• Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

JULIA NAVARRO Y SANTIAGO POSTEGUILLO, VUELVEN CON “TÚ NO MATARÁS” Y “YO, JULIA”, RESPECTIVAMENTE

Novelas para días de lluvia

El otoño ha llegado cargado de lluvia y novedades literarias. Las últimas novelas de Julia Navarro, Carmen Posadas o Santiago Posteguillo, son sin duda una buena apuesta para empaparse de lectura en cualquier lugar, en estos días de lluvia. Os proponemos también la lectura de dos novelas con la I y la II Guerra Mundial como fondo, "Los desertores" y "La catadora".

Al resguardo de la lluvia, cualquier lugar es bueno para disfrutar de la lectura.
Al resguardo de la lluvia, cualquier lugar es bueno para disfrutar de la lectura.

Tú no matarásJulia Navarro (Plaza & Janés).

mayor_actual_Julia_Navarro

La autora de La hermandad de la Sábana Santa, La Biblia de barro o Dime quién soy vuelve en esta ocasión para contar la historia de Fernando, Catalina y Eulogio, que han crecido juntos en un barrio madrileño cercano al Convento de la Encarnación. La guerra acaba de terminar y los tres jóvenes intentan sobreponerse a los estragos que ha causado en sus vidas y en las de sus familias. Atrapados en un complicado bucle en el que se confunden los afectos, la culpa y el deseo de venganza, emprenden un incierto viaje para escapar de sí mismos y construir un futuro más esperanzador que el que les ofrece la España de la posguerra.

Como náufragos en busca de su Ítaca, Alejandría se cruza en sus vidas de forma inesperada. A pesar de que los ecos de la guerra europea los persiguen, la ciudad se revela ante ellos como un puerto sofisticado y cosmopolita en el que todo les resulta ajeno. Gracias a Marvin, un prometedor poeta estadounidense al que Eulogio salvó la vida en la batalla del Jarama, Fernando se introduce en el intenso y fascinante círculo literario de Sara y Benjamin Wilson, quienes consiguen revivir en él la ilusión por ser editor al igual que su padre.

Mientras la guerra avanza, sus vidas se entrelazan con otras vidas en ciudades como Vichy, Lyon, Zurich, Viena, Praga o Berlín. En los últimos meses del conflicto se instalarán en París, donde descubren la terrible verdad que esconden los campos nazis recién liberados. Desde allí, y al frente de la librería de los Wilson en el barrio judío de Le Marais, aguardan el momento de volver a España debatiéndose entre la impaciencia y el miedo, pues su regreso significa mucho más que el reencuentro con sus seres queridos y la vida que dejaron atrás. En Madrid aún han de enfrentarse a una batalla aplazada durante largo tiempo. Porque a menudo es más sencillo huir que enfrentarnos a nuestros fantasmas.

 

La maestra de títeres, Carmen Posadas (Espasa)

mayor_actual_Posadas

Beatriz Calanda, es la protagonista de la nueva novela de Carmen Posadas. La autora hace un recorrido por los sesenta últimos años de la historia de España a través de la exhibición que «la Calanda» hace de su vida exagerada y excesiva. 

Carne de las revistas de sociedad, con una vida cincelada a golpe de glamour, escándalos y exclusivas, gran dama de la jet-set madrileña, todo el mundo sabe perfectamente quién es Beatriz Calanda, quiénes fueron sus cuatro maridos (el actor de moda, el escritor de culto, el aristócrata y el banquero), y la vida y andanzas de sus cuatro hijas, una por marido, destinadas desde la cuna a heredar el cetro de «mami».

Sí, todos la conocen, pero muy pocos, ni siquiera los maridos, mucho menos sus hijas, saben quién es en realidad Beatriz, cuáles fueron sus orígenes y por dónde tuvo que pasar para convertirse en un icono capaz de arrastrar a una corte de paparazzi con cada movimiento.

Una novela irónica, barroca y tan audaz y seductora como la propia Beatriz Calanda. Más que un retrato, la autora de Pequeñas infamias (Premio Planeta 1998) y El testigo invisible realiza una disección de la alta sociedad madrileña de aquella época, tan exclusiva como hermética.

