• Lunes, 20 de Agosto de 2018

EL PRECIO PODRÍA OSCILAR ENTRE LOS 5 Y LOS 15 CÉNTIMOS DE EUROS/BOLSA

Las farmacias cobrarán las bolsas a partir del 1 de julio

Las farmacias cobrarán las bolsas de plástico a partir del 1 de julio, al igual que el resto de establecimientos comerciales, tal y como dispone el Real Decreto publicado en el BOE del pasado 19 de mayo, cumpliendo así con una Directiva Europea que obligaba a los Estados a establecer medidas para reducir el consumo de plásticos. 

A partir del 1 de julio, este gesto en las farmacias, puede costarnos dinero.
A partir del 1 de julio, este gesto en las farmacias, puede costarnos dinero.

Las farmacias cobrarán las bolsas de plástico a partir del 1 de julio, al igual que el resto de establecimientos comerciales, tal y como dispone el Real Decreto sobre reducción del consumo de bolsas de plástico y de creación del Registro de Productores, publicado en el BOE del pasado 19 de mayo.

La prohibición de entregarlas gratuitamente afecta a las bolsas de plástico ligeras (entre 15 y 50 micras) con o sin asas, quedando excluidas las muy ligeras (con espesor inferior a 15 micras) y las de espesor igual o superior a 50 micras con un porcentaje igual o mayor al 70% de plástico reciclado.

El Real Decreto fija en el Anexo 1 los precios orientativos de las bolsas que variará en función de su espesor: y  que irá desde los 5 céntimos de euro para las bolsas con un espesor inferior a 15 micras; a los 15 céntimos de euro para las bolsas de espesor comprendido entre las 15 y las 49 micras y las de espesor igual o superior a las 50 micras.

Con esta nueva Ley se trata de cumplir con la Directiva (UE) 2015/720 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2015 que establecía la obligación de los Estados miembros de adoptar medidas para reducir de forma sostenida, en su territorio, el consumo de bolsas de plástico ligeras, de tal forma que no supere las 90 bolsas de plástico ligeras por persona, estableciendo el 31 de diciembre de 2019, como fecha tope para cumplir este objetivo; y 40 bolsas de plástico ligeras por persona a más tardar el 31 de diciembre de 2025, o un objetivo equivalente expresado en peso.

La Directiva ponía también el 31 de diciembre de 2018 como fecha tope para la adopción de instrumentos que garanticen que, no se entreguen gratuitamente bolsas de plástico ligeras en los puntos de venta de mercancías o productos, a menos que se apliquen instrumentos igualmente eficaces. Permitiendo que los Estados miembros excluyan de estas medidas las bolsas de menos de 15 micras de espesor, usadas por motivos de higiene o para evitar las pérdidas de alimentos.

La medida también afectará a las bolsas suministradas en la venta online y las entregadas a domicilio.

A partir del 1 de enero de 2020, quedará prohibida la entrega de bolsas de plástico fragmentables, y las de espesor igual o superior a 50 micras deberán contener un porcentaje mínimo del 50% de plástico reciclado; y a partir del año 2021, se prohibirá la entrega de bolsas ligeras y las muy ligeras no biodegradables.

De acuerdo con los datos proporcionados por el sector, en España se pusieron en el mercado, en el año 2014, unas 62.560 toneladas de bolsas de plástico de menos de 50 micras de espesor (6.730 millones de unidades), de las cuales el 23 % serían bolsas de menos de 15 micras y unas 4.670 toneladas de bolsas de plástico de más de 50 micras (158 millones de unidades).