• Lunes, 10 de Diciembre de 2018

TERUEL, CUENCA, SORIA, LA RIOJA, ASTURIAS, CENTROS DE LA PALEONTOLOGÍA MUNDIAL

Jurassic World está en España (y no es una película)

El español, Juan José Bayona, fue elegido por Spielberg para dirigir la ultima película de la saga de Jurasicc Word. Os proponemos seguir las rutas icnitas (huellas de dinosaurios) de Soria y La Rioja; y visitar algunos de los `santuarios´ de la paleontología mundial, como el Museo del Jurásico de Asturias, o Dinópolis en Teruel. Bienvenidos a la Tierra de los Dinosaurios.

Dinópolis.
Dinópolis.

1. Museo Jurásico de Asturias MUJA

El MUJA-Museo del Jurásico de Asturias se encuentra en plena costa, entre las localidades de Colunga y Lastres. Abrió sus puertas en el 2004, desde entonces ha ido incrementando el número de sus piezas, hasta alcanzar las más de 4.000 que forman actualmente la colección. Allí están las mayores huellas de dinosaurios terópodos y estegosaurios conocidas hasta el momento, con una longitud de 82 cm y 58 cm respectivamente. Además conserva los esqueletos más completos de la Península Ibérica de dos reptiles marinos y de un dinosaurio ornitópodo; numerosos restos óseos de tortugas, cocodrilos y peces; de muestras de la flora representativa de aquella época; y de fósiles de invertebrados.

 

 

Además el MUJA con 520 ejemplares, guarda la mejor colección de huellas de dinosaurios o icnitas de Europa, y la tercera del mundo por detrás de la del Dinosaur Tracks Museum y la del Beneski Museum of Natural History. Una colección que cuenta con la única huella conocida a nivel mundial de un lagarto del Jurásico; o con las de pterosaurios o reptiles voladores, algunas con evidencias de piel y pertenecientes a individuos de un tamaño muy superior a los que se conocen, en base a sus huesos a nivel de Jurásico; además de huellas de cocodrilos y tortugas.

Muchos de estos restos se hallaron en los acantilados que hay a lo largo de la costa entre Gijón y Ribadesella, la conocida Costa de los Dinosaurios, donde abundan las huellas y restos óseos de dinosaurios y otros reptiles jurásicos. A lo largo de este tramo pueden visitarse nueve yacimientos de icnitas de dinosaurios, localizados en los concejos en Villaviciosa (playa de Merón, puerto de Tazones, y faro de Tazones), Colunga (acantilados de Luces y Lastres, y playa de La Griega) y Ribadesella (playas de la Vega y Ribadesella, y acantilado de Tereñes).

2. Ruta de las icnitas de Soria

La ruta de las icnitas de Soria, recorre 16 yacimientos con huellas de dinosaurios repartidos por la provincia, a través de tres itinerarios: el primero recorre los pueblos más orientales de la comarca como Yanguas, Matasejún, Valdelavilla, o Fuentes de Magaña, donde se encuentran repartidos los yacimientos de Las Adoberas, Miraflores, San Roque, Valles de Valdelalosa, El Majadal, Valdegen y Fuentesalvo.

 

El segundo, transcurre por la comarca de Tierras Altas, entre montañas y hermosos valles con pueblos como Bretún, Los Campos, Santa Cruz de Yanguas o Villar del Río, en cuyos alrededores se ubican los yacimientos de La Peña - Corral de la Peña, Fuente Lacorte - El Frontal, La Matecasa, Los Tormos, Salgar de Sillas, Santa Cruz, y Serrantes.

El último itinerario transcurre desde el pueblo de El Royo, hasta San Pedro de Manrique dejando a su paso los yacimientos de Dehesa de Gallinero, El Royo y Salgar de Sillas. Más alejadas de Tierras Altas, pero con un gran interés medioambiental, se sitúan pequeñas localidades donde descubrir otras zonas con huellas fósiles de dinosaurios y otros animales prehistóricos.

En algunos de ellos como en El Corral de la Peña, se encuentran numerosas huellas tridáctilas (con la impresión de tres dedos), en una zona que se piensa por la gran cantidad de huellas que fue muy transitada hace 142 millones de años. El de Fuente Lacorte - El Frontal es uno de los que cuenta con mayor numero de icnitas, destacando el de El Frontal al encontrarse huellas de tortugas o icnitas de terópodos (carnívoros) con la marca de un cuarto dedo.

