• Jueves, 13 de Diciembre de 2018

LA TEMPORADA PASADA SÓLO EL 51% SE HABÍA VACUNADO

Sanidad espera que más del 65% de los mayores de 65 se vacunen de la gripe

La Campaña de vacunación de la gripe ha comenzado esta semana, con el objetivo de lograr que el 65% de las personas mayores de 65 años se vacunen, logrando así aproximarse al 75% de cobertura que recomienda la OMS. Pero ¿Por qué solo el 51% de los mayores se vacunaron la pasada temporada? ¿Es eficaz la vacuna?

La Campaña de vacunación de la gripe 2018/2019 ha comenzado esta semana prácticamente en toda España. Los objetivos del Ministerio de Sanidad para esta temporada son alcanzar o superar una cobertura de vacunación del 65% en el grupo de edad mayor o igual de 65 años, y superar una cobertura del 40% en el personal sanitario y en embarazadas. Acercándose así al establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por la Comisión Europea de lograr coberturas de, al menos, el 75% en el grupo de mayores y aumentar las coberturas de vacunación en profesionales sanitarios y grupos de riesgo.

¿Quién debe vacunarse?

1. Personas mayores, preferentemente a partir de los 65 años de edad, especialmente aquellas que conviven en instituciones cerradas.

2. Personas con menos de 65 años de edad que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe:

-Menores (a partir de los 6 meses) y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares (excluyendo hipertensión arterial aislada), neurológicas o respiratorias, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma.

-Menores (a partir de los 6 meses) y adultos con:

  • diabetes mellitus
  • obesidad mórbida (índice de masa corporal ≥40 en adultos, ≥35 en adolescentes o ≥3 DS en la infancia)
  • enfermedad renal crónica y síndrome nefrótico
  •  hemoglobinopatías y anemias
  • hemofilia y trastornos hemorrágicos crónicos, así como receptores de hemoderivados y transfusiones múltiples
  • asplenia
  • enfermedad hepática crónica, incluyendo alcoholismo crónico
  • enfermedades neuromusculares graves
  • inmunosupresión (incluida la originada por la infección por VIH, por fármacos –incluyendo tratamiento con eculizumab- o en los receptores de trasplantes)
  • cáncer y hemopatías malignas
  • implante coclear o en espera del mismo
  • fístula de líquido cefalorraquídeo
  • enfermedad celíaca
  • enfermedad inflamatoria crónica
  • trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: síndrome de Down, demencias y otras.

En este grupo se hará un especial énfasis en aquellas personas que precisen seguimiento médico periódico o que hayan sido hospitalizadas en el año precedente.

-Menores entre los 6 meses y los 18 años de edad, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe.

- Personas de cualquier edad institucionalizadas de manera prolongada

 - Mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación.

Además como cada temporada deberán vacunarse aquellas personas que por su contacto con estos grupos de población, puedan transmitirles la enfermedad, como personal de los centros, servicios y establecimientos sanitarios, tanto de atención primaria como especializada y hospitalaria; de instituciones geriátricas o de centros de atención a enfermos crónicos; estudiantes en prácticas en centros sanitarios; además de todas aquellas personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o mayores, o que convivan en el hogar con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo, (incluidos los menores a partir de los 6 meses de edad).

También hay que recordar la vacunación del personal de servicios públicos esenciales (bomberos, protección civil, etcétera); y de aquellas personas con exposición laboral directa a aves domésticas o a cerdos en granjas o explotaciones avícolas o porcinas y también a aves silvestres.

La vacuna de la gripe te puede salvar la vida

La vacuna de la gripe te puede salvar la vida

Los resultados muestran que los pacientes mayores de 65 años vacunados tuvieron una protección del 31% para prevenir ingresos hospitalarios por gripe no grave, un 74% para evitar ingresos en UCI, y un 70% para prevenir fallecimientos asociados a la gripe.

 

¿Vale la vacuna del año pasado?

