• Lunes, 10 de Diciembre de 2018

INFORME DE LA FUNDACIÓN ECONÓMICA DE ESTUDIOS APLICADOS

"La contrarreforma que está considerando el Pacto de Toledo podría hacer el sistema inviable"

Un informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, Fedea, alerta de que "un cambio de política en la línea que parece estar contemplando el Pacto de Toledo sería de dudosa equidad y derivaría en un fuerte aumento de la presión sobre unas cuentas públicas ya deficitarias".

Miguel Ángel García, Ángel de la Fuente y Alfonso Sánchez, en la presentación del último informe de Fedea sobre pensiones.
Miguel Ángel García, Ángel de la Fuente y Alfonso Sánchez, en la presentación del último informe de Fedea sobre pensiones.

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada, Fedea, ha presentado el informe ¿Hacia una nueva reforma de las pensiones? Notas para el Pacto de Toledo, realizado por los analistas Angel de la Fuente, Miguel Angel García Díaz y Alfonso R. Sánchez, en el que se analizan las posibles consecuencias de la derogación de la reforma de 2013 de la normativa sobre pensiones.

Según los autores del informe, derogar la reforma de 2013 sin un plan alternativo pondría en riesgo la viabilidad del sistema de pensiones y la equidad intergeneracional.

En promedio durante el próximo medio siglo, la supresión de la reforma añadiría entre 3,0 y 3,6 puntos de PIB al déficit anual del sistema de Seguridad Social (que ahora está en el 1,6% del PIB), dependiendo de la evolución de los flujos migratorios.

"No existe ninguna forma indolora de financiar este mayor déficit"

 

Para Fedea esto supone un reto importante para unas cuentas públicas que no parten de una situación muy saneada, con un déficit de más de 2 puntos en la mejor parte del ciclo actual y un volumen de deuda en torno al 100% del PIB.

Según los autores del informe no existe ninguna forma indolora de financiar este mayor déficit. "Si intentamos hacerlo con deuda, ésta aumentará rápidamente hasta niveles insostenibles y surge el peligro de un ajuste traumático de las pensiones que concentraría los costes en ciertas cohortes de pensionistas futuros. Si lo hacemos con subidas de cotizaciones y/o impuestos, el incremento de la presión fiscal sobre ciertas cohortes de activos presentes y futuros tendrá que ser injustamente grande. Las pensiones podrían llegar a absorber hasta un tercio de las rentas totales del trabajo, lo que exigiría incrementar las cotizaciones en más de un 80%. Esto tendría efectos muy negativos sobre el empleo y la inversión y sobre la renta disponible de los ocupados".

Fedea propone que se elabore un plan realista y detallado de ingresos y gastos durante las próximas tres décadas para garantizar el equilibrio financiero del sistema y un reparto equilibrado de los esfuerzos necesarios entre diversos colectivos.

"Las pensiones mínimas deberían subir con el IPC para garantizar la suficiencia del sistema. Para las demás, deberían introducirse reglas"

 

Este plan debería incluir medidas de contención del gasto distribuidas entre los pensionistas actuales y futuros, así como incrementos de ingresos provenientes no sólo de los trabajadores activos sino de toda la sociedad.

Sobre el tema de la revalorización, la fundación explica que las pensiones mínimas deberían subir con el IPC para garantizar la suficiencia del sistema. Para las demás, debería introducirse una regla de actualización que sea sensible a la evolución de la actividad económica y por lo tanto a la situación financiera del sistema, aunque de forma menos drástica que el actual índice de revalorización.

Según ha explicado el director de Fedea y uno de los autores del informe, Ángel de la Fuente, el índice de salud financiera del sistema se encuentra en la actualidad en el 0,85%, es decir, que el sistema ingresa el 85% de lo que gasta, lo que aplicado a la inflación prevista (2%), daría un incremento de sólo el 1,7%.

"Fedea aboga por ampliar a toda la vida laboral el cómputo para calcular la pensión"

 

Este mecanismo, que supondría un ahorro en pensiones de 435 millones de euros este año, "ayudaría a frenar el gasto cuando las cosas van mal y a incrementarlo en caso de superávit", ha asegurado De la Fuente, quien ha considerado que de esta forma los pensionistas "se convertirán en accionistas de España SA".

Asimismo, Fedea aboga por ampliar a toda la vida laboral el cómputo para calcular la pensión, así como establecer la relación entre lo que se cobra en pensiones y las aportaciones realizadas, capitalizadas de acuerdo con el crecimiento de la economía, mediante las cuentas  nocionales.

Asimismo, García calcula que el gasto en pensiones sobre el PIB será del 1,23 % de media hasta 2040 y aumentará después hasta el 1,5 %.

Para Fedea, parte de la solución puede venir de la mano del incremento de la natalidad, la mejora de la productividad y, principalmente, de la llegada de trabajadores hispanoparlantes y bien cualificados.

Los inmigrantes pueden aliviar transitoriamente los niveles financieros del sistema en el futuro si se deroga la reforma de 2013 y no se toman medidas alternativas, pero no podrán solucionarlo, según otro de los autores del informe, Alfonso Sánchez.

"En una fase avanzada", ha añadido, se acumularía un nivel de deuda importante, con un ajuste fiscal significativo, y permanecería el riesgo de una situación de crisis del sistema que, de caer, conllevaría un recorte de la pensión a la mitad de su cuantía.

Consulta aquí el informe completo