• Lunes, 10 de Diciembre de 2018

PILAR GONZÁLEZ DE FRUTOS, PRESIDENTA DE LA ASOCIACIÓN EMPRESARIAL DEL SEGURO-UNESPA

“La subida de las Pensiones conforme al IPC es una irresponsabilidad”

Según la presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, el sistema de reparto no garantiza la capacidad de consumo de los jubilados, y pone en riesgo el crecimiento económico del país. La solución, no pasa según de Frutos por subir las pensiones, ni “legitimar permanentemente que los pensionistas salgan a reclamar más y mejores pensiones, olvidándonos de los derechos y obligaciones que estamos creando para las generaciones futuras”, sino en apostar por productos que complementen la pensión.

Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa
Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa

Además González de Frutos, con la que hablamos en el seno del I Encuentro de Economía Senior, organizado en Segovia por el Senior Economy Forum, señala que es necesaria una reforma del sistema de reparto de pensiones, “si queremos hacerlo sostenible, si no estaremos contribuyendo a su desmoronamiento futuro”. Y para que no quepa duda sobre su apuesta por este sistema, descarta rotundamente el interés del sector asegurador por que se privaticen las pensiones “si nos lo propusieran saldríamos corriendo porque el riesgo demográfico que el sistema público tiene, es muy difícil de gestionar, muy difícil”.

-El incremento de la población mayor ¿Está provocando algún cambio en el sector de los seguros? ¿Tiene que cambiar?

-De cara a poder seguir manteniendo un modelo de desarrollo en nuestro país como el que hemos tenido hasta el momento, es imprescindible que los mayores tengan capacidad de consumo, porque una buena parte de nuestro crecimiento económico es consumo interno. Es verdad que en los últimos años habíamos empezando a cambiar algo con la aportación de la exportación de bienes y servicios, pero básicamente nuestro modelo parte del consumo interno.

Si los mayores, los jubilados, cada vez vamos a ser una proporción mayor de la población española, y no vamos a tener capacidad de consumo, el modelo económico de nuestro país se va a resentir, la economía española va a crecer menos. Y esto hay que verlo con una mirada del medio y largo plazo, porque las cosas no pasan de la noche a la mañana, pero es verdad que si queremos cambiar ese paradigma, tenemos que tomar decisiones lo antes posible, para efectivamente mitigar esos efectos de la falta de recursos suficientes, para poder seguir consumiendo después de la jubilación.

“Si nuestros ingresos proceden solo de nuestro sistema de pensiones es imposible que vayan a ser suficientes para seguir manteniendo el mismo desarrollo económico”

 

Digo eso, porque tenemos una tendencia demográfica que es estupenda, cada vez vamos a ser más mayores, y lo vamos a ser durante más tiempo: esperanza de vida larga, poca natalidad y eso lleva a que efectivamente los mayores vayamos a ser una parte importante de la población. Pero si nuestros ingresos proceden solo de nuestro sistema de pensiones es imposible que vayan a ser suficientes para seguir manteniendo el mismo desarrollo económico.

Esto nos lleva a que desde el sector asegurador estemos permanentemente planteando productos de ahorro complementario que pueden generar nuevas capas de ahorro, o transformar ahorro que existe en un ahorro líquido que al jubilado le permita tener unos ingresos suficientes para mantener el nivel de vida, que el haya decidido. ¿Cómo? Ofreciendo productos que transforman elementos del patrimonio, en dinero, y con este dinero comprar rentas vitalicias.

La renta vitalicia es el producto que mejor complementa las pensiones públicas porque lo vamos a cobrar mientras estemos vivos, y porque además nos cubre del riesgo de sobrevivir incluso a nuestro patrimonio, porque podemos liquidar el patrimonio pensando que vamos a vivir un determinado número de años y afortunadamente sobrepasar esa previsión. Es algo que nos viene ocurriendo desde hace siglos en el mercado español, y ahí está la ciencia actuarial para demostrarlo, y es que cada vez que plantea esperanzas de vida y las aseguradoras plantean en base a esas tablas los precios de sus productos, siempre se quedan cortas, porque afortunadamente vivimos más de lo que los técnicos creen que lo vamos a hacer.

“En este momento el consumo está más favorecido que el ahorro, tenemos tasas de rentabilidad próximas al 0%”

 

Estas son claramente las opciones que en estos momentos se están manejando, y no es el mejor momento, porque en la creación de ahorro ha tenido muchísima trascendencia los tipos de interés. El tipo de interés de capitalización juega a tener más ahorro, y justo en estos años, como una reacción ante la crisis económica que se ha producido en todo el mundo, y en Europa particularmente, el BCE decidió tomar medidas de control monetario que llevan a que en este momento el consumo este más favorecido que el ahorro, tenemos tasas de rentabilidad próximas al 0%. Es muy difícil en estos momentos crear, convencer a la gente que ahorre, cuando este ahorro no tiene una rentabilidad palpable.

