• Miércoles, 23 de Enero de 2019

CONVOCADOS POR COESPE Y POR LAS PLATAFORMAS VASCAS

Miles de personas en toda España salen a la calle por unas pensiones dignas

Bilbao vuelve a ser la ciudad donde más personas se han manifestado, cerca de 25.000. En Madrid se reúnen cerca de un millar de personas que recorrieron desde Cibeles a la Puerta del Sol.

Imagen de una pancarta en la manifestación de Madrid.
Imagen de una pancarta en la manifestación de Madrid.

Miles de ciudadanos se manifestaron el sábado en más de 70 localidades en defensa de una pensiones dignas.

La mejora de las pensiones, el mantenimiento del sistema público y la petición de una pensión mínima de 1.080 euros al mes eran las peticiones que enarbolaron los manifestantes.

La concentración más multitudinaria —25.000 personas, según la Policía Municipal— ha tenido lugar en Bilbao, donde se ha subrayado que continuarán "presionando" a los Gobiernos central y vasco "para conseguir una respuesta justa" a sus reivindicaciones que han prendido también en las calles de San Sebastián y Vitoria.

Madrid ha acogido la otra gran marcha de la jornada convocados por la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones, convocante también de la mayoría de las concentraciones y manifestaciones bajo el lema "Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden". "Viejos pero no tontos" o "pensiones dignas ya" son algunas de las consignas coreadas en esta manifestación que ha transitado de Cibeles a la Puerta del Sol, en contra de los sistemas privados de pensiones y reivindicando, además, la eliminación del copago farmacéutico o ayudas bucodentales.

A través del portavoz de la Coordinadora en Madrid, Leopoldo Pelayo, los convocantes han criticado, asimismo, el "tacticismo político" que en su opinión sostienen tanto PP como PSOE de cara a las próximas convocatorias electorales, sin "plantear soluciones profundas a las necesidades de los ciudadanos".

En Barcelona, donde se ha incidido en que desaparezcan las diferencias entre las pensiones que cobran los hombres y las mujeres, la protesta convocada por la organización Marea Pensionista ha concentrado a centenares de personas en el centro de la ciudad.

Bajo el lema "Sin movilización, no hay solución", las principales capitales de Andalucía, especialmente Córdoba, se han sumado a las reivindicaciones y los ataques contra los integrantes del Pacto de Toledo, de los que han dicho que "no son trigo limpio".

Colectivos de pensionistas, movimientos sociales y de estudiantes también han recorrido el centro de Valencia por un sistema público de pensiones "digno", que revierta los decretos de 2011 y 2013, los cuales "activaron la revisión de las pensiones según el 0,25 y el factor de sostenibilidad", ha indicado José García Royo, portavoz de la Coordinadora de esta ciudad.

"Por encima del pago de la deuda, de la condescendencia con quienes poseen la riqueza y de vaivenes partidistas, a la hora de decidir el destino del dinero hay que priorizar necesidades, partiendo de los miles de personas y hogares que malviven en la pobreza", ha dicho Joaquín Almoguera, portavoz del colectivo que ha movilizado a varios cientos de personas en Pamplona.

En Asturias, se han organizado concentraciones en Gijón, Mieres, Piedras Blancas y Oviedo, ésta última, frente al Ayuntamiento de la ciudad, donde se han dado cita cerca de un centenar de personas.

Cifras similares se han dado en protesta por una financiación de la ley de Dependencia en Cantabria, con Santander con epicentro. Allí el portavoz de la Coordinadora, Gonzalo Barredo, ha asegurado que hay mucho que reivindicar, porque hasta ahora no se ha conseguido más que un índice de precios de consumo (IPC) teórico en la revalorización de las pensiones.

En Valladolid más de un centenar de personas, según la organización, también se han dado cita para reclamar una pensión mínima que debería ser de 1.080 euros, "según marca la carta social europea". La portavoz de la coordinadora por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, Carmen Pérez, ha pedido además a todas las fuerzas progresistas que defiendan la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros al mes, la subida del IPC a las pensiones y que se recoja en la Constitución la universalidad de la sanidad y la eliminación del copago farmacéutico como un principio de recuperación de lo perdido".

Las protestas se han extendido a los dos archipiélagos españoles, con unas 400 personas concentradas en Santa Cruz de Tenerife, donde se ha achacado la situación a unos salarios bajos, en especial en Canarias, y con cerca de un centenar de jubilados en Ibiza para reclamar el blindaje de las pensiones.

En un comunicado, la organización COESPE ha manifestado que "a pesar de todo, vamos a continuar luchando y peleando. Y lo haremos, dotándonos en nuestra III Asamblea, de una buena estructura organizativa y de unos documentos que fortalezcan y blinden el movimiento de injerencias externas no deseables. Hoy a pesar de todo, de tratar de desmovilizarnos con las migajas del IPC de este año y del que viene; de que las organizaciones  que habrían de estar haciendo este trabajo no solo no lo hagan, sino que lo entorpezcan; hoy, después de haber aguantado críticas durísimas desde dentro y de fuera del movimiento, podemos sentirnos realmente orgullosas y orgullosos: hoy cerramos el año, como no se podía hacer mejor, con una gran demostración de fuerza en la calle, con una semilla plantada, que estamos seguros dará pronto frutos".