• Miércoles, 23 de Enero de 2019

PRESENTADAS POR LOS GRUPOS POPULAR Y SOCIALISTA

El Congreso aprueba dos proposiciones no de ley sobre soledad y sobre maltrato a mayores

Las proposiciones no de ley suelen ser meras manifestaciones de intenciones que quedan a expensas de la determinación que los Gobiernos o los grupos parlamentarios quieran poner en presentar medidas concretas.

Carmen Quintanilla, del Grupo Popular, durante la presentación de la proposición no de ley sobre soledad.
Carmen Quintanilla, del Grupo Popular, durante la presentación de la proposición no de ley sobre soledad.

El pleno del Congreso aprobó ayer por 332 votos a favor y 7 abstenciones del PDeCAT una proposición no de ley del Grupo Popular que insta al Gobierno a "concienciar a la sociedad sobre la soledad crónica, especialmente cuando esta afecta a las personas mayores" para conocerla mejor y "poder prevenir sus consecuencias".

Las proposiciones no de ley suelen ser una manifestación de intenciones y su recorrido depende de la voluntad del Ejecutivo o de los grupos parlamentarios de elaborar una ley que la desarrolle. Por eso, la mayoría de las veces tienen más carga simbólica que efectiva.

En la exposición de motivos se señala que en España viven nueve millones de personas mayores de 65 años, y "muchas de ellas están solas, no siempre por voluntad propia". Entre las causas de este aislamiento involuntario menciona "la imposibilidad de salir" y "la muerte de un ser querido".

La situación de soledad "se acrecienta en el entorno rural, debido a la despoblación que viven estas áreas, que constituyen más de la mitad del territorio nacional", afirma el texto. "El aislamiento de los pueblos y aldeas, alejados entre sí, y el envejecimiento progresivo de los habitantes del rural, debido al aumento de la esperanza de vida, fruto a su vez de la sustancial mejora de las condiciones económicas, sanitarias y epidemiológicas, determina que los últimos años de la vida de estas personas, vinculados también a la finalización de la vida laboral activa, tengan a la soledad como factor determinante".

La proposición pone el ejemplo de países como Dinamarca y Reino Unido "han creado programas nacionales para concienciar a la sociedad sobre la soledad crónica, fomentar un mejor conocimiento de las consecuencias que acarrea y mejorar las intervenciones a las que puede dar lugar", y pide al Gobierno que se fije en esos ejemplos.

Un plan contra el maltrato a mayores

Por otra parte, y a propuesta del PSOE, el pleno del Congreso ha aprobado una proposición no de ley por la que insta al Gobierno a elaborar un Plan de prevención y erradicación del maltrato a las personas mayores, que aborde los malos tratos en todos los entornos, teniendo en cuenta el enfoque de género y las situaciones de discapacidad o dependencia. La iniciativa ha contado igualmente con 332 votos a favor y 7 abstenciones del PDeCAT.

"Para los socialistas luchar contra el maltrato es una prioridad y trabajamos para su erradicación definitiva", ha dicho la diputada Elvira Ramón, quien ha lamentado que este problema haya sido un "tema tabú" en el ámbito doméstico y político, si bien ha destacado que ahora "empieza a ganar visibilidad".

Uno de los problemas más serios en este asunto es el cálculo de personas afectadas, dada la dificultad de detectar los casos de maltrato. En muchas ocasiones no se denuncian debido a que el agresor es un familiar o el cuidador principal de la persona maltratada. Según algunos estudios, una de cada seis personas de edad avanzada sufre algún tipo de maltrato en todo el mundo, lo que supone aproximadamente unos 141 millones de afectados y alrededor de 520.000 maltratados mayores de 65 años en España.

Entre las medidas que deberá tener en cuenta el Plan figura la habilitación de un teléfono 24 horas de atención a personas mayores con profesionales que atiendan sus denuncias, el desarrollo de campañas informativas y formativas, así como educación en valores para la prevención de los malos tratos.

Asimismo, el Plan, que deberá elaborarse en el marco del Consejo Interterritorial de Servicios Sociales y en coordinación con las comunidades, fijará un programa de "instauración progresiva" de eliminación de sujeciones mecánicas.

También establece que se haga un protocolo que coordine y unifique criterios y actuaciones para que los profesionales que detecten posibles casos de maltrato actúen con rapidez.

Un Plan, que contará con la participación de las organizaciones de defensa de los derechos de las personas mayores, que se evaluará y revisará periódicamente en función de sus resultados y de las conclusiones que se extraigan a raíz de la elaboración de una "estadística actualizada, completa y fiable".