• Domingo, 21 de Octubre de 2018

ATAPUERCA, ALTAMIRA, O TITO BUSTILLO FORMAN PARTE DE LA RED EUROPEA DE LA EDAD DE HIELO

Destinos `Ice Age´ para pasar el calor

La Edad del Hielo `Ice Age´, es uno de los períodos mas fascinantes de la historia humana primitiva. Para contar la historia de aquellos humanos que vivían en cuevas y las pintaban, y la herencia cultural que nos dejaron, se creó la red `Ice Age Europe´, a la que pertenecen cinco sitios arqueológicos españoles. Acompáñanos en este `helador´viaje en el tiempo.

La red Ice Age Europe cuenta la historia de la gente de la Era de Hielo en Europa y la herencia cultural que nos dejaron. Imagen de la exposición fotográfica `#IceAgeEuropeNow´actualmente en Altamira.
La red Ice Age Europe cuenta la historia de la gente de la Era de Hielo en Europa y la herencia cultural que nos dejaron. Imagen de la exposición fotográfica `#IceAgeEuropeNow´actualmente en Altamira.

La Edad de Hielo es uno de los períodos más fascinantes de la historia humana primitiva. Los cimientos de nuestra cultura se establecieron durante los más de dos millones de años de historia que duró y sus reliquias se encuentran entre los testimonios clave de nuestro patrimonio cultural y del desarrollo humano.  

Algunos de los sitios patrimoniales más importantes de esta época se encuentran en Europa, la importancia de los hallazgos encontrados en ellos, tanto restos humanos y de arte rupestre, así como asentamientos y áreas de vida, han hecho que muchos de ellos sean declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y participen en el programa especial `Evolución Humana: Adaptaciones, Dispersiones y Desarrollos Sociales´ (HEADS) para promover este legado de la Era de Hielo.

La red Ice Age Europe cuenta la historia de la gente de la Era de Hielo en Europa y la herencia cultural que nos dejaron. Su objetivo es concienciarnos sobre la necesidad de conservar el patrimonio de la Era Glacial creando para ello itinerarios culturales entre distintos centros que forman parte de la red, y un programa de actividades que atraigan al público en general; además de fomentar el intercambio de información y el estudio entre investigadores.

mayor_actual_ice_age_fotofamilia_neanderthalLos cimientos de nuestra cultura se establecieron durante los más de dos millones de años de historia que duró la Edad de Hielo (Foto: Neanderthal Museum Mettmann de Alemania).

La red empezó a funcionar en el 2013, y en la actualidad la forman 15 sitios arqueológicos con patrimonio de la Era del Hielo y museos afiliados o centros de visitantes de seis países europeos. Los sitios atraen más de 1,3 millones de visitantes por año, la mayoría desde Europa, aunque casi la mitad de los sitios reciben a un número significativo de visitantes de todos los continentes.

En Italia, la Cueva de Fumane; Bélgica, Prehistosite de Ramioul; Croacia, Museum Kraneamus Muzej Krapinskih Neandertalaca; Francia, Musee de l'Homme de Neandertal La Chapelle-aux-Saintsre, Musée Départemental de Préhistoire de Solutré, Pôle International de la Préhistoire, Grottes d’Isturitz et d’Oxocelhaya.

En Alemania, Urgeschichtliches Museum Blaubeuren; Paläon – Forschungs- und Erlebniszentrum Schöningen, Neanderthal Museum Mettmann, Archaeopark Vogelherd. Y en Gran Bretaña, Kent’s Cavern Prehistoric Caves, y The Gibraltar Museum.

 

Sitios `Ice Age´en España

En España forman parte de la red el Museo de la Evolución Humana (Burgos), el Museo de Altamira (Cantabria); la Cueva de Santimamiñe (Vizcaya), el Centro de Arte Rupestre ‘Cueva de Tito Bustillo’ (Asturias) y Eikanberri (Guipúzcoa).

1. Museo de la Evolución Humana 

El Museo de la Evolución Humana, alberga en sus salas los descubrimientos hallados en los distintos yacimientos de la cercana sierra de Atapuerca, y que tantos titulares han generado en los últimos años, como el cráneo de Miguelón (200.000 a.C.), el más completo del registro fósil mundial; la pelvis “Elvis” (-1.800.000); el pie “Vicente del Bosque”, que podría tener una antigüedad de medio millón de años; o el bifaz “Excalibur”.

Hasta ahora los restos fósiles hallados en Atapuerca desde 1978, han permitido identificar la presencia de cinco especies diferentes: Homo sp. (aún por determinar, 1.200.000 años), Homo antecessor (850.000 años), Homo heidelbergensis (500.000 años), Homoneanderthalensis (50.000 años) y por supuesto Homo sapiens (nosotros), reescribiendo en muchos casos la historia del continente europeo y la evolución de los diferentes grupos humanos en Europa desde hace más de un millón de años.

 

Gracias al proyecto Google Arts & Culture, pueden verse más de 50 elementos de la muestra permanente del MEG, a través de tres exposiciones online. Tres historias interactivas que permiten conocer la evolución humana desde una perspectiva cultural; biológica y fósiles originales de los primeros humanos en Europa Occidental hallados en Atapuerca.

 

Además del Museo, se realizan visitas guiadas a los Yacimientos y al Centro de Arqueología Experimental CAREX donde descubrir de primera mano la técnica para hacer fuego o pintar en una cueva o como realizar un bifaz.

