bilbao y también en los pueblos de la zona. Vamos a estudiar nuevas actuaciones, pero vamos a seguir con la lucha en la calle. Personalmente, coincido con la Coordinadora Estatal en que los pensionistas deberíamos estar presentes en las negociaciones, aunque no hemos hablado de este tema. Estamos en relación con la Coordinadora Estatal, pero fuera de partidos y sindicatos". En Bilbao el trayecto se nos quedó corto. Era de 2,5 kilómetros y estábamos leyendo el comunicado y mucha gente no había podido salir del punto de partida. Se calcula que se movilizaron 150.000 personas. El poder de convocatoria lo tienen los jubilados por el cabreo de seguir soportando la subida del 0,25% desde el año 2013. Nuestras pensiones tienen que estar blindadas. Son un derecho y no una limosna de hoy te doy y mañana no te doy".

CCOO y UGT

La Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, ha manifestado que “vamos a seguir movilizándonos hasta que el Gobierno rectifique y garantice el poder adquisitivo de los pensionistas, una cuestión irrenunciable y de justicia. Barrera ha señalado que ningún país ha implantado un mecanismo de falsa revalorización como el español y que su implantación no es una imposición de la Comisión Europea, sino responsabilidad del Gobierno. En este sentido, ha precisado que de proseguir este mal llamado Indíce de “Revalorización” de las Pensiones, por el que las pensiones sólo aumentan el 0,25%, en 20 años, los pensionistas perderán entre un 30 o 40%, en función de si la inflación es del 1,5 o el 2%. Un recorte al que se une el Factor de Sostenibilidad, el segundo elemento de recorte de la reforma de 2013, por el que se establece que cuanto más vivas, menos cobres.

Por su parte Unai Sordo ha señalado que “CCOO, junto con los distintos movimientos sociales que estamos convocando estas enormes movilizaciones en toda España, queremos decir que el sistema de pensiones es viable y que el gobierno tiene un problema social de primera magnitud si no atiende estas reivindicaciones”. “Hay que cambiar las políticas, hay que revalorizar las pensiones para que no pierdan poder adquisitivo, hay que derogar la reforma de 2013 y hay que garantizar la futura viabilidad de las pensiones”, ha reiterado el secretario general de CCOO, manifestando que “es posible hacerlo, es una cuestión de voluntad política y si el Gobierno no atiende a razones va a tener que atender al reclamo y al clamor que se va a hacer, que ya se está haciendo, desde las calles de este país”.

La MERP

El portavoz de la MERP, Mesa Estatal para el Blindaje de las Pensiones, Joanen Cunyat, cuenta a MayorActual que la manifestación en Madrid fue histórica pese a que hubo dos convocatorias. "La plataforma lleva cinco años trabajando para el blindaje constitucional. Esto significa una reforma de la Constitución que convierta la pensiones de derecho constitucional a derecho fundamental. Los derechos constitucionales están condicionados a que el legislador los concrete. En los derechos fundamentales los legisladores tienen restringida su capacidad de acción, como por ejemplo la libertad de expresión. De esta forma, los legisladores tendrían restringida su capacidad de actuar respecto de las pensiones públicas. Por otra parte, nosotros pedimos que al reformar la Constitución, se incluya de forma explícita en el redactado la prohibición de privatizar por activa o por pasiva el sistema público de pensiones y la prohibición de que se pueda degradar su poder adquisitivo. Esto supondría crear un muro de contención constitucional a los intereses de los fondos privados de pensiones. Con esta modificación, el factor de sostenibilidad sería anticonstitucional, el 0,25% sería anticonstitucional y las reformas del 2013 y del 2011 serían probablemente anticonstitucionales también". Esta idea la defienden cada vez más juristas, políticos y economistas como Juan Torres o Martín Seco por poner algún ejemplo. No solo es una cuestión de derecho. Es que estructuralmente, para la economía del país es fundamental blindar las pensiones. Es un elemento de cohesión territorial, de cohesión social, etcétera. Si se privatizaran las pensiones sería un desastre, se produciría un sistema de desestructuración y de desconexión social brutal. Esta iniciativa no está en el Pacto de Toledo, nosotros hemos solicitado ponerla sobre la mesa de negociación y todos los grupos parlamentarios se comprometieron a apoyarnos", concluye Cunyat.

Otras entidades

Por otra parte, algunas asociaciones de mayores que hasta ahora estaban en un discreto aunque llamativo segundo plano, se han sumado a la movilización. El pasado 15 de marzo, 12 organizaciones pertenecientes al Consejo Estatal de Personas Mayores entregaron un manifiesto con sus reivindicaciones a los grupos parlamentarios en el que solicitan que se garantice la revalorización real de las pensiones, referenciándolas al IPC. Así como la sustitución del Índice de Revalorización de Pensiones actual por una fórmula de revalorización que garantice el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones actuales y futuras.

Piden también la derogación del factor de sostenibilidad, que se incrementen las pensiones mínimas y las pensiones no contributivas y SOVI hasta alcanzar cuantías suficientes y adecuadas en cada caso, y elevar al 60% la base de cálculo para las pensiones de viudedad cumpliendo con lo aprobado en 2011.