• Lunes, 22 de Octubre de 2018

ÚLTIMAS PROYECCIONES DE POBLACIÓN DEL INE

En 15 años España será más vieja y viviremos más solos (según el INE)

Dentro de 15 años, en 2033, habrá 2.375.775 habitantes más que ahora, hasta llegar a 49.035.077, así que se superarán, por primera vez, los 49 millones, pero una de cada cuatro personas, el 25,2%, será mayor de 65 años.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) acaba de publicar las proyecciones de población 2018-2033, que difieren notablemente por las publicadas por la AIReF hace unos días. Según el INE, de mantenerse las tendencias actuales de fecundidad, mortalidad y migraciones, habrá un crecimiento de la población del 5,1% en el conjunto del periodo, gracias al saldo migratorio positivo, que compensará el saldo vegetativo negativo porque el número de muertes superará al de nacimientos durante los próximos 15 años.

Además el 12% de la población viviría sola, y habría 5,8 millones de hogares unipersonales en España, lo que supondría el 28,9% del total. Con ello, cada vez se rebaja más el número de personas que viven en cada hogar, con una media para entonces de 2,38 personas.

Según el INE, entre 2018 y 2033 solo nacerán 5,7 millones de niños, un 15,8% menos que en los 15 años anteriores. No obstante, cree que a partir de 2023 comenzarán a aumentar debido a la llegada a las edades de mayor fecundidad de generaciones cada vez más numerosas, en concreto las nacidas a partir de la segunda mitad de los años 90.

En 2033 el número de hijos por mujer será de 1,41, frente al 1,31 actual

 

El número medio de hijos por mujer sería de 1,41 en 2033, frente al 1,31 actual. La edad media de la maternidad, actualmente en 32,1 años, se mantendría en torno a los 32 años hasta 2033 y la esperanza de vida sería de 82,9 años en los hombres y 87,7 en las mujeres (2,5 y de 1,9 años más que ahora, respectivamente).

A pesar de la mayor esperanza de vida, el número de muertes continuaría creciendo por el envejecimiento poblacional. Así, en el periodo 2018-2032 se llegarían a registrar algo más de seis 6,5 millones de defunciones, un 14,8% más que entre 2003 y 2017. En 2032 se producirían 471.621 fallecimientos entre los residentes en España, frente a los 421.269 de 2017.

Ante el descenso de la natalidad y el envejecimiento poblacional, en España habría siempre más defunciones que nacimientos (crecimiento o saldo vegetativo negativo) durante los 15 próximos años.

Según los datos provisionales de la Estadística de Migraciones de 2017, España recibió a 532.482 personas migrantes y otras 367.878 abandonaron el país para residir en el extranjero, con lo que se consolidaría el saldo migratorio positivo registrado en 2016 tras seis años de saldo negativo.

La proyección del INE indica que España ganaría cerca de 1,3 millones de habitantes hasta 2022 gracias a los intercambios de población con el extranjero, tendencia que continuaría después hasta llegar a una ganancia neta de población debida a migraciones de casi 3,4 millones de personas hasta 2033.

Todos los grupos de edad a partir de los 50 años experimentarían un crecimiento demográfico.

 

De mantenerse la tendencia demográfica actual, la pérdida de población se concentraría en el tramo de edad entre 30 y 49 años, que se reduciría en 2,7 millones de personas en los 15 próximos años (un 18,8% menos que ahora).

Además, el descenso de la natalidad provocaría que en 2033 hubiera 1.183.891 niños menores de 15 años menos que en la actualidad (-17,0%).

Por el contrario, la población se incrementaría en la mitad superior de la pirámide de población. De hecho, todos los grupos de edad a partir de los 50 años experimentarían un crecimiento demográfico.

Dentro de 15 años, en España residirían 12,4 millones de personas mayores de 64 años, esto es, 3,4 millones más que actualmente (un 38,1%). El grupo de edad más numeroso ahora es el de 40 a 44 años, pero en 2033 sería el de 55 a 59 años.

