• Martes, 17 de Julio de 2018

BARATOS Y EFICACES. ¡QUÉ MÁS QUIERES!

Siete trucos naturales de limpieza que funcionan

Estos trucos para limpiar se ha utilizado toda la vida y su eficacia está sobradamente comprobada. Además, los puedes hacer con cosas que normalmente tienes en casa.

1. Vinagre

El vinagre es un magnífico desinfectante y desengrasante. Y el fuerte olor desaparece una vez se seca. Funciona muy bien como potente limpiador, mezclado con tres partes de agua en la limpieza de espejos y cristales.

También es muy eficaz para eliminar la cal. Echa un chorrito en el lavavajillas en cada lavado los platos siempre quedarán relucientes.

Igualmente es un buen suavizante. Añade media taza de vinagre al ciclo de enjuague en lugar de suavizante. Asegúrate de usar siempre vinagre blanco, ya que otros tipos de vinagre pueden alterar el color de algunas prendas.

mayor_actual_vinagre

2. Aceite

Si quieres fregar el suelo de forma ecológica, disuelve tres cucharadas de bicarbonato de sodio en dos litros de agua caliente. Agrega media taza de vinagre y dos cucharaditas de aceite esencial de pino para conseguir un acabado perfumado.

mayor_actual_aceite

3. Limón

El zumo de limón se puede utilizar, por ejemplo, para eliminar el óxido superficial. Espolvorea un poco de sal sobre la superficie oxidada y aplica el zumo, déjalo actuar durante unas horas y frota posteriormente la parte afectada.

Para que la ropa blanca quede perfecta y con buen olor, corta la cáscara a un limón e introdúcela en una bolsita de tela. Átala y lávala con la ropa.

Un buen truco casero para que el lavavajillas quede limpísimo a la vez que eliminas el mal olor, es introducir en la cesta de los tenedores medio limón a la hora de realizar el lavado.

También puedes utilizar zumo de limón para disolver los residuos de jabón en el baño.

mayor_actual_limón

4. Bicarbonato

El bicarbonato es ideal para quitar manchas, evitar la humedad y mantener limpios los desagües. Actúa como desodorante y es excelente para limpiar la suciedad persistente.

Combinado con vinagre, puede ser usado como un limpiador de tuberías ecológico. Para ello, echa tres cuartos de taza de bicarbonato por el desagüe y posteriormente  la mitad de una taza de vinagre. Después vierte una olla de agua hirviendo por el desagüe y... adiós al atasco.

Para ayudar a absorber los olores desagradables de tu nevera o en la cocina, coloca un bote de bicarbonato abierto, ya verás qué diferencia.

Para eliminar el olor de las alfombras rocíalas con bicarbonato y pasa el aspirador a los 15 minutos.

mayor_actual_bicarbonato

5.  Agua oxigenada

 El agua oxigenada es uno de los mejores blanqueadores naturales que existen. Para limpiar los cubiertos de madera ennegrecidos sumérgelos de vez en cuando en agua tibia mezclada con agua oxigenada.

Para que las encimeras de mármol queden brillantes y sin grasa, límpialas con agua oxigenada y acláralas con agua.

Si has quemado ligeramente una prenda con la plancha  frota la zona quemada con agua oxigenada rebajada al 50% y un chorrito de limón. Posteriormente lava normalmente, pero evita secarla al sol.

mayor_actual_agua oxigenada

6.  Cebolla

La cebolla cruda o cocida proporciona limpieza y brillo en multitud de superficies. Es útil, por ejemplo, para los vidrios y cristales. Si al cocinar se quedan en el fondo de las ollas restos de comida, límpialas de la siguiente forma: ponlas a hervir en el fuego con un puñado de sal gorda y unas rodajas de cebolla. Al cabo de unos minutos la pasta se habrá despegado sola.

mayor_actual_cebolla_morada

7. Leche

La leche elimina manchas de bolígrafo en los tejidos fácilmente si sumerges la zona manchada en leche caliente y la dejas reposar durante unas horas. Después, lava la prenda como de costumbre.

También podrás recupera el color de las cortinas de baño con este truco: cuando notes que la humedad ha dejado unas manchas negruzcas en ellas, sumérgelas en un recipiente con leche y déjalas en remojo durante toda la noche. A la mañana siguiente, al aclararlas, descubrirás que la suciedad ha desaparecido.

mayor_actual_leche

8. Sal

Para limpiar el depósito de tu plancha y evitar que se atasque, rellénalo con una mezcla de agua, sal y vinagre. A continuación, enchufa el aparato y deja salir el vapor durante unos minutos.

Para evitar que tu ropa destiña, métela en un barreño con agua y sal para fijar los colores antes de lavar.

Para limpiar el horno, mezcla una taza de bicarbonato con 1/3 de taza de sal y otro 1/3 de taza de agua en un bol hasta formar una pasta. Aplícala sobre el horno y deja actuar la mezcla durante toda la noche. Al día siguiente frota con un estropajo y aclara con agua.

mayor_actual_sal