• Jueves, 13 de Diciembre de 2018

ESTUDIO PUBLICADO EN ‘JOURNAL OF THE AMERICAN MEDICAL ASSOCIATION INTERNAL MEDICINE’

Comer más alimentos ecológicos está relacionado con menor probabilidad de desarrollar cáncer

Un estudio publicado en la revista ‘Journal of the American Medical Association Internal Medicine’ sugiere que las personas que comen más alimentos ecológicos tienen un 25 por ciento menos de probabilidades de desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Casi 69.000 adultos participaron en este estudio, completando cuestionarios sobre sus dietas durante tres períodos de 24 horas. Se centraron en 16 tipos de productos orgánicos: frutas; vegetales; productos a base de soja; leche, carne y pescado; huevos; granos; legumbres; pan y cereales; harina; aceites vegetales y condimentos; comidas listas para comer; café y té; vino; galletas, chocolates y otros dulces; y suplementos dietéticos.

Los investigadores otorgaron a los participantes puntuaciones que van desde un mínimo de 0, para el consumo de alimentos no orgánicos, hasta 32 para el consumo más alto. En el grupo con el menor consumo de alimentos orgánicos, la puntuación promedio fue de 0,72, en comparación con 19,4 en el grupo con el mayor consumo.

En general, en un promedio de 4,5 años después de que se completaron las encuestas, los participantes desarrollaron 1.340 nuevos cánceres. Los más comunes fueron los de mama, próstata, piel, colorrectal y linfomas.

Además, comprobaron que las personas que consumían la mayoría de los alimentos ecológicos tenían más probabilidades de estar casadas, tener ingresos y niveles de educación más altos, consumir menos carne roja y procesada y beber menos alcohol. “Hay que tener en cuenta que una dieta nutricional saludable en general (rica en frutas y verduras, etcétera), sea cual sea el sistema de cultivo (orgánico o convencional), así como la alta actividad física, son factores importantes de protección documentados contra ciertos tipos de cáncer y otras enfermedades”, declaró la autora principal del estudio, Julia Baudry, del Instituto Francés de Salud e Investigación Médica del INSERM en París.

Varias hipótesis podrían explicar estos datos: la presencia de residuos de pesticidas sintéticos mucho más frecuentes y en dosis más altas en alimentos de la agricultura convencional, en comparación con los alimentos ecológicos. Otra posible explicación es que existen niveles potencialmente más altos de ciertos micronutrientes (antioxidantes carotenoides, polifenoles, vitamina C o perfiles de ácidos grasos más beneficiosos) en los alimentos orgánicos.

El mercado de alimentos ecológicos ha crecido significativamente en los últimos años. Más allá de los aspectos éticos y ambientales, una de las principales razones del consumo es el hecho de que estos productos provienen de métodos de producción sin productos fitosanitarios y sintéticos y, por lo tanto, podrían ser más saludables. Sin embargo, los limitados datos epidemiológicos disponibles no son suficientes para concluir que existe un efecto protector de los alimentos ecológicos en la salud (o un mayor riesgo relacionado con el consumo de alimentos de la agricultura convencional).