• Miércoles, 20 de Junio de 2018

EL PP Y CIUDADANOS VETAN LA PROPUESTA DE UNIDOS PODEMOS

Veto de la Mesa del Congreso a la subida de las pensiones conforme al IPC

La Mesa acepta que el Ejecutivo impida tramitar la proposición de ley de Unidos Podemos por afectar al aumento de los gastos en el presupuesto.

El portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta (dcha) y del PP Rafael Hernando.
El portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta (dcha) y del PP Rafael Hernando.

La Mesa del Congreso ha avalado hoy el veto del Gobierno a la tramitación parlamentaria de la proposición de ley de Unidos Podemos que planteaba que las pensiones se revaloricen a inicios de año con el IPC previsto y que, en caso de no cumplirse ese dato, se abone la diferencia en un pago único.

El Gobierno reconoce que la PL de Unidos Podemos no afecta a los presupuestos actuales, sino a los futuros presupuestos. Es decir, el Ejecutivo de Mariano Rajoy sostiene que cualquier ley que afecte "al corto, medio y largo plazo" puede ser vetada y su tramitación impedida.

El Ejecutivo se refiere en su escrito a la Ley de Estabilidad, que emana de la reforma del artículo 135 de la Constitución aprobado por PSOE y PP en el verano de 2011.

Y, explícitamente, critica que la supresión del Factor de Sostenibilidad y la aplicación del Índice de Revalorización de las Pensiones que propone la PL del grupo confederal supondría "un incremento del déficit publico en el periodo 2020-2025".

La Mesa del Congreso ha revisado este martes el veto remitido por el Gobierno. El PP ha aceptado el escrito del Ejecutivo. También Ciudadanos. Solo Unidos Podemos y el PSOE se han mostrado contrarios a la decisión de Mariano Rajoy.

La Constitución otorga al Ejecutivo la prerrogativa de oponerse a la tramitación de aquellas iniciativas que suponen, a su juicio, una disminución de los ingresos o un aumento de los gastos presupuestarios.

En el caso de la proposición de revalorización de las pensiones, el Ejecutivo considera que la aprobación de esta iniciativa generaría un aumento del gasto cuantificable en 2.175,28 millones de euros en 2018 por la paga adicional correspondiente a la variación del IPC en 2016 y 2017.