• Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

HASTA EL 27 DE MAYO EN LA BIBLIOTECA NACIONAL

La historia de Aída, la gran ópera de Verdi

Bajo el título de "Aída: el Egipto Imaginado", la Biblioteca Nacional mantendrá abierta hasta el 27 de mayo esta exposición que permitirá descubrir algunos de los secretos que rodearon la creación, de esta ópera de Giuseppe Verdi, a través de libros, partituras, grabados y fotografías.

Entre las piezas de la muestra se pueden encontrar una partitura de bolsillo en alemán de Aida, fechada en 1888; una tarjeta de abono del Teatro Real de 1850; un libreto de la ópera de 1874; un retrato de Verdi; una carta náutica del Canal de Suez (1881); el cartel de la versión cinematográfica de Aida (1953); la litografía Jardín de L’Harmonie (Henry Emy, 1871); la fotografía del compositor realizada en 1862 por Disdéri, y una carta de Verdi al tenor Fraschini de 1862.

Aída fue un encargo del Teatro de Ópera del Jedive en El Cairo, donde se estrenó el 24 de diciembre de 1871, dirigida por Giovanni Bottesini. Más allá de la famosa marcha triunfal, Verdi realizó una de sus mejores obras, con momentos mágicos como la consagración en el templo o las delicadas sonoridades de la noche a orillas del Nilo. El mítico Egipto se había puesto sobre el escenario y el enorme éxito de esta ópera reactivó esta moda. Una fortuna que permaneció en otros formatos, como la película italiana protagonizada por una jovencísima Sofia Loren en 1953, que puso la imagen a la voz de la gran soprano Renata Tebaldi.

 

Verdi en Madrid

La exposición Aida: el Egipto imaginado repasa estos contextos en libros, partituras, grabados y fotografías. Partiendo del compositor Verdi y su relación con España, se muestran documentos de su viaje a Madrid en 1863, como una interesante carta en la que comenta los preparativos de su estancia. Igualmente, se pueden ver fotografías de Auguste Mariette, una de las figuras esenciales de la egiptología, que estuvo detrás del proyecto de la ópera diseñando sus decorados y vestuario. Las imágenes de sus libros sobre el Antiguo Egipto reviven en la ópera con la monumentalidad de sus palacios y sus estatuas colosales.

Un Egipto imaginado que se puso de moda tras la inauguración del Canal de Suez en 1869. Con la repercusión mundial de la obra, el país intentaba mostrar su aspecto más moderno, pero a los ojos de Occidente seguía siendo la mítica tierra de los faraones. La poderosa sugestión del Antiguo Egipto, con sus monumentos y misterios, se mantenía con fuerza en el imaginario colectivo.

Aida es una ópera en cuatro actos con música de Giuseppe Verdi y libreto en italiano de Antonio Ghislanzoni, basado en la versión francesa de Camille du Locle de la historia propuesta por el egiptólogo francés Auguste Mariette, quien se esforzó mucho para que tanto los escenarios como el vestuario parecieran auténticos. La representación fue grandiosa, y no repararon en gastos, tanto que la corona que ceñía Amneris era de oro macizo y las armas de Radamés de plata.

Argumento

Aida, es una princesa etíope, que es capturada y llevada a Egipto como esclava. Un comandante militar, Radamés, lucha entre su amor por ella y su lealtad al Faraón, cuya hija Amneris, está enamorada de él.

Las Aídas más famosas de la historia han sido Renata Tebaldi, Maria Callas, Leontyne Price, Martina Arroyo, Maria Chiara y Montserrat Caballé. Y entre los más importantes Radamés, Luciano Pavarotti, Enrico Caruso,  Franco Corelli, o Plácido Domingo.

La ópera se ha adaptado para el cine en diversas ocasiones, destacando la mencionada version de Lois Maxwell y Sophia Loren, y una producción sueca de 1987. En ambos casos, los actores protagonistas hacían play-back con grabaciones de verdaderos cantantes de ópera.