• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

LA EMV CONSTRUIRÁ 200 VIVIENDAS DE CONVIVENCIA ENTRE MAYORES Y JÓVENES

Madrid explora nuevos modelos de convivencia intergeneracional

La Empresa Municipal de la Vivienda construirá dos bloques con 200 viviendas en régimen de alquiler, en los que convivirán personas mayores, con jóvenes.

El proyecto busca fomentar la convivencia entre distintas generaciones.
El proyecto busca fomentar la convivencia entre distintas generaciones.

La Empresa Municipal de la Vivienda de Madrid va a poner en marcha en 2018 un proyecto pionero en el ámbito de la construcción de pisos de carácter social. Se trata de la construcción de dos bloques con 200 viviendas en régimen de alquiler, en los que convivirán personas mayores, con jóvenes.

La idea es que los jóvenes puedan acceder a viviendas en condiciones de alquiler ventajosas a condición de que cumplan con una serie de compromisos de apoyo y acompañamiento a los mayores, que se estipularán en un contrato previo a firmar por ambas partes.

Los mayores vivirán en un bloque, y los jóvenes en otro, y compartirán una serie de equipamientos comunes que se habilitarán en los edificios y en las zonas exteriores.

Según la gerente de la EMV, Arantxa Pascual "los que queremos es que los jóvenes vean reducidas sus cuotas de alquiler en función de las horas que dediquen a colaborar con los mayores, por ejemplo para acompañarles a la compra, al médico, alguna pequeña reparación en el hogar, sacar al perro  o a realizar alguna gestión. Se formaliza un contrato y a modo de banco de tiempo se valoran las horas dedicadas a los mayores por parte de los jóvenes."

El modelo busca alternativas a los centros residenciales tradicionales y para Arantxa Pascual "de esta manera se atienden necesidades de compañía y apoyo a los mayores y facilitamos el acceso a la vivienda a jóvenes con situaciones económicas precarias".

Los candidatos mayores a ocupar estas viviendas en alquiler son personas solas o matrimonios con algún grado de dependencia moderada, pero no grandes dependientes. La gerente de la EMV precisa que "para la selección de los mayores contamos con la colaboración de la Dirección General del Mayor, que lleva colaborando en el desarrollo del proyecto desde hace dos años, cuando la idea empezó a coger forma. Es esencial hacer una buena selección en los beneficiarios del programa. Se trata de un modelo nuevo y entendemos que puede funcionar bien". concluye Arantxa.

En la misma manzana hay un centro de salud y un centro de mayores y la zona tiene todos los servicios y está bien comunicada por transporte público. Los terrenos están en el barrio de San Diego, en Puente de Vallecas. Se van a construir en la zona 1.000 viviendas nuevas de las que 200 estarán dedicadas a este proyecto.

El programa está ahora en fase de concurso para determinar qué proyecto arquitectónico es el ganador. A primeros de 2018 se habrá seleccionado el proyecto por un jurado en el que participan la Dirección General del Mayor, representantes de los mayores, y técnicos de la EMV. Se trata de un proyecto importante que supera los 12 millones de euros.

Desde la EMV calculan que las personas puedan empezar a habitar las viviendas en 2019 y será el equipo de trabajadores sociales, mediadores y educadores de la EMV quienes comprobarán y evaluarán que las convivencias funcionan bien y mediarán en la solución de cualquier problema que pueda surgir.