• Domingo, 21 de Octubre de 2018

MILES DE PERSONAS SE MANIFIESTAN EN LAS CAPITALES VASCAS

Continúa la movilización en Euskadi en defensa de las pensiones

Derogación de la reforma de 2013, revalorización conforme al IPC, blindaje constitucional y pensiones mínimas de 1.080 euros, entre las reivindicaciones de los manifestantes.

Los jubilados recorriendo el centro de Bilbao. Foto: Ignacio Pérez.
Los jubilados recorriendo el centro de Bilbao. Foto: Ignacio Pérez.

Bilbao sigue siendo el estandarte de las movilizaciones en defensa del sistema de pensiones. Hoy lunes, tras 22 lunes seguidos de movilización, alrededor de 5.000 personas han recorrido las calles del casco viejo reclamando pensiones dignas "gobierne quien gobierne".

Esta vez los miles de manifestantes se han desplazado desde el ayuntamiento a la plaza Moyua, donde los portavoces de los pensionistas han leído un comunicado en el que han reivindicado el papel que han desempeñado en la caída del Gobierno de Mariano Rajoy, "el que nos aplicó la subida del 0,25% y el que puso en marcha la reforma de las pensiones de 2013".

Los manifestantes han recordado al nuevo Gobierno la necesidad de incrementar las prestaciones que cobran los jubilados en línea con el IPC, así como la derogación del factor de sostenibilidad –aplazado hasta 2023– y una pensión mínima de 1.080 euros. Otras de sus peticiones son "la superación de la brecha de género. Un Gobierno que en su composición demuestra aplicar criterios de paridad, debería dar una respuesta positiva ante tanta discriminación", declaran los pensionistas vascos, que exigen un reparto "más justo de una riqueza que en una medida importante hemos generado nosotros".

Con similares reivindicaciones se han manifestado centenares de personas en Vitoria, y en San Sebastián, la concentración que la Asamblea de Jubilados y Pensionistas de Alderdi Eder celebra cada lunes frente al Ayuntamiento se ha trasladado por la fuerte lluvia que caía a mediodía a los soportales del Palacio de la Diputación de Gipuzkoa. Los manifestantes solicitan al gobierno vasco que complementen las pensiones hasta los 1.080 euros de mínima.