• Miércoles, 20 de Junio de 2018

POSICIÓN DE LOS CONVOCANTES, DE LOS PARTIDOS Y DEL GOBIERNO

Pensiones, situación antes de la gran movilización nacional del 17 de marzo

El 17 de marzo está convocada de nuevo una gran movilización nacional por las pensiones. Las plataformas civiles, como la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones, y los sindicatos promueven la convocatoria, aunque cada uno desde su trinchera.

La sociedad civil y los sindicatos convocan a una gran movilización el 17 de marzo.
La sociedad civil y los sindicatos convocan a una gran movilización el 17 de marzo.

Las próximas dos semanas van a ser cruciales en el desarrollo del movimiento social en defensa del sistema de pensiones. Este lunes 5 se reúnen las dos entidades protagonistas de las movilizaciones, los sindicatos, y la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema de Pensiones.

Existe una fractura profunda entre estas dos entidades. La Coordinadora acusa a los sindicatos de que no hayan logrado movilizar a la gente durante los grandes recortes realizados en los años de crisis. También reprochan a UGT y CCOO que no pidan también la derogación de la reforma de 2011, que los sindicatos firmaron durante el Gobierno de Zapatero, y que consideran igualmente dañina para los intereses de los pensionistas.

Por su parte, los sindicatos reclaman su parte de protagonismo en las movilizaciones, y buscan el consenso y el acuerdo para presentar un frente común en un momento que consideran idóneo.

La posición del Gobierno

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, descarta por ahora subir las pensiones en función de la inflación, porque la situación financiera de la Seguridad Social no lo permite."No hay ninguna intención de subir las pensiones con el  IPC. No podemos", han afirmado fuentes gubernamentales a El Mundo.

El  presidente ha anunciado comparecer en dos semanas en el Congreso de los Diputados para un debate monográfico sobre las pensiones. Es posible que ese debate se produzca antes de las movilizaciones convocadas para el 17 de marzo.

Su intención no es hacer concesiones, sino obligar a retratarse a los que prometen subidas sin gobernar. "Quiero que todo el mundo se explique sobre cuánto se puede subir, cuánto no se puede subir y qué se puede hacer (...) va a ser el debate más importante de la Legislatura", explicó en Telecinco.

"Todo el mundo habla, todo el mundo dice que hay subir las pensiones y los sueldos, que hay que gastar más en sanidad y educación hay que bajar impuestos, pero las cuentas no dan", afirmó.

Por su parte, el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro ha entrado en el debate para liar todo un poco. Primero para lanzar una información muy imprecisa sobre una rebaja del IRPF a "los pensionistas más mayores". El anuncio ha sido muy criticado, ya que la gran mayoría de pensionistas con prestaciones más bajas ya no pagan IRPF. para echar más leña al fuego, el ministro de Hacienda y Función pública ha asegurado que la idea de la izquierda de ligar las pensiones a la evolución del IPC es un concepto de otra época. “Ahora, estamos en un momento en que no se esperan inflaciones altas y lo que hay que hacer ligar la revalorización de las pensiones al crecimiento económico”.

Otros factores determinantes

La presión social ha hecho que en el Pacto de Toledo se adelante la sesión que tenía que tratar el tema del aumento de las pensiones conforme al IPC. A parecer, todos los grupos están de acuerdo en esta medida, a excepción del PP y de Ciudadanos, cuya posición es más tibia en este sentido y podría finalmente apoyar la propuesta.

Se plantea una reunión para tratar este tema el 7 de marzo, antes del pleno monográfico en el Congreso anunciado por Rajoy, y para el que aún no se ha fijado fecha.

También se ha colado en el debate el gobernador del Banco de España, Luis María  Linde, quien ha salido en defensa de la reforma de la jubilación que realizó el Ejecutivo en 2013 con la justificación del "peso tan grande del ahorro materializado en casas en propiedad es un argumento que hay que tener en cuenta y que no se suele mencionar en el análisis de las pensiones".  

Linde incidió en que cuando se compara el nivel de las pensiones en España con otros países se suele olvidar que el porcentaje de jubilados con casa propia es el más alto de la Unión Europea, veinte puntos por encima de Alemania, según informa EFE.

"Esto tiene un efecto sobre la pensión real de jubilación muy importante", ha insistido, porque "no es igual pagar un alquiler de 500 euros al mes que pagar un gasto de comunidad de 100 euros". Según Linde la "renta en especie" que supone la propiedad de su vivienda para un alto porcentaje de jubilados, que no llegó a precisar, significa que el ahorro en los últimos treinta o cuarenta años no se ha destinado tanto a planes de pensiones o fondos de inversión como a hipotecas, una tendencia que, según  Linde , se mantendrá en el futuro.

A la espera de los acontecimientos, la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema de Pensiones ha puesto en marcha una campaña en Change.org que pide actualizar las pensiones conforme al IPC, y que en dos días va camino de alcanzar las 25.000 firmas.