• Lunes, 18 de Junio de 2018

HASTA FINALES DE MAYO EN EL MUSEO DE BELLAS ARTES

"Goya y la corte ilustrada" en Bilbao

A través de las 96 obras que forman esta exposición organizada por el Museo del Prado, se cuenta el paso del pintor aragonés por la corte española del s.XVIII. Al celebrarse en Bilbao, la muestra ha querido reunir 11 retratos de Goya sobre personajes vascos y navarros del mundo político, comercial y militar de la época.

Ascensión de un globo Montgolfier en Aranjuez, Antonio Carnicero. Óleo sobre lienzo, 169 x 279, 5 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado.
Ascensión de un globo Montgolfier en Aranjuez, Antonio Carnicero. Óleo sobre lienzo, 169 x 279, 5 cm. Madrid, Museo Nacional del Prado.

El Museo de Bellas Artes de Bilbao acoge hasta finales de mayo la exposición Goya y la corte ilustrada, para la que el Museo del Prado, organizador de la muestra, ha reunido 96 obras, que analizan los años de Goya como pintor de corte y entre las que se encuentran obras tan emblemáticas como La gallina ciega, La vendimia o El otoño, y El pelele.

Además del núcleo de lienzos y cartones de Goya, la exposición se completa con obras de otros pintores relevantes del siglo XVIII –como Luis Paret, Mariano Maella, José del Castillo, Luis Meléndez, Antonio Carnicero o Lorenzo Tiépolo–, que contextualizan su trabajo y ponen de manifiesto la genial originalidad del aragonés. Por último, se ha añadido correspondencia con el amigo del pintor Martín Zapater (13 cartas originales), así como miniaturas, estampas y varias piezas de artes decorativas.

Junto al extenso trabajo de restauración llevado a cabo con ocasión de la exposición, la investigación realizada aporta algunas novedades, como la presentación de un nuevo retrato y una miniatura de Martín Zapater, realizados por Goya y por Francisca Ifigenia Meléndez (pintora de la Corte en 1794) respectivamente, y la atribución a Agustín Esteve de una copia de un retrato perdido que Goya realizó a Ramón Pignatelli.

Otras de las novedades que podrá verse en Bilbao son el lienzo Pantaleón Pérez de Nenín recién restaurado, así como la presentación contextualizada de la extraordinaria Vista de Bermeo de Luis Paret, recientemente adquirida por el museo.

Al tratarse de la primera exposición dedicada a la pintura de Goya en Bilbao, el museo presenta una sección propia en la que se pone de manifiesto la extensión de la corte al País Vasco, entre finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX.

Se incluyen aquí 11 personajes vascos y navarros retratados por Goya en estos años, una galería de personajes del mundo político, comercial y militar de la época: Miguel de Múzquiz y Goyeneche, marqués de Villar de Ladrón y conde de Gausa –ministro de Hacienda y promotor, en 1782, del Banco de San Carlos–; El general don José de Urrutia –único militar de su siglo en alcanzar ese grado por méritos propios y no por pertenecer a la nobleza–; el retrato en pareja de Martín Miguel y Juana Galarza de Goicoechea, consuegros de Goya de ascendencia navarra, o el de Leocadia Zorrilla, protegida y ama de llaves de Goya en sus años finales en Burdeos