• Martes, 17 de Julio de 2018

EN PRINCIPIO, PARA LOS PENSIONISTAS CON RENTAS MÁS BAJAS

Montón plantea la retirada del copago farmacéutico a los jubilados

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, ha adelantado en la Comisión de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Congreso su intención de retirar el copago farmacéutico a los pensionistas, y recuperar las cotizaciones a la Seguridad Social de las cuidadoras informales de dependientes.

La ministra plantea eliminar el copago farmacéutico de los pensionistas con rentas más bajas.
La ministra plantea eliminar el copago farmacéutico de los pensionistas con rentas más bajas.

Montón ha destacado entre sus prioridades el objetivo de "recuperar los derechos sanitarios y sociales arrebatados y rescatar personas que fueron expulsadas del sistema" en los últimos años.

Respecto a los copagos farmacéuticos introducidos a través del Real Decreto-ley 16/2012 la ministra de Sanidad ha destacado que existe la evidencia "de que la imposición de los copagos a pensionistas es una barrera en el acceso a los tratamientos y han contribuido a elevar las desigualdades".

Por ello, la eliminación de los copagos "es necesaria para garantizar la equidad". "Trabajamos para eliminar los copagos farmacéuticos durante esta legislatura, empezando por los pensionistas en situación de mayor vulnerabilidad", ha indicado.

Montón también se ha referido a la ley de Dependencia 39/2006, "impulsada por el Gobierno del Presidente Zapatero" que reconoció el cuarto pilar del estado del bienestar al garantizar el derecho a la promoción de la autonomía personal y la atención a las personas en situación de dependencia.

A este respecto la ministra ha trasladado que se recuperará el convenio especial en el sistema de la Seguridad Social de personas cuidadoras no profesionales y el abono por la Administración General del Estado de las cotizaciones a la Seguridad Social de estas personas. De esta medida se beneficiarán unas 180.000 personas. 

La ministra también ha señalado que el propósito del Gobierno es "recuperar en la agenda política la prioridad que merecen los derechos relacionados con los servicios sociales" y "revertir los recortes ejecutados no solo contra el sistema sanitario, sino también contra los sistemas de protección social".

Carmen Montón ha trasladado el objetivo de "consolidar el Sistema para la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia y activar las comisiones de trabajo relacionadas con las políticas sociales que hasta ahora se han mantenido inactivas".

En su intervención, la Ministra ha anunciado el aumento del presupuesto del Plan Concertado "para garantizar a la ciudadanía el derecho a los servicios sociales básicos en condiciones de igualdad".

Carmen Montón también ha comunicado la voluntad del Gobierno de cara a los presupuestos de 2019 de atender a la recuperación de la financiación del nivel mínimo del sistema de Dependencia y, de cara a la legislatura, del nivel acordado, en el marco de la colaboración entre administraciones.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, José Manuel Ramírez Navarro, se ha mostrado de acuerdo con esta medida, "una de las que estaban plateadas en el Pacto de Estado por la Dependencia que firmó el PSOE", y confía en que el desarrollo de ese pacto "sea completo".

Ramírez Navarro cree que hay que "alegrarse de que esas 170.00 mujeres, que en el año 2012 fueron expulsadas del Convenio Especial de la Seguridad Social" vayan a tener la oportunidad de beneficiarse de esta medida, que ha calificado de "muy importante".

No obstante, ha recordado que la reforma de la Ley de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia del Gobierno del PP también recortó un 15% la prestación económica que recibían las personas que se quedan en casa para cuidar de sus familiares dependientes. Así, espera que se revierta ese recorte del 15%, así como que se elimine la lista de espera de las casi 300.000 personas que "se encuentran en el limbo de la dependencia".

Por su parte, el presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Luis Cayo, hace una valoración "muy positiva" de la iniciativa anunciada por el Gobierno porque "lo que se produjo en 2012 fue un atropello, con los recortes en la Ley de Autonomía Personal y Dependencia". Así, ha señalado que habrá que conocer los detalles, como por ejemplo si tendrá carácter retroactivo.

Finalmente, Luis Cayo espera que esta sea la primera medida para "revertir los recortes" de 2012, como la rebaja del 15% de las ayudas para los cuidados en el entorno domiciliario, o que haya 300.000 personas con derecho reconocido y sin prestación, lo que "clama al cielo".