• Miércoles, 22 de Agosto de 2018

ABOGA POR COMPATIBILIZAR TRABAJO Y COBRO DEL 100% DE LA PENSIÓN

La OCDE pide a España una reforma integral y urgente de las pensiones

El informe opina que nuestro sistema es uno de los más generosos de la OCDE. UGT ha criticado el informe porque "no presenta una imagen "realista y rigurosa del sistema de pensiones", ya que las pensiones españolas no son "ni generosas ni sostenibles".

El jefe de la unidad de pensiones privadas de la División de Asuntos Financieros de la OCDE, Pablo Antolín, ha afirmado este lunes que cualquier reforma sobre pensiones que se aborde en España debe ser “una reforma integral” y ha advertido que, “cuanto antes se empiece a hablar, mejor”.

Así lo ha señalado Antolín en declaraciones a los periodistas, antes de participar en la presentación en Madrid del estudio de la OCDE "Pensions at a Glance 2017: How does Spain compare?" (ver documento en pdf), un informe que publicó ya el pasado 5 de diciembre y en el que considera que el sistema de pensiones español es uno de los más generosos de la OCDE.

Antolín ha indicado que, para abordar cualquier reforma en el sistema de pensiones, se debe medir tanto el sistema público de reparto como el sistema de capitalización vigente en los fondos privados.

Preguntado sobre los planes de pensiones privados en España, Antolín ha señalado que, a la vista de los números, no existe esa tendencia a tener un plan privado para complementar la pensión pública.

En cualquier caso, el especialista de la OCDE ha avisado que la reforma de pensiones en España se está retrasando en comparación con otros países del entorno y éste es un asunto que “lleva tiempo” abordar. Como ejemplo citó Suecia, donde se necesitaron unos seis años para reformar el modelo, por lo que ha advertido que, “cuanto antes se empiece a hablar, mejor”.

UGT critica el informe

El sindicato UGT ha respondido de inmediato al organismo internacional, cuyo informe anual ha calificado como  "una visión sesgada y distorsionada" del sistema, porque, según ha afirmado en un comunicado, se asegura que es "generoso" y "en absoluto lo es".

"Ni es generoso ni lamentablemente lo será en el futuro, sino todo lo contrario. Salvo que se modifiquen las medidas adoptadas en 2013, las pensiones se empobrecerán considerablemente", recalca el sindicato.

UGT alerta de que el empobrecimiento de los pensionistas en España en los próximos años será uno de los más intensos de todos los países de la OCDE y ha avisado que la cuantía de las pensiones se reducirá un 30% en 20 años como consecuencia de la reforma del Gobierno de 2013.

A juicio del sindicato dirigido por Pepe Álvarez, el estudio del organismo internacional no presenta una imagen "realista y rigurosa del sistema de pensiones", ya que las pensiones españolas no son "ni generosas ni sostenibles".

Por su parte. Hervé Boulhol, responsable de Pensiones en la División de Trabajo y Política Social de la OCDE Hervé Boulhol ha mencionado algunas cifras de la rebaja en la tasa de sustitucion que cobrarán en un futuro los jubilados. Solo gracias al factor de sostenibilidad –que entrará en vigor el 1 de enero de 2019 para vincular las pensiones iniciales a la esperanza de vida–, la tasa pasará "del 82% al 72%", ha afirmado el experto, que no ha detallado en qué periodo de tiempo se registraría esa caída.

Además, Boulhol ha reconocido que en el informe publicado por la OCDE no hacen la proyección del índice de revalorización –la otra medida estrella de la reforma de 2013– por su complejidad. Aunque no los incluya el informe oficial, Boulhol ha dado algunos datos sobre la posible incidencia del índice de revalorización. Entre ellos, destaca que teniendo en cuenta las reformas acometidas, este índice podría desplomar la tasa de reemplazo al "46%", ha afirmado.

La organización alerta de que España está por debajo de la media en la edad de salida del mercado laboral. Mientras que el promedio de la OCDE es de 64,3 años, en España dejamos de trabajar a los 62 años. "La gente deja el trabajo dos años antes que la media de la OCDE y viven más que el resto", apunta Boulhol, lo que supone que "España está entre los países con periodos de jubilación más largos".

Ante este escenario, el organismo subraya la necesidad de apoyar el "envejecimiento activo", el eufemismo para resumir que las personas mantengan carreras laborales más largas. La entidad destaca que "en España solo un 5% de personas de más de 65 siguen trabajando", lo que significa que "hay una capacidad de trabajo que no se aprovecha", en opinión de la institución.

La OCDE anima a apoyar las fórmulas que permiten continuar trabajando más allá de la edad de jubilación cobrando la pensión. En este sentido, considera un impedimento que en España haya "un límite" en ese sentido: de manera general, los trabajadores que continúan trabajando cobran el 50% de la prestación y no el 100% como en otros estados. Para los autónomos pueden cobrar la totalidad de la prestación gracias a la nueva ley de autónomos.

Además, el organismo sugiere que el incentivo para continuar trabajando a edades avanzadas podría ser mayor: en España, la bonificación en la pensión es de en torno a un "4%" por cada año de más trabajado, mientras que la media de la OCDE "está cerca del 8%".

Para UGT "lo que es insostenible es la reforma del Gobierno de 2013, que empobrece a nuestros pensionistas presentes y futuros, disminuye su calidad de vida y aumenta los niveles de desigualdad y exclusión social", apostilla UGT.

Además, el sindicato explica que la OCDE sitúa en el 82% la tasa bruta de reemplazo en España para un salario mínimo, pero ese cálculo se realiza sobre un supuesto "casi descartable" en España.

Así, según UGT, esa tasa -que es el porcentaje que supone la pensión de jubilación sobre el último sueldo percibido en activo- "sólo se cumple en la parte alta de la escala, en los casos de salarios más altos". Por contra, en los salarios bajos, que son los más frecuentes, la tasa se sitúa en una posición similar a la media de la OCDE y la UE.