• Jueves, 13 de Diciembre de 2018

DECÁLOGO EXTRAÍDO DE LA 14 ° CONFERENCIA MUNDIAL DE LA FIA

Envejecer bien es más fácil de lo que crees

Hemos extraído estas conclusiones de las presentaciones realizadas en la 14 ° Conferencia Mundial de la Federación Internacional sobre el Envejecimiento celebrada el Toronto, Canadá.

Se acaba de celebrar en Toronto, Canadá, la 14 ° Conferencia Mundial de la Federación Internacional sobre el Envejecimiento bajo el título "Hacia una década de envejecimiento saludable: de la evidencia a la acción".

Estos encuentros sirven para fijar líneas de trabajo que se han mostrado eficaces para la puesta en marcha de políticas favorecedoras de un envejecimiento inclusivo y saludable, así como para unificar criterios en la planificación de estas políticas.

Hemos extraído estas 10 conclusiones de las ponencias de los participantes en la Conferencia.

1. Adopte una actitud positiva hacia el envejecimiento. Intente ver el hecho de envejecer como un regalo y no como una experiencia negativa. La sociedad debe reflexionar sobre el envejecimiento como una forma de prejuicio poco reconocida que impregna todas las facetas de la sociedad desde la norma cultural para valorar a los jóvenes, hasta cómo diseñamos nuestro medio ambiente y nuestros productos.

2. Cumpla con el calendario de vacunaciones. Si bien las tasas de enfermedades infecciosas están en gran medida bien controladas, siguen siendo una preocupación para los mayores. Es preciso ponerse al día con las vacunas de la difteria, el tétanos y la tos ferina y también hay que considerar el herpes zóster y las vacunas antineumocócicas.

3. Duerma lo suficiente. Es vital para la salud del cerebro y la función cognitiva. ¿Sabía que los productos de desecho metabólico se acumulan durante el día a medida que el cuerpo hace su trabajo cognitivo? Dormir es la oportunidad que tiene el cerebro para hacer un poco de limpieza, preparándonos para afrontar el día siguiente con claridad. Dormir entre siete y ocho horas cada noche está relacionado con un mejor funcionamiento del cerebro y una mejor salud física en las personas mayores.

4. Muévase. La actividad y el ejercicio tienen un impacto positivo en cuerpo y mente, incluida la fuerza muscular, la agilidad y la salud ósea. El ejercicio también aumenta la salud metabólica, incluida la disminución de la presión arterial y el control del azúcar en la sangre. Todas estas cosas mejoran la calidad de vida y facilitan la independencia. Estar activo también reduce el riesgo de depresión y la ansiedad.

5. Estimule a su cerebro: es dinámico y cambia constantemente. A lo largo de la vida, el cerebro continúa desarrollando neuronas y conexiones neuronales cuando participa en actividades cognitivamente estimulantes. No se conforme con hacer siempre lo mismo. Hay que desafiar mentalmente nustra capacidad de pensar, aprender una nueva habilidad, una nueva lengua, hacer ejercicios de entrenamiento de memoria o aventurarse en un nuevo pasatiempo. La novedad es importante, así que trate de encontrar nuevas formas de estimular su cerebro, y hágalo en compañía, la conexión social mejora los resultados.

6. Los seres humanos somos sociales por naturaleza; está en nuestro ADN. Los contactos sociales no solo ayudan a reducir la depresión, la evidencia indica que ayuda a reducir el riesgo de deterioro cognitivo. Puede unirse a un grupo de personas con intereses similares, enseñarle a alguien una nueva habilidad, ser voluntario o ayudar a otros, o utilizar la tecnología para mantenerse conectado con los demás. Vale la pena señalar que el contacto no solo significa persona a persona, tener una mascota también tiene sus beneficios, especialmente si su cuidado y atención requieren ejercicio físico.

7. Ojo con la vista. La visión está vinculada a otros factores determinantes de la salud, incluidos los riesgos de caídas, los contactos sociales, la depresión, la ansiedad e incluso la capacidad de comprar y cocinar. Desafortunadamente, la visión queda olvidada en ocasiones cuando revisamos nuestra salud. Pero la buena noticia es que muchos de los problemas oculares comunes que enfrentamos a medida que envejecemos, como el glaucoma, las cataratas o el daño ocular relacionado con la diabetes, se tratan con éxito cuando se detectan temprano.

8. Controles. Tener un contacto regular con su médico de familia es una conexión vital para una salud óptima durante toda la vida.

9. La nutrición no solo afecta la salud en general, también afecta el cerebro. No debería sorprender que los mismos alimentos menos saludables y más procesados ​​que no son buenos para su cuerpo, tampoco sean los mejores amigos de su cerebro. Ningún alimento lo tiene todo cuando se trata de la salud, no existen los superalimentos, existen los alimentos sanos que se complementan con otros alimentos sanos. Coma en abundancia verduras de hoja verde, bayas, nueces y semillas.

10. Incluya pescado o marisco (no frito) al menos una vez por semana, incluya leguminosas semanalmente y consuma más cereales integrales. Limite el consumo de alcohol. Es mucho mejor comer alimentos preparados en casa, y limite las comidas rápidas y altamente procesadas.