El porcentaje de población de 65 años y más, que actualmente se sitúa en el 19,2% del total de la población, pasaría a ser del 25,2% en 2033. Un total de 46.390 personas serían centenarias (con al menos 100 años), por las 11.248 de ahora.

Castilla y León, Galicia y Asturias, las que más población perderán

De mantenerse las tendencias demográficas, habría una evolución dispar por comunidades autónomas en los 15 próximos años, con aumentos de población en nueve y descensos en las otras ocho.

Los mayores incrementos relativos se registrarían en Baleares (+22,2%), Canarias (+17,2%) y Comunidad de Madrid (+12,9%). Por el contrario, los descensos más acusados se darían en Castilla y León (-8,6%), Asturias (-8,5%) y Extremadura (-6,6%).

Tanto en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla como en Murcia, Comunidad de Madrid, Baleares y Cataluña el número acumulado de nacimientos superaría al de defunciones en los 15 próximos años.

De seguir las tendencias actuales, dentro de 15 años, en 2033, habría más de 5,8 millones de hogares unipersonales en España, lo que supondría el 28,9% del total. Con ello, cada vez se rebaja más el número de personas que viven en cada hogar, con una media para entonces de 2,38 personas.

Dentro de tres lustros, de continuar la tendencia actual, el número de personas que viven solas pasaría de representar el 10,1% de la población total en 2018 al 12% en 2033.

Según la proyección, el número de hogares residentes en España se incrementaría en 1.821.547 (un 9,8%) entre 2018 y 2033, alcanzando la cifra de 20.325.088. Durante el mismo periodo la población residente en viviendas familiares aumentaría en 2.263.602 personas (un 4,9%). Esto implicaría la reducción del número de personas que viven en cada hogar. Así, el tamaño medio del hogar pasaría de las 2,50 actuales a 2,38 personas por hogar en 2033.

Entre 2018 y 2033 los hogares más pequeños (de una o dos personas) seguirían creciendo, mientras que los de tres y cuatro personas disminuirían ligeramente. Por su parte, los de cinco o más miembros invertirían la tendencia de los últimos años y empezarían a crecer.

En 2033 el 29% de los hogares serán unipersonales

 

De confirmarse la tendencia, en 2033, habría más de 5,8 millones de hogares unipersonales en España, lo que supondría el 28,9% del total. Con ello, cada vez se rebaja más el número de personas que viven en cada hogar, con una media para entonces de 2,38 personas. El número de personas que viven solas pasaría de representar el 10,1% actual al 12% en 2033.

Esta es una de las conclusiones de la ‘Proyección de hogares 2018-2033’ publicada este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según la proyección, el número de hogares residentes en España se incrementaría en 1.821.547 (un 9,8%) entre 2018 y 2033, alcanzando la cifra de 20.325.088. Durante el mismo periodo la población residente en viviendas familiares aumentaría en 2.263.602 personas (un 4,9%). Esto implicaría la reducción del número de personas que viven en cada hogar. Así, el tamaño medio del hogar pasaría de las 2,50 actuales a 2,38 personas por hogar en 2033.

El número medio de personas por hogar ha mantenido una tendencia a la baja desde los últimos censos. De hecho, se ha reducido de las casi cuatro personas en 1970 hasta 2,9 en 2001 y desde entonces ha continuado descendiendo. Esta tendencia se mantendría durante los próximos 15 años.

El número de hogares aumentaría en todas las comunidades autónomas, salvo en Castilla y León (-2,2%) y el Principado de Asturias (-1,3%). según los datos del INE, los mayores crecimientos en número de hogares se darían en Ceuta (+25,1%), Canarias (+20,6%) y Baleares (+19,3%).

En cuanto al porcentaje de hogares unipersonales, Asturias encabezaría el listado, con un 35,7% del total en 2033, seguido de Castilla y León (34%) y País Vasco (32%). Melilla sería el territorio con menor porcentaje de hogares de una persona (21,9%) seguida de Baleares (24,2%) y Murcia (24,5%).