• Martes, 17 de Julio de 2018

SaludsinBulos combate las fakenews de salud

SaludsinBulos nace con el objetivo de identificar y desmontar la falsa información de salud en la Red.

Los bulos de salud se han multiplicado en la Red y ya suponen un tercio de las noticias falsas, según algunos analistas. Por eso ha nacido #SaludsinBulos, con el objetivo de identificar y desmontar la falsa información de salud en la Red. Se trata de una iniciativa de la agencia COM SALUD contado con la colaboración, desde su inicio, de la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES) y la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), y al que se han sumado sociedades científicas, asociaciones de pacientes, periodistas de salud, blogueros científicos e instituciones sanitarias.

El proyecto cuenta con una web (saludsinbulos.com) desde la que desmontamos las noticias falsas que nos llegan de los usuarios o de los profesionales sanitarios que colaboran con nosotros. Los bulos son de lo más variado, aunque muchos tienen relación con el cáncer: que si el aire acondicionado al arrancar el coche emite elementos tóxicos, que si el aceite de palma de una crema de chocolate causa cáncer, que los pintalabios contienen plomo capaz de producir cáncer de labio. Todo lo que apele a los miedos de la población y a ingredientes habituales de nuestra dieta y de los objetos con los que convivimos cada día es caldo de cultivo para la rumorología en salud. En muchas ocasiones hay una motivación económica: alguien se lucra ofreciendo productos y servicios, recibiendo donaciones o atacando a un competidor. En otros casos el motivo es más incierto, ya que no parece beneficiar a nadie, como el que relaciona la visión de ciertos videos a una donación de una entidad benéfica. Es falso pero tampoco perjudica. Tampoco faltan los personajes famosos que con irresponsabilidad y falta de información difunden barbaridades científicas, como que aspirar un limón previene el cáncer o que las vacunas tienen relación con el autismo. Por último, en otras ocasiones el origen se debe al deseo de ayudar. Ese “no sé si será cierto pero por si acaso lo difundo”, que ha propiciado cadenas de supuestas ayudas a niños que requieren un trasplante en Estados Unidos y que no son más que suministro para spam o para algunas cuentas corrientes de los supuestos padres.  

Dentro de la web saludsinbulos.com hemos incluido un apartado dedicado a las noticias de salud con titulares alarmistas. Tras muchas de esas informaciones se esconde un fondo de veracidad que un editor jefe, con el deseo de incrementar las visitas a un artículo, coloca un titular exagerado. Aquí encontramos desde sopas quema grasas a patatas fritas contra la calvicie o máquinas de resonancia que tragan personas. Un equipo de profesionales sanitarios desmonta estos titulares y explica qué hay de cierto en ellos.

Además de combatir los bulos en la web, las entidades colaboradoras se han unido con blogueros destacados para contestar los bulos más flagrantes a través de las redes sociales. Si todos actuamos de manera coordinada podremos frenar la propagación de estas fakenews que tanto daño hacen a la salud.