• Lunes, 10 de Diciembre de 2018

SI NO SE SUMAN LAS PATRONALES, SE APROBARÁ POR REAL DECRETO

Así es el subsidio para parados mayores de 52 años que preparan Gobierno y sindicatos

El diario Cinco Días ha adelantado las condiciones que están ultimando Gobierno y sindicatos el subsidio a parados mayores de 52 años.

El Gobierno y los sindicatos CC OO y UGT tienen prácticamente cerrado un acuerdo para reformar el actual subsidio por desempleo para mayores de 55 años, que ahora se adelanta a 52 años. A falta de algunos flecos, el Ministerio de Trabajo y las centrales sindicales están pendientes de que se sumen al acuerdo las patronales CEOE-Cepyme. Pero, si los empresarios no se sumaran finalmente a esta medida, se prevé que el Ejecutivo apruebe las nuevas condiciones para esta ayuda a través de un real decreto, según ha avanzado el secretario general de CC OO, Unai Sordo.

Algunos de los cambios que experimentará esta ayuda están, además, pactados entre el Gobierno socialista y Podemos en su acuerdo presupuestario (con un coste de 330 millones de euros para 2019). Estas modificaciones consisten fundamentalmente en la vuelta a la legislación que regulaba este subsidio antes de 2012 y 2013, cuando el Gobierno del PP endureció sus condiciones de acceso. Pero, además, los nuevos requisitos podrían incluir otros cambios promovidos por los sindicatos. Todas estas medidas aumentarán, en una cantidad aún indeterminada, el colectivo que cobra este subsidio y que ahora ronda las 250.000 personas.

Novedades

  • La edad a la que se podrá empezar a cobrar este subsidio se rebajará desde los actuales 55 años a 52 años, tal y como estaba antes de 2012. Según CC OO esta rebaja permitirá el cobro a unos 50.000 desempleados más que en la actualidad.
  • El nivel de renta para acceder a esta ayuda será medido de forma individual, teniendo en cuenta solo los ingresos del desempleado, tal y como ocurría hasta 2013. En aquel año el Gobierno modificó el criterio de forma que se tenían en cuenta las rentas familiares del desempleado. No obstante, este cambio es la única novedad que ya están aplicando las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) desde julio pasado, ya que el Tribunal Constitucional dictaminó que dicho criterio de renta familiar era inconstitucional y se debía volver a evaluar las rentas individuales del parado. Esta modificación podría incrementar un 20% las altas anuales de este subsidio, según los cálculos del Ejecutivo.
  • Los beneficiarios de este subsidio volverán a cotizar por una base equivalente al 125% de la base mínima del régimen general y no del 100% de dicha base, como ocurría en la actualidad.
  • A partir de que se aprueben estos nuevos criterios, los perceptores de esta ayuda podrán acceder a la jubilación en el momento que ellos quieran (jubilación anticipada voluntaria, forzosa o a la edad legal ordinaria) siempre y cuando cumplan los requisitos para ello. De esta forma, ya no estarán obligados a jubilarse de forma anticipada -con el consecuente recorte de la pensión- en el primer momento que puedan hacerlo. Este cambio beneficiaría a unas 30.000 personas, según CC OO. Además, otra de las novedades que se negocian en esta materia, y que es el principal fleco que queda por cerrar, es que los años de cobro de este subsidio se tenga en cuenta a la hora de contabilizar los dos años que se deben haber cotizado para acceder a una pensión de jubilación dentro de los últimos diez años y como periodo de carencia para el acceso a las jubilaciones anticipadas.
  • Aquellos trabajadores que solo cobran una parte del subsidio por desempleo porque provienen de un empleo a tiempo parcial, pasarán a recibir el subsidio completo, si sale adelante el acuerdo entre los sindicatos y el Gobierno.
  • Otro de los requisitos que se eliminará, si se aprueba finalmente este pacto, es que el desempleado no tenga que acceder forzosamente desde una situación de cobro de una prestación por desempleo o tras haber estado contratado al menos tres meses.