• Lunes, 10 de Diciembre de 2018

LA SUBIDA DEL 60% DE LA BASE REGULADORA PUEDE NO SER EFECTIVA

La paradoja de la subida de las pensiones de viudedad

Las viudas con pensiones más bajas puede que no vean aumentado el importe de la pensión que reciben.

La Ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez anunció la semana pasada en el Congreso que el Gobierno va a tramitar de manera inminente un real decreto para dar cumplimiento a la disposición adicional trigésima de la Ley 27/2011, para que la cuantía de la pensión de viudedad se calcule sobre el 60% de la base reguladora (actualmente se calcula con el 52%), cuando en la persona beneficiaria tenga una edad igual o superior a 65 años; no tenga derecho a otra pensión pública; no percibir ingresos por la realización de trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia; y que los rendimientos o rentas percibidos, diferentes de los arriba señalados, no superen, en cómputo anual, el límite de ingresos que esté establecido en cada momento para ser beneficiario de la pensión mínima de viudedad.

Pero se da la paradoja de que las viudas con pensiones más bajas, quizá no vean aumentar el importe de la pensión que reciben. Así lo entiende la presidenta de la Confederación de Federaciones y Asociaciones de Viudas Hispania, Confav, Mayte Bilbao, "hay que ver cómo se desarrolla el proyecto. Hoy por Ley ninguna viuda cobra menos de 637,70 euros, que es lo establecido para 2017. La pensión puede ser menor, pero hay un complemento llamado RGI (Renta de Garantía de Ingresos) que completa hasta esos 637,70 euros. Si se sube la base reguladora de la pensión pero no se sube el complemento, al final se seguirán cobrando 637,70 euros".

Efectivamente, la pensión mínima de viudedad está fijada este año en los 637,70 euros. Hay viudas cuyas pensiones están por debajo de este importe, pero el Estado aporta el llamado complemento a mínimos hasta llegar a esta cantidad. Con la subida contemplada en el proyecto de real recreto se puede dar la circunstancia de que suba la base reguladora en pensiones por debajo de 637,70 euros, pero estas viudas reciban la misma cantidad ya que el complemento no se varía. A 1 de noviembre en España había más de 1.000.000 de pensiones de viudedad por debajo de ese importe.

Desde Confav se pide que ninguna pensión de viudedad esté por debajo de los 700 euros, y que se aplique el 70% de la base reguladora para las pensiones más bajas.

El Proyecto de Real Decreto Ley se ha publicado en el portal del Ministerio de Empleo y Seguridad Social para cumplir con el trámite de audiencia e información pública.

La subida de las pensiones de viudedad se producirá en enero de 2019. Así aparece en el Proyecto de Real Decreto que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha publicado en su portal para que pueda ser consultado y completado por ciudadanos e instituciones hasta el 22 de diciembre de este año.

En el proyecto se explicita que a partir de 1 de enero de 2019, se aplicará el 60 por ciento. hasta entonces, se aplicará un 53% de la base reguladora para calcular la pensión. 

Durante la discusión de la moción presentada por el Grupo Socialista sobre este tema, Rafael Simancas manifestó que "hace seis años esta Cámara aprobó una mejora para las pensiones que cobran las viudas mayores de 65 años en riesgo de pobreza. En el año 2012 y en el año 2013, el Gobierno del Partido Popular decidió no aplicar esta mejora de las pensiones porque estábamos en recesión, decían. Fue un error. En el año 2014, en el año 2015 y en el año 2016 ya no estábamos en recesión, pero el Gobierno del Partido Popular siguió sin aplicar esta mejora en las pensiones de viudedad porque, al parecer, según el Gobierno, España no se lo podía permitir. Fue una injusticia. Este año 2017 la economía española ya crece por encima del 3%, pero el Gobierno del Partido Popular sigue sin aplicar esta mejora justa sobre las pensiones de nuestras viudas porque, al parecer, prefiere financiar con los recursos disponibles los rescates a las concesionarias de autopistas de peaje. Esto ya no es un error, esto ya no es solo una injusticia, esto es una inmoralidad". Y concluyó afirmando que "ustedes no aplican la Lay porque quieren esperar al año que viene, quieren esperar a que en el año 2018 ya no tengan que hacer frente al gasto que supondría actualizar las pensiones de viudedad para este año 2017.

Para Carles Campuzano, del grupo Mixto, "sería bueno reclamarle al Gobierno que en el despliegue de esa previsión legal sea diligente, que no tardásemos demasiados años en alcanzar el 60% de la base reguladora a aplicar, porque seguramente en el camino van a quedar muchas personas que ya no nos acompañarán y que no podrán beneficiarse de esa mejora. Eso ha pasado durante estos años".

Por su parte, Sofía Fernández Castañón del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, afirmó que "el 93% de las personas que reciben estas pensiones son mujeres y el 75% de las beneficiarias tienen más de setenta años y perciben las más bajas, entre 380 y 470 euros. Y entre 380 y 470 euros significa que tienes que elegir entre no pasar frío o poder comer pescado. Estamos hablando de pobreza".

Gerardo Camps, del Grupo Popular confirmó que "el Gobierno va a tramitar de manera inminente un real decreto para dar cumplimiento a la disposición adicional trigésima de la Ley 27/2011". Para declarar a continuación que "las pensiones de viudedad en nuestro país tienen un régimen jurídico mejor y son más altas que en el resto de países de nuestro entorno, pero no por ello —no es una justificación— hay que dejar de preocuparse por este colectivo". Y justificó la entrada en vigor en 2019 alegando que "en este ejercicio no hay dotación presupuestaria para un incremento tan grande. Estamos hablando de más de 800 millones de euros. Pero es que con los presupuestos prorrogados para el ejercicio 2018 tampoco caben subidas que vayan más allá del 1% que ya ha anunciado la ministra", concluyó Camps.