• Jueves, 20 de Septiembre de 2018

VALORACIÓN DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Suspensos y aprobados en la atención a la Dependencia

Diez Comunidades suspenden en la Escala de Valoración del Observatorio. Las tres comunidades con mayor puntuación son: Castilla y León (9,3), Castilla-La Mancha (8,2) y Andalucía (6,4). Y las tres comunidades con peor resultado son: Cataluña (2,5) Baleares (2,14) y Canarias (1,8).

El Observatorio de la Dependencia ha presentado su XVIII Dictamen, que analiza la situación de la atención a la dependencia en España. Entre los muchos datos que ofrece este informe se presenta una evaluación por comunidades autónomas en las que se puntúan distintos aspectos de la atención prestada y se elabora una clasificación entre las distintas comunidades.

Según esta evaluación, la nota media para el país es de 4,62, es decir, suspenso. Castilla y León Castilla-La Mancha y Andalucía son las que obtienen mejores resultados. Y las tres comunidades con peor nota son Cataluña, Baleares, y Canarias.

mayor_actual_observatorio_dependencia 2

Pero existen enormes diferencias entre unas comunidades y otras. Estos son los resultados obtenidos sobre una escala de 10 puntos:

Aprobados

Castilla y León, 9,29 puntos; Castilla-La Mancha, 8,21; Andalucía, 6,43; Galicia, 6,07; La Rioja, 6,07; Pais Vasco, 5,71; Región de Murcia, 5,71; Cantabria, 5,36.

Suspendidos

Navarra, 3,93 puntos; Comunidad de Madrid, 3,93; Comunidad Valenciana, 3,57; Ceuta y Melilla, 3,57; Asturias, 3,21; Aragón, 3,21; Extremadura, 2,5; Cataluña, 2,5; Baleares, 2,14; y por último, Canarias cierra como peor comunidad que atiende a sus ciudadanos dependientes, con una nota de 1,79 puntos.

Las comunidades más exigentes a la hora de permitir el acceso al sistema son Ceuta y Melilla, La Rioja, Madrid, Extremadura y Asturias, donde más del 24% de las personas dictaminadas no acceden al sistema.

En cuanto al limbo de la dependencia, es decir, las personas que tienen reconocido el derecho y están pendientes de recibir atención, las peores situadas son Cataluña, Canarias, La Rioja y Andalucía, donde más del 30% están en esta situación. 

Otro dato interesante es el del gasto por población potencialmente dependiente. Aquí, el País Vasco es la Comunidad que más gasta, con 970,09 euros, seguido de Cantabria, con 965,35 y Castilla-La Mancha, con 827,52 euros. Entre los que menos gastan por población potencialmente dependiente están Canarias, con 336 euros, Valencia, con 398 y Galicia, con 437 euros.  

Estas son las 14 ratios analizadas.

1. Personas beneficiarias sobre el total de la población potencialmente dependiente.

2. Solicitudes sobre el total de la población potencialmente dependiente.

3. Porcentaje de personas que no obtienen grado sobre el total de dictaminadas.

4. Personas con derecho, pendientes de servicio/prestación (Limbo).

5. Equilibrio servicios/prestaciones económicas.

6. Integración efectiva en la red de servicios sociales básicos.

7. Incremento interanual personas atendidas.

8. Gasto público en dependencia por población potencialmente dependiente.

9. Incremento/perdida de expedientes activos de grado III últimos 12 meses.

10. Transparencia y cuentas claras.

11. Sistemas de información en tiempo real y modelo de seguimiento sistematizado.

12. Empleo generado Sistema Dependencia en la CC.AA.

13. Ratio de Prestaciones por persona beneficiaria en las CC.AA. como indicio de calidad del sistema.

14. Ratio de servicios de proximidad frente a prestaciones económicas. En los servicios de proximidad: SAD y Centros de día y teleasistencia.