• Sábado, 22 de Septiembre de 2018

MUEVE FICHA TRAS LAS MOVILIZACIONES

El Gobierno planea bajar el IRPF a los pensionistas

Hacienda está planeando imponer un tipo impositivo menor al IRPF de los jubilados con pensiones más bajas.

El ministro de Hacienda y de la Función Pública, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda y de la Función Pública, Cristóbal Montoro.

Las movilizaciones de los jubilados obligan a mover ficha al Gobierno. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro ha confirmado este martes que el Gobierno trabaja para incluir en los Presupuestos de 2018 una deducción en cuota en el IRPF para reconocer los “costes inherentes” que se dan cuando las personas alcanzan una edad “muy avanzada”, como los referidos a la discapacidad.

Montoro ha explicado que la “idea” del Ejecutivo es aprobar una deducción en el IRPF para reconocer que cuando una persona alcanza esas edades afronta unos costes asociados que pueden resultar abultados. “Esa es la idea que también llevaremos próximamente a la ley del IRPF”; ha precisado.

La medida, a la espera de concretarse, no afectará a todos los jubilados, sino a aquellos con pensiones más modestas con el objetivo de que puedan ver mejorada su pensión.

La solución pasa por aprobar esta rebaja fiscal para los españoles de mayor edad utilizando la vía del Real-Decreto. La intención del Ejecutivo es la de pactar antes con los grupos parlamentarios los términos de esa futura medida legislativa. En el Ejecutivo se muestran dispuestos a negociar con PSOE y Cs los términos de esta rebaja fiscal para los mayores de 65 años. 

Para Anatolio Díaz Merino, secretario general de Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT, "habría que ver en profundidad la propuesta del ministro, que por ahora desconocemos, pero desde UGT defendemos que las pensiones por debajo del salario mínimo interprofesional, y aquellas que tienen diferentes cargas familiares, no deberían estar sujetas a ningún tipo de tributación".

Por su parte, el portavoz de la Coordinadora Estatal para la Defensa del Sistema Público de Pensiones, Domiciano Sandoval, "sin conocer en profundidad la propuesta, desde la Coordinadora defendemos que no haya ninguna pensión por debajo de los 1.080 euros, que es lo que estipula la Carta Social Europea. Por debajo de esa cifra no se debería pagar IRPF, pero las pensiones que estén por encima sí tendrían que pagar". 

PP y Cs ya cerraron el pasado verano un acuerdo para abordar una rebaja fiscal en la que se incluía una deducción específica en el IRPF para los jubilados. Se trataba de un incentivo fiscal de nueva creación para rebajar el impuesto sobre la Renta a los mayores de 65 con pensiones más bajas. Es decir, el acuerdo afectaba a los colectivos con un mayor riesgo y con menos ingresos. Esta negociación quedó estancada por el referéndum independentista en Cataluña y la aplicación del artículo 155.