• Lunes, 10 de Diciembre de 2018

SU RICO PATRIMONIO NATURAL Y CULTURAL PERMITE DISFRUTAR DE LA PROVINCIA LEJOS DE LAS PLAYAS

Cádiz: planes para cuando sopla el levante

Os proponemos un plan alternativo para disfrutar de la provincia de Cádiz, más allá de las jornadas de playa donde a veces el viento de `levante´nos impide ir. El Faro de Trafalgar; Barbate; las ruinas romanas de `Baelo Claudia´; Tarifa o los pueblos de la ruta de los castillos, su sierra, sus parques naturales... las opciones son inagotables.  

Ruinas romanas de Baelo Claudia, junto a la playa y Duna de Bolonia.
Ruinas romanas de Baelo Claudia, junto a la playa y Duna de Bolonia.

Cádiz se ha convertido desde hace algunos años en uno de los destinos favoritos de los viajeros, atraídos entre otras cosas por la belleza de sus playas que invitan a pasar interminables jornadas, como la de La Barrosa, en Chiclana de la Frontera o las de la Fontanilla, Los Bateles y Castilnovo, pertenecientes al cercano municipio de Conil de la Frontera; y siguiendo la costa hacia Algeciras, El Palmar (Vejer), y Bolonia o Los Lances (Tarifa). Sin olvidar la popular playa de la capital gaditana de La Victoria o las de Punta Candor, Puntallillo o La Ballena en Rota, por nombrar solo algunas de ellas.

En total 138 kilómetros de playas, entre los que además de extensos arenales y ensenadas, podemos encontrar algunas calas como las conocidas Calas de Levante, las más próximas al pueblo de Conil (Calas Camacho, Sudario, Pitones, Melchor y la del Aceite); y las Calas de Poniente o de la Fuente del Gallo (junto a la urbanización del mismo nombre).

En estas ultimas podremos seguir disfrutando del baño los días de `levante leve´, ese viento que de vez en cuando azota el Estrecho con más o menos fuerza, especialmente de mayo a octubre, llegando incluso a impedir la salida de barcos en los puertos de la zona.

mayor_actual_FarodeTrafalgarTómbolo o Faro de Trafalgar, frente al que en 1805 tuvo lugar la batalla que enfrentó a las tropas aliadas de Francia y España (al mando del vicealmirante francés Pierre Villeneuve) contra la armada británica al mando del vicealmirante Horatio Nelson, quien obtuvo la victoria. 

 

Precisamente esos días de `levante fuerte o moderado´en el Estrecho, como relatan en el pronóstico del tiempo, no hay quien pare en la playa. Es entonces cuando los veraneantes nos asomamos casi con nostalgia a los vacíos arenales y escuchamos con cierta ansiedad a los gaditanos más veteranos que hablan con voz experta sobre cuando `saldrá´de nuevo este cálido viento, y cuando `entrará´el refrescante viento de Poniente que nos permitirá volver debajo de la sombrilla.

Son días para descubrir, sino lo hemos hecho hasta entonces, la gran riqueza cultural y natural de la provincia. Podemos comenzar siguiendo la conocida como Ruta Milenaria del Atún desde el pueblo de Conil, siguiendo la carretera de la costa hacia Caños de Meca donde se encuentra el Tómbolo o faro de Trafalgar, frente al que se desarrolló la conocida batalla.

Conil de la Frontera, Barbate, Zahara de los Atunes, Tarifa y La Línea de la Concepción forman parte de la Ruta Milenaria del Atún, con la que se quiere poner en valor la riqueza natural, cultural y gastronómica, de estas localidades influenciadas por la cercanía del mar y la explotación del atún.

 

Desde allí, atravesando el Parque Natural de La Breña y Marismas del río Barbate, llegaremos al pueblo de Barbate, conocido por ser uno de los pocos lugares del mundo donde aún se practica la pesca del atún de almadraba, manjar que puede degustarse en muchos de sus restaurantes y de la cercana Zahara de los Atunes.

Si estas interesado en presenciar como los almadraberos practican este arte de pesca artesanal que ya utilizaban los fenicios, puedes embarcarte en el Barco Tierra, de la empresa Nature Tarifa, la única autorizada a llevar viajeros que quieran presenciar la pesca del atún rojo. El precio de la actividad es de 275 euros.

 

En Zahara, los días sin viento podemos pasear por la interminable playa de Atlanterra hasta la Torre del Cabo de la Plata, y desde aquí por la Bahía de la Plata hasta el Faro de Caraminal, uno de los puntos mágicos de este litoral, donde disfrutar de las puestas de sol. Desde aquí siguiendo el litoral alcanzaríamos Punta Caraminal, pero la vegetación nos lo impide, así que tendremos que volver a Zahara para salir a la carretera nacional que nos lleve a nuestro próximo destino.

