• Miércoles, 23 de Enero de 2019

PROPONE TRABAJAR MÁS AÑOS Y MAYORES CARRERAS DE COTIZACIÓN

La AIReF propone eliminar el déficit de la Seguridad Social traspasándolo al Estado

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) estima un déficit estructural del Sistema de la Seguridad Social en la actualidad entre el 1,3 y el 1,5% del PIB. Recomienda eliminar este déficit a corto plazo y propone medidas a largo.

Jose Luis Escrivá, presidente de la AIReF.
Jose Luis Escrivá, presidente de la AIReF.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha publicado una Opinión sobre la Sostenibilidad de la Seguridad Social, en la que analiza a fondo los problemas a corto y a largo plazo de su situación financiera.

Esta Opinión responde a la constatación por parte de la AIReF de la existencia de un déficit estructural en la Seguridad Social, que sitúa entre el 1,3 y el 1,5% del PIB. A su juicio, es factible y deseable que dicho desequilibrio sea asumido por el Estado, y cerrar esta brecha, ya que visualizarlo como un problema del conjunto de las Administraciones Públicas (AAPP) permitiría reducir la incertidumbre existente respecto a la sostenibilidad de la Seguridad Social.

Para la AIReF, el continuo goteo de noticias referidas al déficit de la Seguridad Social implica dudas sobre su sostenibilidad, a la vez que desvía el foco de atención de los problemas a largo plazo derivados del envejecimiento de la población. En su opinión, también distorsiona la toma de decisiones tanto de pensionistas, sobre todo en lo referente a los ahorros y el consumo, y también los cotizantes, porque reduce sus incentivos a cotizar y les impulsa a tomar decisiones sobre el momento de su jubilación.

mayor_actual_airef 1

Para equilibrar ese déficit a corto plazo, la AIReF propone que el déficit sea asumido por el conjunto de las Administraciones. Plantea que a corto plazo se eleve en términos relativos de las cotizaciones destinadas a contingencias comunes (pago de pensiones) a costa de las asignadas al SEPE (pago por desempleo). Actualmente, de los casi 36 puntos de cotización, casi 8 puntos se destinan a las prestaciones por desempleo.

Propone la asunción por parte del Estado de determinados gastos que ahora soportan las cotizaciones

 

También propone la asunción por parte del Estado de determinados gastos que ahora soportan las cotizaciones, como son, entre otros, los gastos de funcionamiento de la Seguridad Social, de medidas de fomento del empleo consistentes en la reducción de cotizaciones, de las prestaciones por maternidad y paternidad y las subvenciones implícitas a regímenes especiales.

Propuestas a largo plazo

A largo plazo, la AIReF advierte que existen riesgos para la Seguridad Social por razones, fundamentalmente, del envejecimiento de la población, que serán más visibles a partir de mediados de la próxima década. Para afrontar esta situación, la AIReF plantea soluciones en la vía de la profundización en las reformas de 2011.

En primer lugar propone aumentar la edad real de jubilación. Según el organismo, la edad efectiva de jubilación en España (62,4 años) se sitúa por debajo de la media de los países OCDE (64,3 años) y presenta una de las mayores distancias respecto a la edad legal, llegando a alcanzar los 2,5 años.

mayor_actual_airef2

En segundo lugar propone ampliar el período de referencia para el cálculo de la pensión más allá de los 25 años actualmente previstos. Para la AIReF, este cálculo está por debajo del utilizado por los principales países de nuestro entorno, donde está generalizada la utilización de la carrera laboral completa. El impacto sobre el gasto en 2048 podría llegar a alcanzar los 2 puntos de PIB, cifra cercana al ahorro proporcionado por la implementación del IRP, minimizando a su vez el impacto en la tasa de cobertura.

Más allá de la próxima década, las presiones demográficas empiezan a tener un impacto significativo en las previsiones de gasto. En los próximos 30 años, este gasto se incrementaría ligeramente por debajo de 3 puntos de PIB en el escenario central de la AIReF, llegando a representar el 13,5% del PIB en 2048

De acuerdo con las estimaciones de la AIReF, la aplicación del IRP en ausencia de medidas de incremento de ingresos, hubiera supuesto una revalorización del 0,25% durante todo el periodo de referencia. Esto hubiera contenido el gasto en 2,1 puntos del PIB adicionales, reduciendo el gasto en pensiones en 2048 en el escenario central hasta el 11,3% desde el 13,4%.

No obstante, esta contención sería a costa de una reducción de 8 puntos de la tasa de cobertura de las pensiones respecto de los salarios. Esta reducción de la tasa de cobertura se explica por la pérdida continuada de poder adquisitivo de las pensiones durante cada uno de los años.

El documento publicado explica que "existen posibilidades de revalorización de las pensiones complementarias al IPC, como el crecimiento del PIB, de los ingresos del Estado o de las cotizaciones sociales que pueden conjugar el mantenimiento del poder adquisitivo con la sostenibilidad a largo plazo. La Comisión del Pacto de Toledo debe aún precisar cuál ha de ser la regla a aplicar a partir de 2020".