 

 

En el yacimiento de Dehesa de Gallinero, situado en la localidad de Almarza, aparecen icnitas de diferentes tamaños y características, lo que indica que el número de especies que dejaron sus pisadas impresas puede ser muy alto. El de La Matecasa se encuentra a escasos metros de la localidad de Bretún, justo al otro lado del barranco de la Fuente Mingo, allí se pueden observar huellas de dedos fuertes, alargados y afilados, en las que en ocasiones pueden diferenciarse poderosas garras. El yacimiento permite ver en algunas zonas los característicos ripples u ondulaciones que hoy en día aparecen en la orilla de grandes masas de agua.

El yacimiento de Fuentesalvo, es el único de la Ruta de las Icnitas que se encuentra adaptado para sillas de ruedas y personas con movilidad reducida mediante grandes pasarelas de acceso. También posee equipamiento didáctico para invidentes y personas de visibilidad reducida. Los rastros en su superficie ofrece también uno de los pocos ejemplos de gregarismo en dinosaurios, lo que lo convierte en un yacimiento importante desde el punto de vista científico, ya que puede ayudar al conocimiento de cómo vivían estos animales del pasado.

 Y el barranco de Miraflores cuenta con uno de los yacimientos con mayor número de icnitas de dinosaurios herbívoros de la Península Ibérica, con más de 300 de diferentes tamaños, lo que indica que hubo crías.

El de San Roque se encuentra próximo a la iglesia del mismo nombre donde se halla una réplica a tamaño real de un Iguanodon; al igual que en el de Serrantes donde hay una réplica de grandes dimensiones de un dinosaurio saurópodo (herbívoro) de 20 metros de longitud y también dos Iguanodon, madre y cría. Podemos encontrar otras reproducciones  de dinosaurios a lo largo de toda la ruta, en los yacimientos que hay en Bretún, Fuentes de Magaña, Ventosa del Campo, Santa Cruz de Yanguas y Villar del Río.

Además, cerca de la localidad de San Pedro de Manrique encontramos el Parque Cretácico de Aventuras, con la interpretación didáctica de las icnitas, Paneles didácticos, réplicas de dinosaurios, actividades de juegos y un circuito de aventuras.

3. Enciso, La Rioja

Desde la localidad soriana de Yanguas podemos llegar a Enciso ya en La Rioja, en cuyo término municipal, declarado Reserva de la Biosfera, hay catalogadas 1.400 huellas de dinosaurios. Allí se ubica el Centro Paleontológico, desde donde parte la ruta de las icnitas hasta la localidad de Navalsaz, recorriendo un total 17 yacimientos.

La Rioja es uno de los lugares con más icnitas (huellas fósiles) de dinosaurio del mundo, con unos 140 yacimientos distribuidos en 20 municipios. El registro de dinosaurios en la zona data del Cretácico Inferior temprano, hace 120 millones de años, cuando La Rioja estaba ocupada por amplias llanuras fluviales incluidas por aguas salobres.

 

Los yacimientos están a cielo abierto, aunque algunos están protegidos con vallas y cubiertas; su visita es libre, pero también se pueden contratar los servicios de guías especializados.

El primero que nos encontramos partiendo de Enciso y cruzando el puente sobre el río Cidacos es el yacimiento de la Virgen del Campo, que contiene 506 pisadas de dinosaurio. Además de las pisadas han quedado fosilizadas las marcas de la piel, señales del arrastre de la cola e incluso arañazos de los dinosaurios al nadar. También están fosilizadas las huellas que muestran el inicio de una pelea entre un dinosaurio carnívoro y otro herbívoro, de estos últimos hay una reproducción a tamaño real.

A 2,2 kilómetros de este yacimiento, en dirección a la aldea de Garranzo se encuentra el yacimiento de la Senoba, con 130 huellas. Desde Enciso también pero esta vez en dirección a Cornago está el yacimiento de Valdecillo, donde se han colocado representaciones tridimensionales que permiten hacerse una idea de las auténticas características de los dinosaurios, cuenta también con paneles explicativos y cinco reproducciones a tamaño real de un Tarbosaurio (carnívoro), un grupo familiar herbívoro (dos adultos y una cría) y un Braquiosaurio (saurópodo de 23 metros de longitud), fabricadas a partir de las huellas fósiles de los dinosaurios de Valdecevillo.

En el yacimiento de Villar-Poyales, con 84 huellas, se definió por primera vez en todo el mundo la huella llamada `Theroplantigrada encisensis´, en honor al pueblo de Enciso. El rastro lo forman 20 huellas que corresponden a un dinosaurio bípedo, plantígrado, que camina apoyando toda la planta del pie, y no sólo los dedos como la mayoría de los dinosaurios.