Tras el `oro rojo´

El llamado `oro rojo´ fue un reclamo no solo para los fenicios, quienes iniciaron la práctica de la almadraba, sino también para los romanos que instalaron una de las mayores factorías pesqueras de su imperio en la cercana Bolonia, a cuya sombra surgió una de las ciudades más importantes de la Hispania romana, Baelo Claudia (s. II a.C.), visita obligada sople o no el levante. Conocida por la sus pescados ahumados y en salazón, especialmente era valorada su salsa garum que se exportaría al resto del Imperio. Elaborada a base de vísceras de pescado (sobre todo grasos como caballa, y sardinas) que se ponían en salmuera y a los que dependiendo del gusto se les añadía distintas hierbas aromáticas, la receta no era única, prueba de ello son las 493 recetas que el gastrónomo romano Marco Gavio Apicio (s.I d.C.) recogió en su libro de cocina De recoquinaria.

La ciudad-factoría continúa siendo excavada, identificándose varios saladeros o piletas donde se elaboraba la deseada salsa, que conservaban en su interior restos de las últimas conservas realizadas.

En el año 2013 un equipo de investigadores, del departamento de Tecnología de los alimentos de la Universidad de Cádiz, reconstruyó la fórmula de la receta del garum gracias a una muestra hallada en un ánfora de Pompeya. El cocinero gaditano, con una estrella Michelín, Mauro Barreiro ha trabajado con esta salsa algunos de sus platos.

 

El Yacimiento Arqueológico, Monumento Histórico Nacional, conserva una de las mejores muestras de urbanismo romano que se conocen, tanto del trazado de sus calles, de sus edificios (Foro, mercado, viviendas, templos, baños,…), como de la infraestructura de abastecimiento de agua y alcantarillado.

Desde las ruinas divisamos la enorme Duna de Bolonia, declarada Monumento Natural desde 2001 y de unos 30 metros de altitud, donde recomendamos subir los días sin viento.

El camino desde Baelo Clauida hasta Tarifa aparece salpicado de carteles de establecimientos hoteleros que nos anuncian que nos adentramos en el territorio del surf o kitesurf, siendo precisamente los días de mucho viento cuando mas afluencia de público hay especialmente en la playa de Valdevaqueros, donde el espectáculo está garantizado.

Tarifa `la deseada´

Tanto la playa como el municipio forman parte del Parque Natural del Estrecho de Gibraltar, cuya protección comprenden tanto el entorno marino como el terrestre. Su situación estratégica la convirtió en `objeto de deseo´de moros y cristianos, pero también de piratas y de defensa militar. Un paseo por sus estrechas calles, que nos protegerán del viento de levante, nos recordará a la musulmana Al-Yazirat Tarif (Isla de Tarif), Tarifa, especialmente las mas próximas al castillo de Guzmán el Bueno (s.X) mandado levantar por el califa de Córdoba Abderramán III, desde cuyas torres podemos ver los días claros África.

Al pie del castillo podemos ver el pequeño puerto de la ciudad desde donde parten los ferrys para cruzar el Estrecho hasta la cercana Tánger. Desde allí también parten los barcos de avistamiento de cetáceos abundantes en esta zona de paso, desde MayorActual recomendamos la Fundación Firmm, que desde 1998 trabaja para conservar y mejorar las condiciones de vida de los grupos de delfines, cachalotes, orcas y ballenas que viven aquí. Otras compañías de avistamiento de ballenas y delfines en la zona son TurmaresAventura TarifaWalle Watch, o Sport Tarifa.

Desde Tarifa, podemos continuar viaje siguiendo la conocida como ruta de los Castillos y Fortalezas que nos conducirá por municipios como Zahara de la Sierra, Olvera, Setenil ya en la Sierra de Grazalema, casi en el límite con la provincia de Málaga; y por Jimena y Castellar de la Frontera, en el parque natural de Los Alcornocales. Pero esta visita deberemos dejarla para otro día, ya que el itinerario es largo, y nos llevará recorrerla una jornada completa. Quedando por visitar las fortalezas de Arcos de la Frontera, Medina Sidonia, Jerez,  Vejer, Cádiz, o Sanlúcar de Barrameda entre otras.

El Castillo de Santiago, en Sanlúcar de Barrameda, fue construido entre 1468 y 1492, es decir, a finales de la Edad Media, por el II Duque de Medina Sidonia.

 

Además de esta ruta podemos visitar la provincia siguiendo otras como la conocida ruta de los pueblos blancos, la americana, la de los vinos; la del caballo y el toro; o la de la Constitución de 1812. Como ves la oferta es muy variada, así que no esperes a que haya viento de levante para recorrerla.

La visita a la Yeguada de la Cartuja Hierro del Bocado en Jerez forma parte de la ruta del caballo y el toro.