• Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

AMBOS COINCIDEN EN QUE LA PRESTACIÓN ECONÓMICA VINCULADA AL SERVICIO AGILIZARÍA LAS LISTAS DE ESPERA

AESTE y la Oficina del Defensor del Pueblo examinan la situación del sector de la Dependencia

La diferente financiación autonómica de las plazas residenciales y el control de los ratios, son algunos de los temas que abordaron en la reunión que han mantenido representantes de la Oficina del Defensor del Pueblo y de la patronal de residencias, AESTE.

Representantes de la Oficina del Defensor del Pueblo, y de la asociación de grandes empresas privadas de atención a la dependencia (AESTE), han mantenido una reunión en la que han podido analizar la situación del sector y de la aplicación de la Ley de Dependencia.

El encuentro se celebró a instancias de la patronal, tras la Comparecencia que el pasado mes de marzo realizó el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ante la Comisión de Políticas Sociales y Familia de la Asamblea de Madrid, en el que expuso las principales quejas que dirigen los ciudadanos a su Oficina sobre la atención residencial, como la insuficiencia de plazas y de dotación presupuestaria para este servicio; el funcionamiento de las residencias y la calidad en la atención, y los ingresos involuntarios en los centros de mayores.

Entre los temas que abordaron durante la reunión, estuvo la gran diferencia de financiación que existe en las autonomías españolas en lo que a precios de plaza residenciales se refiere, así como la necesaria implantación de unos estándares de calidad aplicables en todo el país. En este sentido, por parte de AESTE se señaló la necesidad de establecer un sistema de acreditación de centros que tuviera en cuenta las variables de financiación y capacidad operativa del centro, y que permita establecer una clasificación de los centros en distintos niveles, para atender a distintos tipos de residentes mayores.

Además, tanto la Oficina del Defensor del Pueblo como los representantes de la patronal de residencias, coincidieron en que “es vital” priorizar la Prestación Económica Vinculada al Servicio (PEVS) para agilizar las listas de esperas autonómicas y fomentar la libertad de elección del ciudadano.

En cuanto a la mejora de la calidad, se puso de manifiesto la necesidad de que las administraciones autonómicas hagan un control efectivo de las ratios vigentes y de su cumplimiento, sin discriminar el tipo de centro que inspeccionan. Se valoró también la necesidad de que los Presupuestos Generales del Estado sean finalistas en lo que se refiere a la financiación de la Dependencia, impidiendo que las autonomías destinen a otros fines el dinero reservado a la atención al colectivo de personas mayores.

Otros temas de discursión durante la reunión fueron, las medidas necesarias para poder implantar una coordinación sociosanitaria efectiva, así como la necesidad de trabajar con la Fiscalía la problemática en relación con los ingresos de mayores con deterioro cognitivo en centros residenciales.

Tras la reunión, AESTE asumió el compromiso de trasladar a la Oficina del Defensor del Pueblo, una serie de informes acordados, en base a los cuales podrán hacerse propuestas normativas y; recomendaciones a las distintas Cámaras, tanto nacionales como autonómicas, para evaluar y mejorar la situación del empleo en el sector de atención a la dependencia, la revisión de precios de las plazas residenciales, la evaluación de la calidad ofrecida en todos los centros residenciales, y una profundización en los distintos modelos de atención ofrecidos en nuestro país.