 

Yo, Julia, Santiago Posteguillo. Premio Planeta 2018.

mayor_actual_Posteguillo

192 d.C. Varios hombres luchan por un imperio, pero Julia, hija de reyes, madre de césares y esposa de emperador, piensa en algo más grande: una dinastía. Roma está bajo el control de Cómodo, un emperador loco. El Senado se conjura para terminar con el tirano y los gobernadores militares más poderosos podrían dar un golpe de Estado: Albino en Britania, Severo en el Danubio o Nigro en Siria. Cómodo retiene a sus esposas para evitar su rebelión y Julia, la mujer de Severo, se convierte así en rehén.

De pronto, Roma arde. Un incendio asola la ciudad. ¿Es un desastre o una oportunidad? Cinco hombres se disponen a luchar a muerte por el poder. Creen que la partida está a punto de empezar. Pero para Julia la partida ya ha empezado. Sabe que solo una mujer puede forjar una dinastía.

 

La catadora, Rosella Postorino (Lumen)

mayor_actual_La_catadora

Imaginen por un momento una mesa bien dispuesta, con platos de loza blanca llenos de comida exquisita. Imaginen unas judías verdes condimentadas con mantequilla fundida, el olor embriagador de unos pimientos asados y la textura de un Strudel de manzana y de un pan recién horneado. Al levantar la vista encontrarán a diez mujeres jóvenes y famélicas a punto de empezar a comer.

Estamos en el cuartel general de Hitler y corre el año 1943; la guerra causa estragos, pero ellas están aquí y tienen hambre. Lo que pueda pasar después poco importa...«¡Comed!», ordenan los soldados de la SS: ellas son las catadoras de la comida del Führer y tendrán que aguardar una hora hasta que los guardias descarten que las viandas puedan estar envenenadas. En el ambiente turbio de este banquete perverso, que siempre puede ser el último, las jóvenes y los militares que gobiernan el cuartel trenzan alianzas insólitas, pero ¿acaso hay algo insólito cuando vivimos al límite?

Inspirándose en la historia real de Margot Wölk, catadora de Hitler, la escritora italiana Rosella Postorino atraviesa el laberinto del deseo para contarnos la historia de Rosa Sauer, una joven que frente a la violencia de la Historia se aferra a su afán por saborearlo todo, incluido el sexo prohibido, mientras espera a un marido que no regresa: una mujer con ganas de sentirse viva.

La catadora ha obtenido el Premio Campiello, el Premio Pozzale Luigi Russo, el Premio Rapallo y el Premio Giovanni Comisso y se han vendido los derechos para su adaptación al cine.

 

Los desertores, Joaquín Berges (Tusquets Editores. Colección Andanzas)

mayor_actual_Los_desertores

Jota observa los camiones que entran y salen del mercado de frutas y verduras donde ha trabajado hasta su jubilación cuando, de pronto, sin comunicárselo a nadie, sube a uno de ellos en dirección a la frontera francesa. Va en busca de la tumba de Albert Ingham, un soldado británico que, con su amigo Alfred, combatió en la batalla del Somme, en 1916. Ambos vivieron juntos los horrores de la guerra y así es como fueron enterrados, el uno al lado del otro en un pequeño cementerio del norte de Francia; en la tumba de Albert Ingham figuran unas enigmáticas palabras que su padre ordenó inscribir al enterarse de las circunstancias en que había muerto su hijo.

Jota viaja hasta allí guiado por el eco de esas palabras. En el trayecto, va leyendo las cartas que Albert envió a su progenitor, un testimonio desgarrador sobre la desolación de las trincheras salpicado de versos que escribieron los poetas de la guerra.

Arrastrado por esa historia de hace cien años, Jota revive la relación que mantuvo con su propio padre y el desmoronamiento familiar que causó la extraña enfermedad de su madre.

Joaquín Berges (Zaragoza, 1965) se dio a conocer con El club de los estrellados, a la que siguieron Vive como puedasUn estado del malestarLa línea invisible del horizonteNadie es perfecto y Una sola palabra. En 2015 recibió el Premio Artes&Letras del Heraldo de Aragón.