No. Cada año, la OMS propone la composición de la vacuna (con cepas de virus A y B que son los que causan epidemias en humanos), por lo que hay que vacunarse cada temporada. Para esta y según publicó en el mes de febrero, la vacuna en el hemisferio norte deberá tener los siguientes componentes:

– cepa análoga a A/Michigan/45/2015 (H1N1) pdm09

 – cepa análoga a A/Singapore/INFIMH-16-0019/2016 (H3N2), que sustituye a la A/Hong Kong/4801/2014, de la temporada pasada.

 – cepa análoga a B/Colorado/06/2017 (linaje B/Victoria/2/87), que sustituye a la B/Brisbane/60/2008, de la temporada pasada.

Las vacunas tetravalentes deben contener en su composición, además de las anteriores, una cepa análoga a B/Phuket/3073/2013-like virus (linaje B/Yamagata/16/88).

¿Es eficaz la vacuna?

Según las autoridades sanitarias, “está demostrado que aunque la vacuna no se ajuste exactamente a los virus que finalmente circulen, puede producirse una “protección cruzada” que hace que la vacuna siga siendo efectiva en la prevención, especialmente de la enfermedad grave”.

La vacunación antigripal tiene como objetivo reducir la mortalidad y morbilidad asociada a la gripe y el impacto de la enfermedad en la comunidad, de hecho durante la temporada pasada según balance de la Comisión de Salud Pública, formada por todas las Comunidades y Ciudades Autónomas y el Ministerio de Sanidad, se estima que evitó alrededor de 3.900 hospitalizaciones (más de 1.300 casos graves hospitalizados) y entre 1.000 y 2.500 defunciones en personas mayores en 64 años en España.

Y podría haber sido mayor, afirma la Comisión, ya que más de la mitad de los pacientes ingresados por gripe no estaban vacunados. Sólo el 51% de las personas mayores de 65 años se había vacunado y un porcentaje mucho menor de personas de otros grupos de riesgo, como son aquellas con enfermedades cardiovasculares y respiratorias crónicas, embarazadas y otros.

Cien años de la gripe más letal

Cien años de la gripe más letal

Pocos se libraron. Mil millones de personas enfermaron por ella, y más de 40 millones murieron, produciendo incluso la desaparición de algunos pueblos inuit y amerindios. Una epidemia alimentada en las trincheras de la I Guerra Mundial, y que en la primavera de 1818 tuvo su epicentro en Madrid.

 

Un problema mundial

La gripe constituye un importante problema de salud pública. Mantener una adecuada vigilancia virológica y epidemiológica de la enfermedad permite detectar y caracterizar precozmente los virus de la gripe circulantes y evaluar su capacidad de difusión en la población. A nivel mundial el Programa de Vigilancia de Gripe de la OMS recoge y analiza datos epidemiológicos y virológicos de los distintos países, áreas y territorios del mundo. En Europa, el Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC) coordina desde 2008 la Red de Vigilancia Europea de Gripe (European Influenza Surveillance Network [EISN]), en la que está integrada el Sistema de Vigilancia de la Gripe en España (SVGE).

Este Sistema se nutre de los datos que proporcionan un Sistema centinela de vigilancia de gripe (ScVGE), en el que participan 17 Redes de médicos y pediatras centinela de todas las CCAA (excepto en Galicia y Murcia) y 20 laboratorios con capacidad de detección y aislamiento de virus gripales, que conforman la Red de Laboratorios de Gripe en España (ReLEG). Además el SVGE analiza los datos obtenidos de la vigilancia de casos graves hospitalizados confirmados de gripe (CGHCG); de la vigilancia de casos hospitalizados con gripe, independientemente de su gravedad (Chosp); de la notificación de brotes de gripe; de la mortalidad relacionada con gripe: o Excesos de mortalidad diaria por todas las causas; de la vigilancia de virus respiratorio sincitial (VRS); y de la vigilancia internacional.

Si quieres ver cómo evolucionó la tasa de la gripe en la temporada 2017/2018 pincha aquí.