• Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

INFORME SOBRE LA PROTECCIÓN SOCIAL DE LOS MAYORES EN EL MUNDO

La OIT defiende los sistemas públicos de pensiones

La Organización Internacional del Trabajo, OIT, ha presentado el informe "Protección social para las personas de edad: Principales tendencias de las políticas y estadísticas 2017-19", donde alertas de las desigualdades y de la ineficiencia de los sistemas privados de pensiones.

La OIT acaba de presentar su informe Social Protection for older persons: Key policy trends and statistics 2017-19  (Protección social para las personas de edad: Principales tendencias de las políticas y estadísticas 2017-19) donde analiza el desarrollo de los sistemas de protección social en el mundo.

En el informe se destaca que en los países con ingresos más altos, sistemas de protección social desarrollados y población que envejece, el mayor desafío es mantener un equilibrio entre la sostenibilidad financiera de los sistemas de pensión y prestaciones adecuadas para los mayores.

“Las políticas recientes de austeridad o consolidación fiscal también han afectado la adecuación de las prestaciones. En diversos países, estas reformas fueron adoptadas teniendo en cuenta un objetivo fiscal, sin llevar a cabo una apropiada evaluación del impacto social negativo, lo que amenaza el cumplimiento de las normas mínimas en materia de seguridad social y afecta al contrato social. Como consecuencia, los niveles de pobreza de la personas mayores están aumentando en varios países de la OCDE”, explicó Isabel Ortiz, directora del Departamento de Protección Social de la OIT.

El informe insta a los países a diseñar las reformas de la seguridad social de forma equilibrada.

“Los países que introducen reformas en sus sistemas de pensiones deben encontrar un equilibrio adecuado entre los objetivos de la sostenibilidad y las prestaciones por jubilación a fin de cumplir con el objetivo de los sistemas de pensiones”, agregó Fabio Duran-Valverde, Jefe de Finanzas Públicas, Servicios Actuariales y Estadísticos de la OIT.

Un análisis de los sistemas de pensión en todo el mundo muestra que los sistemas públicos, basados en la solidaridad y la financiación colectiva, son la forma más extendida de protección de la vejez a nivel mundial.

La privatización no es la solución

Según el informe, las políticas de privatización de las pensiones, que unos 30 países ya habían adoptado, no arrojaron los resultados esperados, ya que la cobertura y las prestaciones no aumentaron, las desigualdades entre hombres y mujeres se agravaron, mientras que los riesgos sistémicos afectaron a los individuos y la situación fiscal empeoró.
Como resultado, la mayoría de los países están revirtiendo las medidas de privatización y regresando a los sistemas públicos basados en la solidaridad.

“La privatización de las pensiones trajo muchas promesas, incluidos niveles más altos de prestaciones, extensión de la cobertura y costos fiscales más bajos. Sin embargo, los sistemas privatizados obtuvieron resultados inferiores a lo esperado y este es el motivo por el cual los países regresan a los sistemas públicos”, concluyó Isabel Ortiz.

La OIT además lanza un Conjunto de herramientas en materia de pensiones en línea  que ofrece instrumentos clave relacionados con el diseño de sistemas de pensiones, opciones políticas, adecuación de las prestaciones, estadísticas, tutoriales en video, estudios de país y más. Un calculador de costes de pisos de protección social  permite estimar los costos de las pensiones sociales no contributivas.