• Jueves, 13 de Diciembre de 2018

LA APLICACIÓN PERMITE INFORMAR O VALIDAR LA LOCALIZACIÓN DE LOS APARATOS

Ariadna, un mapa colaborativo para localizar desfribiladores

La Sociedad Española de Cardiología (SEC), la Fundación Española del Corazón (FEC) y Cruz Roja se han unido para crear la APP Ariadna, un mapa colaborativo para poder geolocalizar sin demora el desfibrilador más cercano.

Con motivo el próximo 8 de septiembre del Día Mundial de los Primeros Auxilios, la SEC, la Fundación Española del Corazón (FEC) y Cruz Roja anuncian que ya está disponible la APP Ariadna. A partir de este jueves, todos los que lo deseen podrán descargarse de forma gratuita la aplicación, disponible para dispositivos iOs y Android.

Ariadna es una APP para salvar vidas, y se basa en un mapa colaborativo de desfibriladores en España. El usuario puede registrarse como ‘rastreador’ o como ‘colaborador’.

Rastreadores y colaboradores

Los‘rastreadores’ pueden indicar la ubicación de desfibriladores, tanto en espacios públicos como privados. Y pueden, incluso, completar la geolocalización con fotografías del lugar para que sea más fácil ubicar el dispositivo. Del mismo modo, también podrán validar los DEA que hayan sido dados de alta previamente en la aplicación. Ariadna está gamificada, por lo que los usuarios que más contribuyan al desarrollo del mapa de desfibriladores recibirán medallas simbólicas como premio.

En esta línea, es igualmente importante el registro de ‘colaboradores’. Todos aquellos que cuenten con un certificado oficial de formación en técnicas de RCP y lo validen subiendo una foto del mismo en su perfil, pueden acceder a la aplicación con este rol.“En una segunda fase del proyecto, pretendemos colaborar con los Servicios de Emergencias de todas las comunidades y ciudades autónomas para que estén conectados con Ariadna. Así, cuando reciban una llamada por parada cardiorrespiratoria, podrán activar un aviso de emergencias y el voluntario/colaborador más próximo a la parada, recibirá una alerta en su teléfono móvil indicándole el lugar donde está la parada y el desfibrilador más cercano, adelanta Carmen Martín Muñoz, directora del departamento de Salud y Socorros de Cruz Roja. “Somos conscientes de que es necesario aunar el esfuerzo de todos los intervinientes para poner solución a la baja supervivencia en España frente al paro cardiaco extra hospitalario, y creemos que esta aplicación puede ayudar a marcar la diferencia entre la vida y la muerte en muchos casos”, argumenta.

Salvar 82 personas cada día

La muerte súbita cardiaca es una de las causas más frecuentes de muerte en los países desarrollados. En España, se producen alrededor de 30.000 casos cada año (más de 82 cada día), y se estima que las posibilidades de sobrevivir sin secuelas a una parada cardiaca extra hospitalaria oscilan del 5 al 11% según la literatura científica actual.

La rapidez con la que se trata al paciente en estos casos es clave, pues por cada minuto que pasa sin que actuemos, se reduce un 10% la supervivencia. Lamentablemente, no siempre se da una respuesta rápida, pues según una encuesta solamente el 3% de la población española sabría realizar las maniobras de reanimación cardiopulmonar si se encontrara ante un episodio así.

Asimismo, cada comunidad autónoma tiene una normativa distinta en materia de cardio protección, por lo que España se sitúa a la cola de Europa en cuanto a número de desfibriladores. Concretamente hay 3 por cada 10.000 habitantes: “Unas ocho veces menos que países como Suecia, Francia o Dinamarca y cinco veces menos que en Inglaterra, Italia o Alemania”, tal y como apunta el Dr. Ignacio Fernández Lozano, responsable del proyecto SEC-PCR de la Sociedad Española de Cardiología (SEC). “Pero el problema no es solo que haya pocos desfibriladores, sino que además no sabemos exactamente dónde están ubicados los que hay instalados”, apunta el especialista en cardiología.

El Dr. Carlos Macaya, presidente de la FEC, recuerda que “el desfibrilador es un dispositivo complementario a las maniobras de RCP” y, por eso, asegura: “Más necesario quelocalizar los desfibriladores es promover y poner en valor la educación de la población en maniobras de reanimación cardiopulmonar”. Y es que, tal y como explica, el porcentaje de españoles que sabe practicar la RCP es “muy bajo si lo comparamos con el de los países del norte de Europa, donde se sitúa en torno al 30%”.

La respuesta más rápida ante una parada cardiaca
Ante una parada cardiaca, debemos activar la cadena de supervivencia cuanto antes, consistente en seis pasos: 

1.- Comprobar si la persona está consciente y si respira.

2.- Si no respira, llamar al 112.

3.- Practicar las maniobras de RCP (100-120 compresiones por minuto sobre el esternón).

4.- Pedir a una tercera persona que localice el desfibrilador más cercano.

5.- Seguir las instrucciones del desfibrilador para aplicar las descargas.

6.- Continuar con las maniobras de RCP hasta que llegue la ambulancia.