• Lunes, 10 de Diciembre de 2018

EN 2018 SE COMERCIALIZARÁ SIN RECETA EN REINO UNIDO

Ventajas e inconvenientes del Viagra sin receta

Las farmacias del Reino Unido podrán dispensar libremente el fármaco para disfunción eréctil desde 2018. Una medida similar podría producirse en España.

Hace unos días, la Agencia Regulatoria de Medicamentos y Productos para el Cuidado de la Salud (MHRA, según sus siglas en inglés) de Reino Unido ha aprobado la recalificación de Viagra (citrato de sildenafilo), como tratamiento sin receta para ser dispensado en las farmacias comunitarias del país a hombres de 18 años o más con problemas de disfunción eréctil. La presentación sin receta se comercializará como Viagra Connect a partir de la primavera de 2018. Según la Farmacéutica Pfizer, comercializadora de Viagra,  en España no está previsto que suceda lo mismo a corto plazo.

Para Mara Sempere, del Grupo de Trabajo de Utilización de Fármacos de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), esta medida tiene aspectos positivos y negativos. "Sin duda, el consumo de este producto va a aumentar en Reino Unido, ya que se facilita su acceso. Pero por otra parte, va a disminuir su venta online, que ya se produce de manera importante y que facilita el uso de un producto sin garantías de ningún tipo", comenta Mara.

En la actualidad, existen multitud de páginas web que ofrecen por unos 50 euros (con los gastos de envío se pone en unos 70 euros) la caja de 30 pastillas del genérico en 50mg. El original puede costar el hasta tres veces más.

Para Sempere "no toda la disfunción eréctil es susceptible de tratar con sildenafilo, (el principio activo de Viagra), este medicamento está contraindicado para pacientes con una insuficiencia cardiaca grave, angina inestable o que hayan sufrido recientemente un infarto cardiaco ni cerebrovascular".

La disfunción eréctil suele producirse a causa de un problema físico, como una afección médica, una lesión o los efectos secundarios de otros fármacos. Las afecciones médicas que más se asocian con la disfunción eréctil son la presión arterial alta, el colesterol elevado en sangre y la diabetes. Algunos estilos de vida y factores psicológicos, como fumar, beber alcohol, el estrés y la depresión, también pueden llegar a causar disfunción eréctil.

Para el jefe de Urología del Hospital La Zarzuela, en Madrid, Ignacio Moncada, que la venta sin receta del Viagra pase en España es posible "esto ya se discutió hace unos 8 o 10 años en la Agencia Europea del Medicamento (EMA) cuando Pfizer quería que Viagra fuera un medicamento OTC (de venta sin receta)".

Sempere ve posibles problemas en facilitar el acceso a este medicamento. "Estamos detectando que hay jóvenes que lo utilizan para contrarrestar el efecto de cocaína, alcohol y otras drogas, y consumen conjuntamente estas sustancias en una mezcla peligrosa".

"Además, continúa Sempere, su libre dispensación podría derivar, en algunos casos, en un consumo no justificado o innecesario. Hay muchos hombres cuya disfunción eréctil es un síntoma de una patología de base o subyacente y lo desconocen. Por ello, de debe acudir al especialista antes de tomar este medicamento por primera vez. Si un paciente responde bien podría ir directamente a la farmacia y sería suficiente una evaluación anual por su médico".

Además, su uso puede producir efectos secundarios, como Los efectos secundarios más comunes de Viagra: dolor de cabeza, rubor facial, malestar estomacal, visión anormal, como cambios en la visión del color (como ver con una tonalidad azul) y visión borrosa, congestión y secreción nasal, dolor de espalda, dolor muscular, náuseas, mareos y erupción.

Por último, hay una serie de medicamentos cuya ingesta conjunta con el Viagra está contraindicada. Hay que usarlo con precaución con el cisapride, la cimetidina, la eritromicina y antibióticos macrólidos (eritromicina, claritromicina), con astemizol y algunos antimicóticos (ketoconazol, itraconazol), inhibidores de la proteasa (usados contra el HIV), algunos antidepresivos (fluvoxamina y nefazodone) por lo que en pacientes polimedicados siempre hay que tener precauciones.

Lo más indicado es ir al médico que es quien debe prescribir su uso, y comprobar que no genera problemas con otros medicamentos que usted pudiera estar tomando.