Por eso creo que es más fácil en este momento transformar patrimonio en renta, que crear masas de ahorro que puedan permitir rentabilidades adicionales.

-¿Es sostenible el sistema de pensiones, con salarios mileuristas?

-Si en algún momento no revertimos la tendencia y resulta que un trabajador va a tener que estar haciendo una aportación al sistema de pensiones, para que cobre pensión el que en ese momento está jubilado, no para él, este es el sistema de reparto: yo estoy cotizando hoy, pero no estoy cotizando para mí, sino para que cobre la pensión el que hoy está jubilado, en la confianza de que cuando yo llegue me van a pagar mi pensión los que trabajen entonces. Pero cuando esos jóvenes tengan que hacer una aportación para pagar mi pensión, que sea equivalente o incluso superior a su propio salario, es evidente que vamos a tener un grave problema social.

Y esto hay que verlo y hay que decirlo, y no se puede legitimar permanentemente que los pensionistas salgan a reclamar más y mejores pensiones, olvidándonos de los derechos y obligaciones que estamos creando para las generaciones futuras.

“No se puede legitimar permanentemente que los pensionistas salgan a reclamar más y mejores pensiones”

 

-Entonces, ¿la subida de las Pensiones conforme al IPC es para ustedes una irresponsabilidad?

- Yo sí lo veo como una irresponsabilidad. Porque primero los crecimientos económicos y los crecimientos de precios no son exactamente los mismos, ni juegan a las mismas velocidades, y el sostenimiento de un sistema de pensiones tiene que ver con el crecimiento económico y no con el de precios. Probablemente la suficiencia de las pensiones si puede tener que ver con los precios, pero no la sostenibilidad. La sostenibilidad tiene que ver con la capacidad de un país de crecer y generar empleo y eso es lo que se toma en consideración.

Creo que tanto la Reforma del 2011, como la del 2013 eran reformas bien diseñadas, bien dirigidas, probablemente se quedaron cortas en lo que se refiere a los plazos de aplicación de las mismas, pero me parece mal que las reformas se estén revertiendo, porque además no están ayudando a generar cultura entre la población española, en relación al tema de pensiones.

“El índice de sostenibilidad, se aplique o no, siempre debería calcularse y hacer público sus resultados”

 

Tenemos muy poca información transparente sobre este asunto, muy poca. No se comunica claramente a la sociedad cual es hoy el balance que de verdad tenemos de obligaciones y derechos asumidos con los trabajadores y los pensionistas de hoy; y con los trabajadores y pensionistas de mañana. Y eso, va mucho más allá que la mera cuenta anual de cuanto está ingresando la Seguridad Social y cuanto se paga.

Es más se habla de no aplicar el índice de sostenibilidad. Pues yo creo, que se aplique o no, siempre debería calcularse y hacer público sus resultados, porque eso ayuda mucho, ayuda muchísimo a ese debate social que en buena forma es también imprescindible para que luego los políticos se atrevan a hacer debate político. Porque es verdad que un político, tiene que pasar una revalida cada cuatro años, el tema de pensiones no es un tema de cuatro años, es un tema de periodos mucho más largos, y es necesario que tengamos un cierto debate social, para que los políticos se atrevan a tener ese debate sin jugarse sus posibilidades de gobernar o no.

“Si nos propusieran sustituir el sistema de reparto de pensiones, saldríamos corriendo”

-Con estos argumentos, hay quien les acusa de querer privatizar las pensiones

-En absoluto, nada más lejos de nuestra intención. Todo lo contrario, es que de verdad nosotros en lo que creemos es en un modelo de varios pilares, que permitan distribuir la responsabilidad entre diferentes patas, y sin duda alguna la mejor manera de hacer sostenible la principal pata que es el sistema de reparto y queremos que lo siga siendo, es reformarla, es adecuarla, porque de lo contrario estaremos contribuyendo a su desmoronamiento futuro, sin duda alguna. Pero no queremos sustituir el sistema de reparto, nada más lejos de nuestra intención, es más si nos lo propusieran saldríamos corriendo porque el riesgo demográfico que el sistema público tiene es muy difícil de gestionar, muy difícil. Con esperanzas de vida que se van proyectando cada vez más lejos es fantástico! Pero para una aseguradora es un reto extremadamente difícil.

-En muchos países existe el seguro de Dependencia ¿aquí porque no ha triunfado cuando está aumentando la tasa de dependencia?

-La esperanza de vida crece, pero está creciendo a mayor ritmo la esperanza de vida con discapacidad, pero si no hay conciencia en relación con el ahorro privado complementario para una situación tan agradable como jubilarse, mucho menos para una situación que no por no conocida tengamos asumido cada uno, en nuestras decisiones. Hay productos pero no se consiguen colocar, y será algo que nos costará unos años.