• Miércoles, 23 de Enero de 2019

ESTUDIO REALIZADO CON 32.000 VARONES A LO LARGO DE 18 AÑOS

Eyacular con frecuencia previene el cáncer de próstata

Un amplio estudio de la Escuela de Salud Pública de Boston, realizado a 32.000 hombres durante 18 años, concluye que un elevado número de eyaculaciones mensuales disminuye las probabilidades de tener cáncer de próstata.

Eyacular numerosas veces al mes reduce las probabilidades de padecer un cáncer de próstata. Así lo ha demostrado un estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston publicado en la revista European Urology. Los autores del estudio señalan que eyacular un mínimo de 21 veces al mes reduce el riesgo de padecer esta enfermedad.

El cáncer de de próstata es la segunda variante de cáncer más común en España y afecta a más de 33.000 varones al año en nuestro país, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica.. Obviamente con la alta actividad sexual, ya sea solo o en compañía, no se evita el riesgo a sufrirlo. La comida saludable, el ejercicio y las revisiones médicas oportunas son claves, al igual que mantenerse alejados de vicios como el tabaco y el alcohol.

Para llegar a las conclusiones utilizaron los datos aportados por 32.000 hombres durante 18 años, entre 1992 y 2010. Se les preguntó por sus hábitos sexuales y la cantidad de veces que eyaculaban masturbándose, manteniendo sexo con otra persona o con poluciones nocturnas.

De la muestra, los investigadores concluyeron que los que habían eyaculado al menos 21 veces al mes tuvieron menos de riesgo de sufrir cáncer de próstata en comparación con el resto. Incluso vieron que los que eyaculaban pocas veces tenían mayores beneficios en su próstata que aquellos que no tenían vida sexual.

Los hombres analizados se dividieron en varios grupos. Los que tenían entre 20 y 29 años, y que eyaculaban al menos 21 veces al mes, eran un 19% menos propensos a sufrir este tipo de cáncer que los varones que sólo se habían masturbado entre 4 y 7 veces. El porcentaje mejora con la edad si se mantiene la alta actividad sexual. El grupo de 40-49 años redujeron hasta un 22% las posibilidades de padecer este cáncer.

Jennifer R. Rider, la científica al frente del estudio, sostiene que las infecciones originadas en la próstata se combaten mediante la extracción del semen. “La frecuencia de la eyaculación es, hasta cierto punto, una medida del estado de salud general en que los hombres en el extremo muy bajo – de cero a tres veces al mes- eran más propensos a tener otros problemas médicos y morir prematuramente de otras causas diferentes al cáncer de próstata”, puntualizó Rider en un comunicado de prensa. La masturbación o el sexo acompañado ayudan a prevenirlo, pero nada lo hace tanto como llevar una vida saludable.

Este estudio supone hasta la fecha la mayor evidencia médica de un beneficio de la eyaculación en la prevención del cáncer de próstata.