• Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

GUÍA DE LA FUNDACIÓN EDAD Y VIDA

8 cuestiones a tener en cuenta en la elección de una residencia

La Fundación Edad y Vida ha lanzado una guía con consejos para acertar en la elección de un centro residencial.

Además de valorar si el centro elegido cuenta con los recursos y el personal adecuados, la Fundación Edad y Vida considera importante fijarse en los siguientes aspectos:

1.- Comunicación con el entorno

La facilidad para acceder o salir del centro, ya sea en transporte público, caminando o en coche propio, hará que sea más cómodo entrar y salir de él. También es importante para facilitar tanto las visitas de familiares o amigos, como los desplazamientos de los propios residentes.

2.- Servicios necesarios

Es necesario que el cuidado en el centro se organice teniendo en cuenta las necesidades propias de cada persona y se ajusten a sus preferencias y deseos. Todo ello se reflejará en un plan de cuidado específico que abordará aspectos de salud, emocionales, de ocio, espirituales, de ejercicio, etcétera.

El centro debe contar con los servicios adecuados para proporcionar la atención necesaria para cada persona. Entre otros debe disponer de atención médica y de enfermería, atención psicosocial, rehabilitación y fisioterapia, animación sociocultural, terapia ocupacional y trabajo social.

Por otro lado, en algunos centros se pueden disponer de otros servicios como el asesoramiento de ayudas técnicos, el odontológico o sistemas de seguridad específicos.

3.- Actividades

Los centros pueden ofrecer diferentes actividades para mejorar la salud, el estado cognitivo, las relaciones sociales, etcétera. Todas ellas tienen el objetivo de mantener activa a la persona para que conserve su independencia y autoestima.

4.- Instalaciones

El entorno debe ser cómodo, tranquilo, limpio y amplio. El estado del edificio, su mobiliario y su decoración debe ser agradable para la persona que vivirá allí. Se debería visitar todo el centro, conocer cuántas personas viven, cómo son las habitaciones, las áreas de actividades y terapias y las zonas comunes en las que pasarán la mayor parte del día los usuarios.

Por otro lado, es importante comprobar que el centro está adaptado y que dispone de todas las ayudas y elementos necesarios para proporcionar una asistencia de calidad.

5.- Comidas

La alimentación es un elemento crucial en los cuidados. Debe ser variada, equilibrada y ajustadas a los gustos de las personas. Se debe valorar si existe la posibilidad de personalizar los menús según las necesidades de salud y si están supervisados por expertos.

6.- Valores del centro

Cuidar a la persona es algo mucho más complejo que la suma de la labor de los diferentes profesionales del centro. En la interacción diaria con las personas que viven en el centro se reflejan los valores del centro. Se debe respetar la dignidad de la persona, el trato debe ser cercano y respetuoso. Además, es positivo que se puedan personalizar los espacios y ser flexibles con los horarios de visitas. En resumen, la persona debe sentir que vivirá en su nueva casa.

7.- Comunicación

Los centros deben ser abiertos y transparentes en su comunicación. Es necesario consultar el reglamente del centro en el que se expliquen aspectos como su funcionamiento, los horarios de visitas, las actividades, los canales de comunicación o la información que comparte cada profesional.

8.- Condiciones económicas

El precio de la estancia varía en función de los servicios que ofrece, el nivel de cuidados, el equipo de profesionales y las características de las instalaciones. Es importante conocer las posibles reducciones que existan en la tarifa por diferentes motivos, así como las ayudas por la Ley de Dependencia.

La Fundación ha editado una serie de folletos y trípticos. Todos los documentos pueden descargarse en este enlace.