• Jueves, 18 de Octubre de 2018

EL FACTOR DE SOSTENIBILIDAD ENTRARÁ EN VIGOR EN 2023

Las pensiones subirán conforme al IPC en 2018 y 2019

La aprobación de los Presupuestos ha precipitado ambas medidas planteadas por el Partido Nacionalista Vasco, PNV, y deja fuera de juego, una vez más, al Pacto de Toledo.

El ministro Cristóbal Montoro en el debate de Presupuestos.
El ministro Cristóbal Montoro en el debate de Presupuestos.

La negociación para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado ha resultado decisiva para que el Gobierno acepte decida subir todas las pensiones de acuerdo con el IPC con efectos retroactivos para este año, y también el año 2019.

Del mismo modo, la base reguladora de las pensiones de viudedad subirán cuatro puntos este año 2018 hasta el 56%, y otro cuatro puntos en 2019, hasta el 60%. Por último, el Grupo Vasco ha arrancado el compromiso de retrasar el Factor de Sostenibilidad al menos hasta el año 2023.

De este modo, quedan desactivadas las dos medidas fundamentales que planteaba la reforma de las pensiones aprobada por el PP en 2013.

La movilización social de los ciudadanos en defensa del sistema de pensiones desarrollada durante los últimos meses, ha obligado al Gobierno a aceptar estas medidas planteadas por el PNV, que se apunta un tanto que no le corresponde del todo.

Una vez más queda retratado el Pacto de Toledo, institución que pierde entidad, ya que, al igual que sucedió con la reforma de 2013, su papel en la adopción de estas medidas ha sido irrelevante. Un acuerdo nacional en materia de pensiones parece, hoy por hoy, muy lejos de conseguirse.

Por otra parte, habrá que estar atento a la reacción de Bruselas. Las reformas de las pensiones de 2011 y 2013 fueron bien valoradas por Europa, donde se veía con buenos ojos la contención del gasto que suponían a medio y largo plazo. La Comisión advirtió en marzo de que las reformas de 2011 y 2013 no eran el final del camino y que quedaba trabajo por hacer, especialmente para garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas. El Informe sobre España 2018 señalaba que si no mejoran los ingresos, en el futuro las pensiones serán "menos generosas".

Valoración de los sindicatos

Para UGT "las movilizaciones han dado resultados y estos se han trasladado al diálogo político en el acuerdo entre el Gobierno y el Partido Nacionalista Vasco para subir las pensiones conforme al IPC, y el aplazamiento de la aplicación del factor de sostenibilidad”.

Mari Carmen Barrera ha destacado que “para UGT estas medidas no son suficientes puesto que se plantea una subida de las pensiones mínimas al 3% lo que supone muy poco ya que hablamos de pensiones muy bajas”. “Igual que hemos planteado, que los salarios lleguen a los mil euros, queremos que progresivamente, suban las pensiones mínimas para alcanzar ese mínimo que hemos planteado para los salarios. “Las movilizaciones van a continuar”, ha concluido.

Por su parte CCOO también afrima que "las medidas se abren camino gracias a las movilizaciones". En un comunicado añade que "la medida anunciada (sobre el factor de sostenibilidad) desplaza cuatro años el problema generado por la reforma impuesta en solitario por el PP en 2013, pero no corrige la regulación del factor de sostenibilidad que hemos rechazado". Para Comisiones Obreras, "todas estas materias deben ser abordadas tanto en el marco del Pacto de Toledo como en la correspondiente mesa del diálogo social. El sistema público de pensiones requiere visión a largo plazo y el máximo consenso posible, más que improvisaciones al margen motivadas por necesidades coyunturales".

Valoración de la Coordinadora Estatal

Desde la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema de Pensiones, Domiciano Sandoval, declara a MayorActual que "las manifestaciones en la calle dan resultado. La gente tiene que darse cuenta que sin movilizaciones no se consiguen derechos. Esto es mérito de la gente que se ha manifestado en las calles, no del PNV y mucho menos del PP o del Gobierno. Nosotros vamos a seguir luchando, porque esto es pan para hoy y hambre para mañana. Queremos un sistema de pensiones nuevo, fuera de la Comisión del Pacto de Toledo, que persiga la igualdad en el tema de diferencia de género, que eleve las pensiones mínimas a los 1.080 euros que fija la carta Social Europea, y pedimos la derogación de las dos reformas del 2011 y 2013, así como la derogación del copago de los medicamentos. Vamos a empezar a movilizarnos por la Ley de Dependencia, que está totalmente paralizada... queremos una reforma integral del sistema", sentencia. Sobre la movilización convocada por la Coordinadora para el 5 de mayo Sandoval confirma que "la movilización del 5 de mayo sigue en pié, y queremos que sea mucho más numerosa, porque lo que queremos es la seguridad de las pensiones futuras, de nuestros hijos y de nuestros nietos, no de las nuestras", concluye.