• Jueves, 19 de Julio de 2018

SEGÚN EL ÚLTIMO BARÓMETRO DEL CIS

Los españoles seguimos pensando que hacerse mayor es perder salud y capacidades

Las pensiones entran, por primera vez, entre las 5 mayores preocupaciones de los españoles. Creemos que se entra en la tercera edad entre los 60 y los 70 años.

Los mayores tienen mejor concepto de los jóvenes que éstos de los mayores.
Los mayores tienen mejor concepto de los jóvenes que éstos de los mayores.

El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas, CIS, ha dedicado unas preguntas a testar la opinión de los españoles sobre las personas mayores.  Las respuestas arrojan conclusiones interesantes sobre varios aspectos de la percepción que tienen los ciudadanos de las personas mayores y de su relación con los demás.

Los españoles seguimos considerando que hacerse mayor está asociado a pérdidas de todo tipo. A la pregunta "¿Cuál es la razón más importante que le hace decir que una persona es mayor o de la tercera edad?" el 25,8% afirma que la pérdida de capacidades físicas, el 11,9%, responde que su salud, y el 10,5% responde que la razón para considerar mayor a una persona es el declive de sus capacidades intelectuales. Es decir, más del 48% de los españoles vinculan el hacerse mayor con pérdida de capacidades físicas y mentales. Hay que decir que entre las opciones de respuesta no figuraban propuestas positivas, como tener criterio, experiencia, estabilidad económica u otras cualidades positivas que pudieran asociarse a las personas mayores.

Otra conclusión destacada del barómetro es la relativa a qué relación tienen los jóvenes con los mayores. En este sentido, los españoles pensamos que los mayores tienen mejor opinión de los jóvenes que éstos de los mayores. La mayoría de los entrevistados considera que los jóvenes tratan a los mayores con indiferencia (un 41,8%); un 27,4% piensa que se les trata con educación y respeto, opinión que no comparte el 12,3% que piensa que se les menosprecia.

Por su parte según los encuestados las personas mayores tratan a los/as jóvenes, con educación y respeto (45,6%); y con cercanía y afecto (30,5%); tan solo el 12,5% opina que tratan a los jóvenes con indiferencia y desinterés, y con menosprecio un 2,4%.

Pero, a pesar de la imagen que tienen unos de otros, cuando se les pide que muestren su acuerdo o desacuerdo con algunas cuestiones el 95,8% de los encuestados afirma que sí que `las personas mayores aportan conocimiento y experiencia a nuestra sociedad´ y un 77,9% que ´los/as jóvenes aportan ilusión y futuro´. Y niegan en un 88,4% que `las personas mayores sean una carga para la sociedad´ y en un 69,2% que `los jóvenes no tengan interés por nada´.

A pesar de la buena opinión sobre lo que un grupo y otro aportan socialmente, es difícil, según el 71,8% de los participantes en la encuesta que ambos se pongan de acuerdo acerca de lo que es mejor para la sociedad.

Lo que aportan los mayores

Los entrevistados reconocían que lo que más han hecho/hacen con sus abuelos, es compartir las reuniones familiares especialmente las celebradas en días festivos (el 90,7%); seguido del relato de la historia familiar (84,1%); del juego (69,5%); y de vivir o pasar temporadas con ellos (66%).

Además, muchos admiten haber recibido o recibir algún tipo de ayuda de los abuelos: un 29,9% económica, un 27,4% con las tareas domésticas, un 19,4% con los estudios y un 13,6% en el cuidado de los hijos.

Precisamente este apoyo de uno u otro tipo es la contribución más importante que hacen los abuelos a la sociedad, según los encuestados, especialmente la ayuda económica que prestan a las familias (37,7%), destacando también su labor como cuidadores (23,8%), o como apoyo en el trabajo doméstico de los padres (12,8).

Al margen de estas tareas, los entrevistados destacan también otros valores: como su papel para mantener unida la familia (25,7%), como `consejeros´ (23,1%) o como trasmisores de la historia familiar (10,7%); destacando también su apoyo emocional (23,4%).

Pensiones

Otra de las conclusiones destacadas de la encuesta es que las pensiones entran a formar parte, por primera vez, de la lista de cinco temas que más preocupan a los españoles.

El paro sigue siendo el principal problema para el 41,1% de los encuestados, seguido de la corrupción y el fraude (14,5%), los políticos y los partidos (12,2%), los problemas de índole económica (7,4%) y las pensiones (3,5%).

Si bien los encuestados tienen muy claras las posiciones del ranking de los primeros y segundos problemas que más afectan a nuestro país, a la hora de considerar el tercer problema más importante, las pensiones suben posiciones alcanzando un 5,6%, casi a la par que la corrupción y el fraude (5,8%) y por encima de los partidos y los políticos (5,2%), y que los problemas de índole económica (4,6%).

Estos últimos afectarían de una u otra manera al 20,7% de los encuestados; tres puntos más que los que reconocen que lo que más preocupa son las pensiones (17,6%) y lejos del 33,8% de los ven en el paro algún motivo de preocupación personal.