• Martes, 17 de Julio de 2018

REPRODUCE ESTEREOTIPOS NEGATIVOS ASOCIADOS A LA EDAD

¿Una campaña desafortunada?

Una campaña de promoción de la cultura entre jóvenes del Ayuntamiento de Madrid ha levantado controversia porque puede difundir una imagen negativa de los mayores.

El ayuntamiento de Madrid se ya visto sorprendido por el revuelo que ha causado su campaña de promoción del JOBO, un bono cultural que facilita el acceso de los menores de 26 años a espectáculos teatrales y culturales en ciertos espacios de la capital.

El malestar ha surgido de dos de los materiales que se han utilizado, tanto en el metro como en cartelería y a través de internet. En uno de ellos el mensaje es: "A los 65 disfrutas viendo obras, con 18 también, pero de teatro". Y en el otro se lee: "A los 70 tienes sitio reservado en el Metro, a los 20 también, pero en el teatro".

La inclusión de estos carteles en la campaña ha recibido las críticas de los grupos de la oposición, y de algunos ciudadanos, quienes la han tachado de "vergüenza", "discriminatoria" o "desafortunada". Sofía Miranda, concejala de Cs, mostró su malestar en Twitter: "Para Ahora Madrid los mayores de 65 años parecen no tener derecho de acceso a la cultura ...", escribió el pasado 26 de mayo.

Igualmente, en twitter se difundieron comentarios en contra de la campaña.

 

Fuentes del Área de Cultura del Ayuntamiento declaran que "se trata de una campaña dirigida a un público saturado de información y que ha buscado llegar a ellos a través de un guiño humorístico que enganche por el humor. Lo que hace la campaña es coger los topicazos de cada etapa de la vida y llevarlos al extremo. Lo importante no es utilizar políticamente una campaña de publicidad, lo importante es hacer políticas para que las personas mayores que estaban muy abandonadas en una ciudad como Madrid se encuentren bien y tengan una buena calidad de vida", explican desde el ayuntamiento.

Para la agencia Kitchen, encargada de la campaña, "se trata de una campaña dirigida a una generación en concreto, de los 16 a los 26 años, que pone de relieve las ventajas que el ayuntamiento les ofrece por tener esa edad, y las compara con otras generaciones en un tono irónico y de humor, sin más transcendencia. La campaña tiene un tono concreto y va dirigida a un público concreto, no hay más".

Desde la agencia comentan que "los responsables del ayuntamiento aprobaron la campaña con nosotros. No hay ningún mensaje que lance la campaña que no esté aprobado por el ayuntamiento. No hemos querido ofender a nadie, es más, la alcaldesa es una persona dentro de esa generación supuestamente ofendida y ha dado el visto bueno", concluyen.

La campaña sigue en marcha, para algunos se trata de un caso claro de edadismo, para otros una falta de sentido del humor. ¿Y usted qué opina?