• Martes, 22 de Mayo de 2018

EXPERTOS EN ENVEJECIMIENTO SE DAN CITA EN LA JORNADA "RETO AL FUTURO"

Izpisúa pide trasladar los logros en laboratorio a la investigación clínica

Los expertos coinciden en el momento revolucionario que atraviesa la biomedicina y en la excelencia de los investigadores españoles en envejecimiento.

De izquierda a derecha, Andrés Pedreño, Amalio Telenti, Ángela Nieto, Fco. José Iborra, Toni Cabot (moderador), Juan Carlos Izpisúa, María Blasco, Nuria Oliver y Fernando Vives.
De izquierda a derecha, Andrés Pedreño, Amalio Telenti, Ángela Nieto, Fco. José Iborra, Toni Cabot (moderador), Juan Carlos Izpisúa, María Blasco, Nuria Oliver y Fernando Vives.

El bioquímico español Juan Carlos Izpisúa, del Laboratorio de Expresión Genética del Salk Institute de California (Estados Unidos), ha urgido a trasladar el actual momento "realmente revolucionario de la biomedicina" al ámbito clínico para "mejorar contra el envejecimiento y tener una mejor salud".

Izpisúa ha participado en la jornada "Reto Al Futuro" que, organizada por Garrigues en el Auditorio de la Diputación de Alicante (ADDA), ha reunido a expertos como la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), María Blasco, o la presidenta de la sociedad internacional de Biología del Desarrollo, Ángela Nieto, del Instituto de Neurociencias de Alicante (centro mixto de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche y el CSIC).

El bioquímico español ha explicado que los laboratorios de investigación se muestran optimistas frente al reto de ofrecer un envejecimiento saludable: "Optimismo no para alcanzar la quimera de la inmortalidad, sino para convertir en realidad el sueño de un envejecimiento más saludable. Para ello, solo el empeño de unos cuantos científicos no es suficiente. Es necesario el apoyo de toda la sociedad, pero, muy especialmente, de aquellos que tienen poder real de decidir y actuar".

Izpisúa ha enfatizado que el mundo vive actualmente "un momento realmente revolucionario en biomedicina", de manera que se ha logrado con ratones modificar su genética para que pasen a estar "sin enfermedad o más jóvenes".

Sin embargo, ha lamentado que "esto que se puede hacer en laboratorio" para detener el envejecimiento, entre otros fines, debe recorrer "mucho tiempo" antes de alcanzar el ensayo clínico, es decir, el ámbito en humanos.

Ha recordado que la vida en la Tierra se remonta a 4,5 millones de años y que en todo este tiempo se ha regido bajo dos reglas muy sencillas definidas en su día por Charles Darwin: la mutación genética al azar y la selección natural, y ha insistido en que en este "momento clave en la historia, la sociedad debe ser consciente, actuar y responder al cambio".

Izpisúa ha señalado que "cuanto antes mejor" habría que agilizar esta transición desde el laboratorio hasta lo clínico, ya que atendería al principio de Darwin de que no será la más fuerte ni la más inteligente la especie que más sobreviva, sino "la más predispuesta al cambio".

La directora del CNIO, María Blasco, ha explicado los estudios de su equipo en torno a las propiedades de los telómeros y su influencia en detener el envejecimiento, del que ha dicho que es la causa que origina un gran número de enfermedades, como el cáncer.

Por ello, ha apostado por investigar el origen del envejecimiento porque cree que de "entender el proceso de envejecimiento pueden surgir tratamientos con efectos terapéuticos y curar enfermedades que no se pueden detener aún y que nos siguen matando". Blasco ha expresado que, aunque en nuestro país trabajan líderes internacionales en áreas como la investigación molecular, no hay ningún centro que aborde el envejecimiento de manera global: "España tiene la oportunidad de ponerse a la cabeza mundial", ha afirmado.

En su turno, la presidenta de la sociedad internacional de Biología del Desarrollo, Angela Nieto, ha explicado que en los estudios contra el cáncer y la fibrosis se ha comprobado el papel fundamental de unas células indispensables para el desarrollo embrionario: la Transición Epitelio mesenquima (EMT) o 'Snail', de cuyo estudio podría derivarse un tratamiento eficaz contra estas enfermedades y, quizá, otras.

Otro de los especialistas, el experto en biología computacional Amalio Telenti, ha asegurado que los avances científicos logran una mejoría "extraordinaria" contra el envejecimiento aunque ha advertido de que no deben "dejar atrás la calidad de vida" puesto que "el desastre sería alargar la vida en diez años pero con enfermedades crónicas".

Junto al presidente de la Diputación, César Sánchez, y el alcalde alicantino, Gabriel Echávarri, el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha abierto la jornada, y asegurado que los problemas socioeconómicos derivados de un retraso del envejecimiento "nunca serán una amenaza de estabilidad ni de excusa" para el sistema público de pensiones.

Ha añadido que la clave para garantizar los servicios con una población más longeva está en "la calidad del empleo, que permitiría elevar las aportaciones" a las arcas públicas: "Dejemos de tener miedo a la longevidad. No hay que tener miedo a los retos sino a la pasividad", ha recalcado el jefe del Consell.