• Lunes, 10 de Diciembre de 2018

LA SUBIDA PACTADA EN LOS PGE SE HACE EFECTIVA ESTE MES

Cuanto suben las pensiones en agosto

Las pensiones suben en agosto conforme a lo acordado en los presupuestos Generales del Estado. La media de jubilación queda en 1.101,73 euros.

A partir de agosto los pensionistas verán actualizadas sus prestaciones una vez pagados los atrasos el pasado 27 de julio.

Con la subida aprobada en los PGE y que se hace efectiva en agosto, la pensión media del sistema traspasa la barrera de los 950 euros y se sitúa en los 956,13 euros al mes en agosto, lo que supone que en la última década ha subido de media 230,9 euros. La pensión media de jubilación, subirá en agosto hasta los 1.101,73 euros al mes, lo que significa 280 euros más que en 2008. A su vez, la pensión máxima se incrementa hasta los 2.614,96 euros mensuales.

La pensión mínima de jubilación para los mayores de 65 años y con cónyuge a cargo se sitúa en 810,6 euros mensuales; las pensiones del Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI) alcanzarán los 420,50 euros al mes y las pensiones no contributivas se quedarán en 380,1 euros mensuales. En cuanto al límite de ingresos, compatible con el cobro de pensión mínima, será de 7.347,99 euros anuales.

También se incrementan las prestaciones familiares por hijo a cargo mayor de 18 años con discapacidad del 65% o superior que, tras aplicar el 2,75%, quedarán fijadas en 4.561,20 euros al año. Si la discapacidad es del 75% o superior, el importe se eleva hasta los 6.842,40 euros por año.

Además, el límite de ingresos para tener derecho a las prestaciones por hijo a cargo menor de 18 años, sin discapacidad, queda fijado en 11.953,94 euros al año, y 17.991,42 en el caso de familias numerosas. Se incrementará en 2.914,12 euros al año por cada hijo a partir de cuatro.

Por último, la pensión de viudedad se calculará aplicando el 56% de la base reguladora, es decir, se aumenta el porcentaje en 4%. Desde el próximo 1 de enero de 2019, la viudedad será el 60% de la base reguladora, culminando la subida de 8%.

Esta subida beneficia a las personas con 65 o más años y que no perciben ingresos por trabajo ni otras pensiones, y la notarán a partir de la nómina de agosto. En el caso de que sean pensiones complementadas a mínimos, no percibirán variación en la paga.