• Viernes, 19 de Octubre de 2018

JORNADAS SOBRE MAYORES LGTBI

La ley valenciana LGTBI protegerá especialmente a los mayores

La futura Ley Valenciana para la Igualdad de las Personas Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales e Intersexuales (LGTBI) contempla una protección especial para las personas mayores pertenecientes a este colectivo.

La directora general de Servicios Sociales y Personas en Situación de Dependencia, Mercé Martínez, ha asegurado que la futura Ley Valenciana para la Igualdad de las Personas Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales e Intersexuales (LGTBI) contempla una protección especial para las personas mayores pertenecientes a este colectivo, garantizando su "igualdad efectiva, su no discriminación y el ejercicio real de sus derechos".

Así lo ha destacado la directora general durante su participación en las Jornadas sobre Mayores LGTBI 'Envejecimiento activo, orientación sexual, identidad y expresión de género', organizadas por LAMBDA con la colaboración de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Martínez ha asegurado que la diversidad sexual y de género todavía sufre "una importante discriminación social y de vulneración de derechos", y como en muchas ocasiones sucede en cualquier sector de la sociedad "la edad sigue siendo un factor discriminatorio, que en este caso deja a las personas mayores LGTBI desprotegidas ante una sociedad que las ha invisibilizado".

Según datos de INE, se calcula que en la Comunitat Valenciana hay alrededor de 85.000 personas mayores LGTBI. Con el objetivo de darles visibilidad, igualdad, respeto y cuidados, la futura Ley del Consell recoge en su artículo 35 la Protección a las personas LGTBI mayores, garantizando el derecho a recibir de los servicios sociales públicos de la Comunitat Valenciana una protección y una atención integral para la promoción de su autonomía personal y del envejecimiento activo.

La directora general ha destacado la importancia de que la ley recoja de manera específica el reconocimiento de unos derechos para las personas mayores LGTBI que les permita "una vida digna e independiente y su bienestar social e individual", así como a acceder a una atención gerontológica adecuada a sus necesidades, "en el ámbito sanitario, social y asistencial".

Asimismo, la ley recoge que los centros, servicios y programas de servicios sociales destinados a personas mayores, tanto públicos como privados, garantizarán el derecho a la no discriminación de personas en atención su orientación sexual, identidad de género, expresión de género, características sexuales o grupo familiar, ya sea en su individualidad como en su relación sentimental.

Para ello, la Generalitat establecerá las medidas necesarias para garantizar la correcta y específica formación sobre la realidad de las personas mayores LGTBI a los profesionales que trabajan en los centros, recursos y programas de servicios sociales destinados a las personas mayores .

Entre otras actuaciones y continuando en esta línea, la directora general ha señalado que la Generalitat "fomentará y promoverá" que en los espacios y recursos comunitarios de socialización, ocio, tiempo libre y educativos dirigidos a las personas mayores, se realicen actividades que contemplen la realidad de las personas mayores LGTBI.

Mercé Martínez ha recordado que esta ley, junto con la ley Trans, "supone un avance decidido no sólo en el reconocimiento social de la diversidad sexual y de género sino también en que la igualdad ante la ley, que consagra la Constitución, y el ejercicio de los derechos que tiene el colectivo LGTBI sean reales y efectivos como los de cualquier ciudadano".

Jornadas sobre mayores LGTBI

Las jornadas organizadas por LAMBDA han reunido a expertos de ámbito nacional para analizar la situación de discriminación del colectivo y ofrecer propuestas para enfrentarse a situaciones de vulnerabilidad.

En la actualidad, no existen recursos específicos que puedan paliar el deterioro, la soledad y la situación de dependencia que también viven las personas mayores LGTBI en muchas casos.

Según los expertos, esta situación unida al miedo a los prejuicios sociales afecta a la salud del colectivo, especialmente a la salud mental, reflejado en problemas como las adicciones, depresiones, soledad y desconfianza.