• Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

EL 8 DE OCTUBRE SE ACABA EL PLAZO

Descubre si puedes acogerte al Bono Social de electricidad

Esta aplicación desarrollada por la Fundación Civio y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia permite calcular, de forma estimativa y con absoluta privacidad, el derecho a ser beneficiario de un descuento en la factura de la luz.

El 8 de octubre cambia el modelo del bono social de la luz. Para acogerse al nuevo modelo hay que solicitarlo a las compañías eléctricas, pero de casi dos millones de personas que tienen derecho al Bono, sólo lo han solicitado unas 650.000 según denuncia la Fundación Civio. Si no se tramita la solicitud antes del 8 de octubre, se perderán los derechos que otorga el bono social, y la factura de la luz podría subir hasta un 40%.

El nuevo sistema establece tres vías de entrada para potencias contratadas de un máximo de 10 KWh y primeras residencias: para pensionistas de jubilación o incapacidad mínima sin otros ingresos; para familias numerosas, sea cual sea su capacidad económica; y por nivel de renta -ingresos que no superen los 11.279 euros anuales en el caso de hogares sin niños (1,5 veces el IPREM), 15.039 para las familias con un menor (2 veces el IPREM) o unos 18.799 euros anuales si hay dos menores en el hogar (2,5 veces el IPREM).

¿Por qué han solicitado el nuevo bono social sólo 650.000 personas?

Para la Fundación Civio hay dos problemas fundamentales. El primero es que un gran número de personas no saben que tienen que hacer una solicitud, porque piensan que el bono se prorroga de oficio como hasta ahora. El segundo problema es que el procedimiento es engorroso y complicado, y está en manos de las propias eléctricas, ya que son ellas las que reciben las solicitudes y responden a los solicitantes, pese a que es el Gobierno quien realiza el cálculo. Y ese proceso está generando muchísimos problemas.

Los pensionistas y las viudas, los más afectados

En España hay un millón y medio de pensiones mínimas por incapacidad y jubilación. Los beneficiarios de esas pensiones que no tengan otros ingresos pueden acceder al bono social. Pero según datos de la CNMC recabados por Civio,  solo un porcentaje mínimo lo han hecho.

Uno de los cambios más importantes de la reforma es que dejó fuera de la categoría de pensionista a quienes cobran pensión de viudedad mínima, que sí estaban incluidas en el anterior modelo y pueden seguir disfrutando de los descuentos hasta el 8 de octubre. A partir de entonces, solo seguirán siendo beneficiarias si acceden porque no superan los umbrales de renta. Para la Fundación Civio la falta de conocimiento sobre la medida y la complejidad del proceso impiden que millones de personas que tienen derecho a estas ayudas puedan acceder a ellas. Pero, además, muchos hogares que en la actualidad disfrutan del sistema antiguo lo perderán, con la consiguiente subida de su factura de la luz, el próximo 8 de octubre.