Ruta teatralizada en Atapuerca
Precisamente el CAREX acogerá los sábados 4, 11 y 18 de agosto, a las 21,15 horas, la actividad ‘La Ruta de los Patrimonios’, un recorrido teatralizado de aproximadamente una hora de duración a través de diferentes espacios de la época. Los espectadores conocerán la historia de la localidad de Atapuerca, su vinculación con su patrimonio internacional y la huella que han dejado en la localidad las diferentes civilizaciones, haciendo especial hincapié en los Yacimientos de la Sierra de Atapuerca, el Camino de Santiago y la Batalla de Atapuerca, todos ellos vinculados al territorio, con reconocimientos patrimoniales y de interés turístico.
Las plazas para disfrutar de esta nueva ruta son limitadas y la entrada gratuita, para todos los públicos.  Se requiere inscripción previa a través del correo electrónico [email protected]M o el teléfono 947.421.000.

 

2. Museo de Altamira 

El Museo de Altamira, al igual que el MEH años mas tarde, nació al calor de la cueva, considerada la capilla Sixtina del Arte Cuaternario, donde los diferentes grupos que la habitaron entre hace 35.000 y 13.000 años, expresaron en sus paredes su relación con el mundo que les rodeaba.

Su delicado estado de conservación mantuvo las Cuevas cerradas y actualmente su acceso es controlado y limitado a una visita a la semana para cinco personas de 37 minutos de duración. La visita se realiza bajo un estricto protocolo de indumentaria e iluminación, y con un recorrido y tiempos de permanencia definidos para cada zona de la cueva.

Se realiza todos los viernes a las 10:40 h, pudiendo participar en el procedimiento de selección de los cinco participantes todas las personas mayores de 16 años que se encuentren visitando el museo entre las 9.30 h. y las 10.30 h. de ese mismo día. A la llegada al museo se facilita el boletín de solicitud así como las condiciones de visita que han de ser aceptadas.

Imágenes extraidas del DVD `Altamira desde siempre para siempre´ del Museo de Altamira.

Para aquellos que no puedan visitar la cueva original, se construyó la Neocueva, una reproducción tridimensional rigurosa, basada en el conocimiento científico y en el estudio de las técnicas y materiales empleados en época prehistórica, permitiendo conocer la cueva de Altamira, así como el hábitat de sus pobladores y el arte rupestre que allí realizaron: bisontes, caballos, ciervos, o cabras.

 

Los visitantes podrán participar durante los meses de verano, en un paseo guiado por los alrededores de la cueva, donde se han recuperado las especies vegetales que poblaban los alrededores de la cavidad durante el Paleolítico superior, así como en talleres sobre pintura prehistórica, y un amplio programa de actividades.

Como miembro de la red Ice Age Europe, Altamira acoge la exposición fotográfica #IceAgeEuropeNow cuyo objetivo es dar a conocer la herencia cultural compartida en Europa y que se remonta al periodo Paleolítico. La exposición se compone de una selección de fotografías de gran formato y alta calidad que comparan imágenes de nuestra actual actividad cotidiana con imágenes que evocan la vida de nuestros antepasados durante el Paleolítico, procedentes estas últimas de los distintos museos y sitios arqueológicos que forman parte de la red europea.
La exposición comenzó su recorrido en abril de 2017 en el Neanderthal Discovery Site, de Alemania, y permanecerá en el Centro de Altamira hasta el 2 de septiembre, para continuar su andadura en el MEH de Burgos, donde se exhibirá durante el otoño.

 

3. Cueva de Santimamiñe 

Enclavada dentro de la reservade la Biosfera de Urdabai, la cueva conserva restos de sentamientos humanos de hace más de 14.000 años y alberga en su interior casi medio centenar de pinturas rupestres en la que aparecen representados bisontes, caballos, ciervos, cabras y osos pardo; además de numerosas formaciones de estalactitas y estalagmitas de gran belleza.

 

En la actualidad, está cerrada al público, pero es posible contemplar su interior a través de los recorridos virtuales en 3D que se realizan en el Centro de Interpretación. Los visitantes también pueden acceder al yacimiento arqueológico situado en la entrada de la cueva.

Para la visita guiada es necesaria la cita previa a través de los teléfonos (94 465 16 57 /94 465 16 60), del correo electrónico ([email protected]) o in situ, en la oficina de información.

4. Centro de Arte Rupestre ‘Cueva de Tito Bustillo’

Precisamente este año se celebra el 50 aniversario del descubrimiento de esta cueva, una de las mejor decoradas del Paleolítico con pinturas únicas como la pareja de antropomorfos; el animal marino identificado como ballena, una rareza dentro del bestiario de aquella época; la mano en negativo; o el camarín de las vulvas, el primero que vieron los descubridores de la cueva.

Vídeo elaborado por la Mediateca de la Universidad de Oviedo.

La cueva permanece abierta desde marzo a octubre, y su visita está restringida a un número máximo de 15 personas por pase, por lo que es imprescindible comprar previamente la entrada (ver aquí).

El recorrido por el Centro de Arte Rupestre, se realiza a través de seis áreas donde conocer cuándo se produjo el descubrimiento de la cueva, su valor geológico, quiénes la habitaron y cómo son las muestras de arte rupestre que conserva en su interior.

5. Cueva de Ekain

Situada en el municipio guipuzcoano de Zestoa, en pleno valle de Sastarrain, la cueva es conocida por sus pinturas rupestres tanto por su cantidad, cuenta con aproximadamente 70 figuras de animales, 64 de ellas pintadas y 6 grabadas, especialmente caballos; como por la belleza de su conjunto ecuestre uno de los más ricos del arte franco-cántabro, estando considerado como el mejor lienzo de pared en su categoría.

 

Al igual que el resto de destinos Ice Are de España, fue nombrada por la Unesco, Patrimonio de la Humanidad.

Más información sobre visitas y actividades aquí.