• Lunes, 22 de Octubre de 2018

PREVÉ QUE LA POBLACIÓN CREZCA ENTRE 4 Y 13 MILLONES EN 30 AÑOS

La AIReF cambia la pirámide demográfica del futuro

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, AIReF, pronostica una sociedad española en 2050 menos envejecida. Con una población entre 51 y 60 millones de personas en 2050, superan las proyecciones del INE y de Eurostat, que sitúan la cifra en 44 y 49 millones, respectivamente.

Pirámide de población en España en el 2050 según la AIReF.
Pirámide de población en España en el 2050 según la AIReF.

La AIReF ha decidido hacer sus propias proyecciones demográficas al considerar que los modelos utilizados hasta ahora, los difundidos por el INE y por Eurostat, en el largo plazo ignoran mucha información relevante de carácter estructural que no está contenida en el comportamiento de las series y que debe ser introducida de manera expresa.

En su documento, la AIReF estima que la población española aumentará entre 4 y 13 millones en los próximos 30 años para situarse entre los 51 y los 60 millones en 2050. Para ese año, la previsión de Eurostat se sitúa en 49 millones y la del INE en 44 millones.

 

El grueso de la discrepancia se encuentra en la población en edad de trabajar, que proporciona el límite natural al crecimiento del factor trabajo en cualquier economía. Así, mientras la AIReF prevé que en 2050 la población entre 16 y 66 años se sitúe en un nivel similar al actual, el INE y Eurostat prevén una contracción de 7 y 5 millones de personas respectivamente, que conduciría a la “japonización” de nuestra economía entendida como una aceptación pasiva del desafío demográfico, donde no tiene cabida ni la entrada de inmigrantes ni políticas de activación de la fecundidad.

Por lo que se refiere a la tasa de dependencia, la AIReF considera que podría duplicarse desde el 25% actual hasta un rango de entre el 45-60% en 2050. Este envejecimiento progresivo de la población, comparable al del INE o Eurostat, va a ejercer una presión creciente sobre el gasto público asociado al envejecimiento.

El estudio migratorio de la AIReF descansa sobre las investigaciones del profesor Jesús Fernández-Huertas de la Universidad Carlos III de Madrid, que estima los flujos bilaterales de migración para todos los países del mundo en el largo plazo. Según este análisis, España recibirá unos 270.000 inmigrantes netos al año de países de América Latina y el norte de África, fundamentalmente. Con estos datos, el peso de la inmigración sobre la población total pasaría del 10 al 15%, apunta la AIRef, que subraya que esta cifra se mantendría aún por debajo "de otros países de la OCDE".

Más personas trabajando

Aunque la población total sea mayor, la AIReF es más optimista en cuanto a qué cantidad de ciudadanos tendrá España en edad de trabajar: mientras que el INE prevé una contracción de unos 7 millones de personas en la franja de los 16 a 66 años, la autoridad fiscal independiente considera que el número no variará significativamente respecto al actual, y que se mantendrá "en torno a los 30 millones" de personas.

Estas nuevas previsiones demográficas con más población joven alimentada en parte por la inmigración podrían relajar, en los escenarios más optimistas de la AIReF, la tasa de dependencia (relación entre la población mayor y la población en edad de trabajar) respecto a la del INE: el organismo considera que esta tasa se puede duplicar del 25% actual hasta un rango del 45 -60% en 2050. Esta última cifra, el 60% de tasa de dependencia es la estimada por el INE. 

En un momento de gran debate sobre el aumento del gasto en pensiones de los próximos años, el estudio de la Airef muestra que el rumbo hacia una población más envejecida sigue estando ahí, pero con una gran diferencia en la cantidad de personas en edad de trabajar, entre las que se encontrarán los trabajadores que contribuyan a la Seguridad Social con sus cotizaciones sociales.

En la AIReF advierten de que, "a pesar de que el impacto económico de la inmigración en los países de destino suele ser positivo", el aumento de la llegada de extranjeros suele provocar "un sentimiento de rechazo y desconfianza". Los analistas precisan que estas ideas provienen en muchos casos "de una percepción errónea sobre la magnitud, naturaleza y efectos de la inmigración".

Más hijos: hasta 2 hijos por mujer en 2050

Las previsiones de la AIReF parten, sobre todo, de dos supuestos: el mencionado aumento de la inmigración, pero también en el crecimiento de la tasa de fecundidad por encima también de los cálculos del INE. 

Los analistas fiscales estiman que la tasa de fecundidad, que en la actualidad se sitúa en 1,3 hijos por mujer, alcance un número de entre los 1,8 a 2 hijos por mujer en 2050. Su previsión eleva notablemente la realizada por el INE (algo superior a 1,4 hijos). 

En opinión de los responsables del estudio, uno de los factores que está lastrando la fecundidad en la actualidad es la precariedad laboral, especialmente la temporalidad de los contratos de trabajo. Una mejora en este aspecto, apuntan, con un aumento del trabajo indefinido, podría incrementar a corto plazo la tasa de fecundidad.

También contribuiría a aumentar este indicador –aunque no de manera acusada– la llegada de inmigrantes, que "podría explicar un impulso adicional a la fecundidad de las residentes, como se observó en España en el periodo de 2000-2008", recoge el informe.

Además, fuentes de la AIReF subrayan que las políticas de fomento de la natalidad que han aplicado países de nuestro entorno europeo, como Alemania recientemente y Francia y los Países nórdicos desde hace años, han demostrado tener efectos positivos para elevar la fecundidad "en el corto plazo".

Pese a lo atrevido de las estimaciones, la AIReF se cura en salud al concluir manifestando que "considera que las previsiones deben ofrecerse con una medida realista de su nivel de incertidumbre, que en el largo plazo es muy elevada. Esto no debe entenderse como una menor precisión sino como un reconocimiento de la enorme dificultad que rodea a este tipo de fenómenos y un ejercicio de realismo".