• Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

NINOTS, LA PLANTÁ, NIT DEL FOC, NO TE PIERDAS NADA

Fallas: Guía para novatos

Se acerca el 19 de marzo y Valencia huele ya a Fallas. Si esta va a ser tu primera vez te ofrecemos esta guía básica sobre estas fiestas incluidas en la lista de la Unesco del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad; y si ya has estado alguna vez, quizás te valga para averiguar todo lo que sabes sobre ella.

En Valencia el ambiente de Fallas se respira semanas antes. Desde el 1 de febrero se celebra en la Ciudad de las Artes y las Ciencias la Exposición del Ninot donde se pueden ver todos los candidatos a ser indultados y que por tanto no se quemarán en la Nit del Foc del 18 de marzo.

Los ninots son las figuras o escenas individuales que componen una falla, pudiendo haber hasta 40 en una falla, más grandes o más pequeños, pero todos con una temática común. Cada año, solamente dos ninots, uno de una falla adulta y otro de una falla infantil, se salvarán de las llamas por votación popular. Los más votados, los indultats, se expondrán permanentemente en el Museo Fallero.

Otro de los actos que anuncian la llegada de las Fallas y que se celebra cada año el último domingo de febrero, es `La Cridá´ o pregón, donde la Fallera Mayor invita al resto del mundo a las fiestas. A partir de entonces, se celebra también una mascletá diaria en la plaza del ayuntamiento en torno a las 14,00 horas.

El 15 de marzo es el día de inicio oficial de las Fallas, con la Plantà de los monumentos falleros desde primera hora de la mañana. Los artistas han estado guardando durante todo el año sus monumentos, y es a lo largo de este día cuando salen del taller y ven al fin la luz. Ese día las fallas infantiles ya deben estar colocadas, ya que el jurado de la Junta Central Fallera, recorre las calles de Valencia en busca de la falla infantil ganadora; las grandes todavía tienen tiempo hasta las 12 de la noche. Las elegidas, tanto infantil, como las grandes, serán las últimas en quemarse, junto a las dos que se plantan en la plaza del Ayuntamiento, y que no entran en concurso.

La noche de la plantà es el mejor momento para recorrer las fallas más importantes, evitando así las aglomeraciones de gente y las colas que sí habrá en la falla cuando se conozca el veredicto del jurado.

mayor_actual_lacremá

El 19 de marzo, San José, marca el final de las fallas, con la celebración de la Cremà de las fallas infantiles que comienza a las 22:00 horas; media hora más tarde se quema la falla infantil ganadora del primer premio, y a las 23:00 horas la falla infantil de la Plaza del Ayuntamiento.

Justo a medianoche, da comienzo la cremà de los monumentos grandes, y a las 01:30 horas, tras un castillo de fuegos artificiales, la última falla que todavía queda en pie, la de la Plaza del Ayuntamiento, es consumida por el fuego.

Es la Gran Nit del Foc, ese día es recomendable acudir tiempo antes de que comience el castillo, ya que muchos puentes de la ciudad se cierran al tráfico y hay mucha gente que acude a verlos. Se pueden ver desde cualquier punto del río, pero se disparan desde el cauce del río Turia, a la altura del Paseo de  la Alameda.

Fallas no es sólo el nombre que reciben las fiestas que se celebran cada año en honor de San José, también es el nombre de la asociación local o peña, que ha diseñado y subvencionado los monumentos falleros. En Valencia hay unas 400 Fallas, con un total de unos 200.000 miembros, casi una cuarta parte de la población.

Uno de los actos más emotivos para los falleros a lo largo de estos días es la Ofrenda a la Virgen de los Desamparados, la patrona de la ciudad, en la que llevando un ramo de flores recorren el camino que les separa de su falla hasta la Plaza de la Virgen, llegando a caminar muchos de ellos varios kilómetros.

En la plaza se instala una figura de la Virgen, hecha de madera, de forma que los ramos de flores se van colocando en los estantes vacíos. Con los ramos de claveles se va confeccionando el manto, con un dibujo previamente diseñado y que cada año es diferente. Al cambiar el diseño, los colores de los ramos también cambian, siendo los más habituales el blanco, rosa y rojo.

Suele comenzar el 17 de marzo en torno a las 15:30 horas, terminando de madrugada. Ante la avalancha de falleros y comisiones, hay dos recorridos: uno que transcurre por la calle de la Paz, y el otro que va por la calle San Vicente, desembocando ambos a la Plaza de la Virgen, donde las comisiones desfilan una a una con sus bandas de música y hacen su entrada en la plaza al ritmo de “Valencia”.

Y no podemos olvidarnos para vivir de lleno la experiencia fallera, de comprar un cucurucho de buñuelos de calabaza que se venden recién hechos en numerosos puestos callejeros y mojarlos en una taza de chocolate caliente.