• Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

NECESITAN 500.000 PARA QUE ESTA INICIATIVA LEGISLATIVA POPULAR (ILP) LLEGUE AL CONGRESO

SATSE recoge firmas para limitar el número de pacientes por enfermera

El Sindicato de Enfermería recabará a lo largo de los próximos meses las 500.000 firmas necesarias para que se debata en el Congreso de los Diputados una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que conlleve un aumento del número de enfermeras, de tal forma que en las Unidades de Hospitalización pasen de atender 15 pacientes de media, a 6; y en Atención Primaria se les asigne 1500, frente a los 1649 actuales.

Recogida de firmas en mayo de 2012 contra los recortes en Sanidad en el Centro Periférico de Especialidades Bola Azul del Complejo Hospitalario Torrecárdenas de Almería (Foto: SATSE).
Recogida de firmas en mayo de 2012 contra los recortes en Sanidad en el Centro Periférico de Especialidades Bola Azul del Complejo Hospitalario Torrecárdenas de Almería (Foto: SATSE).

El Sindicato de Enfermería, SATSE, iniciará en los próximos días una recogida de firmas para que se debata en el Congreso de los Diputados la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que garantice por ley el número máximo de pacientes que debe atender cada profesional de Enfermería en nuestro país. 

Tras el visto bueno del Congreso a la tramitación de la ILP, el Sindicato de Enfermería iniciará una campaña de información y sensibilización social en todo el Estado, bajo el lema “La Sanidad que merecemos”, con el objetivo de aumentar las plantillas enfermeras. Una de sus principales acciones será recabar a lo largo de los próximos meses las 500.000 firmas necesarias para que la ILP se debata en el Parlamento.

La organización sindical instalará mesas y puestos informativos en centros sanitarios de todo el Estado, además de en otros emplazamientos, para que profesionales y ciudadanos apoyen con su firma el aumento de las plantillas enfermeras en los diferentes servicios autonómicos de salud.

Objetivos a alcanzar

SATSE propone que en lo que respecta a las Unidades de Hospitalización, como regla general, se asigne un máximo de seis pacientes por cada enfermera, pudiéndose asignar hasta ocho, mientras que en las Unidades de Cuidados Críticos sería un máximo de dos pacientes y cuando se trate exclusivamente de Unidades Coronarias este número podría aumentarse hasta tres pacientes por enfermera.

En las Unidades de Reanimación Postquirúrgicas, la asignación de pacientes por enfermera sería un máximo de tres y en las áreas quirúrgicas, la asignación de enfermeras por cada quirófano sería de tres, salvo en aquellos casos en que se establezcan las condiciones de seguridad para reducir este número.

En Atención Primaria, la asignación de población por cada enfermera o enfermero no deberá superar los 1.500 habitantes y en Atención Socio sanitaria, SATSE entiende que debe ser el Gobierno el que establezca la asignación de personas, en base al criterio de la Comisión Interterritorial de Ratios Enfermera, que según propone el sindicato deberá crear el Ministerio de Sanidad, para la concreción de las ratios establecidas por la Ley.

Situación actual

“El objetivo de esta ley sería alcanzar la media de la Unión Europea, lo que significaría aumentar las plantillas en 131.000 enfermeras y enfermeros, es decir, un 34% más, según se recoge en un reciente estudio europeo, en el que se califica de “desproporcionadas” las actuales cargas de trabajo que sufren los profesionales de Enfermería en España, donde lo habitual es que cualquier enfermero o enfermera tenga, a diario, más de 15 pacientes hospitalizados a su cargo y hasta cinco pacientes si se trata de una Unidad de Cuidados Intensivos. Por su parte, los servicios de Urgencias de los hospitales se encuentran habitualmente desbordados”, apuntan desde SATSE.

“En lo que respecta a la Atención Primaria, las enfermeras y enfermeros tienen también un exceso de población asignada que hace imposible prestar una atención con los estándares recomendados de seguridad y calidad  (1.649 personas por enfermera de media). Lo mismo ocurre en las residencias donde una enfermera atiende a más de 100 personas” concluyen.

SATSE recuerda que en nuestro país no existe una legislación específica que regule la asignación de número máximo de pacientes por cada profesional. Por ello, en cada CC.AA. se establece el número de enfermeras y enfermeros de sus plantillas en función de criterios diversos en los que cuenta más el interés por el ahorro económico que mejorar la calidad de los cuidados, apunta.

En Australia y algunos estados de EE.UU., como California y Massachusetts, sí lo han hecho, y, por ejemplo, se exige, como norma en hospitalización general, que cada enfermera y enfermero solo tenga asignado un máximo de seis pacientes, señala el Sindicato de Enfermería.

A juicio de SATSE, es preciso fijar unas “líneas rojas” en todo el territorio del Estado español y garantizar por ley un número máximo de pacientes asignados a cada enfermera y enfermero. “Una norma que beneficiará a todos, ciudadanos, profesionales y Sistema Sanitario”, remarca.

¿Que es una Iniciativa Legislativa Popular?