Otros yacimientos que forman la ruta son el de Icnitas 3, con 21 huellas; el de Navalsaz, con 138 huellas; y el de la Cuesta de Andorra, con 21 huellas.

 Más información: Centro Paleontológico de Enciso. 941 396 093; [email protected]

4. Territorio Dinópolis (Teruel)

En los años 80, se encontraron los huesos del primer dinosaurio en España en la localidad turolense de Galve, el Aragosaurus ischiaticus. A aquel le seguirían numerosos hallazgos en la provincia, entre otros el de una nueva especie, el del, Turiasaurus riodevensis, el dinosaurio más grande de Europa, con 30 metros de largo y entre 20 y 40 toneladas de peso. 

Descubrimientos que favorecieron la creación del parque temático Dinópolis, del que forma parte el Museo Paleontológico donde se exhibe desde este mismo año la mayor cantidad de fósiles originales de dinosaurios gigantes de Europa, obtenidos en las más de 50 campañas de prospecciones y excavaciones desarrolladas en Aragón por el equipo de investigación del Parque.

 

 

Además en Dinópolis, en el área ‘Tierra Magna’, pueden verse la reproducción de escenas de estos gigantes, como la lucha entre un saurópodo, Tastavinsaurus sanzi, y un terópodo, Baryonyx. El complejo incorpora también simuladores virtuales 4D, actualmente con la película DinoSafari 2, con la que los espectadores podrán `vivir´ un enfrentamiento, con el temido dinosaurio carnívoro Spinosaurus.

El Territorio Dinópolis, además de en Teruel, se extiende por otras siete subsedes: Inhospitak (Peñarroya de Tastavins), donde pueden verse los huesos y una réplica de 17 metros de longitud a tamaño real, del dinosaurio saurópodo más completo de España, el Tastavinsaurus sanzi, encontrado en esa localidad. En Legendark (Galve) el protagonista es un saurópodo único en el mundo, el Aragosaurus; en Región Ambarina (Rubielos de Mora) pueden verse insectos fosilizados que quedaron atrapados en el fondo de un lago que cubría la zona, cubiertos posteriormente por la resina de los árboles.

En Bosque Pétreo (Castellote), podremos conocer cómo ha variado la posición de los continentes a lo largo de millones de años; cómo es un bosque carbonífero, y cómo los dinosaurios y mamíferos mesozoicos convivieron en Castellote hace 125 millones de años.

mayor_actual_dinopolis_bosquepetreoEl Bosque Pétreo. Foto: Dinópolis.

En el parque Mar Nummus (Albarracín), se pueden observar los fósiles de cocodrilos, esponjas y braquiópodos, que como el gigantesco reptil Liopleurodon, vivieron en el mar de Tethys que ocupaba esta sierra hace 150 millones de años.

En Titania (Riodeva) se exponen los restos del Turiasaurus Riodevensis, uno de los hallazgos más importantes realizados en Teruel; y por último en Valcaria (Ariño) a través de reconstrucciones paleobiológicas, podremos conocer la vegetación y la fauna de hace 111 millones de años. Para visitar las ocho sedes, Dinópolis cuenta con el ‘Pasaporte Territorio 2018’.

Más información sobre Dinópolis aquí.

5. Museo Paleontológico de Castilla–La Mancha (Cuenca)

Desde Teruel en la limítrofe provincia de Cuenca se han realizado también importantes descubrimientos de trascendencia internacional. Los restos hallados en sus dos yacimientos principales, el de Las Hoyas y Lo Hueco, siguen proporcionando numerosa información del Cretácico Inferior (entre hace 145 y 99 millones de años) y del Superior (desde hace 99 millones de años hasta hace 65).

 

En su Museo de Paleontología podremos conocer la región que alberga el cerebro del dinosaurio (el basicráneo), o la pelvis y cola de un saurópodo titanosaurio, un herbívoro de más de 12 metros de longitud que vivió en el Cretácico superior. Además podremos ver restos del Iberomesornis romerali, un ave primitiva del tamaño de un gorrión; y de `Pepito´ el dinosaurio estrella del museo, un Concavenator corcovatus (cazador jorobado de cuenca) un carnívoro, al que han bautizado con ese nombre por el bulto que sobresale de su espalda.

Museo Paleontológico de Castilla-La Mancha. Contacto: Teléfono: 969 271 600 y 969 271 700 Email: [email protected]

6. Museo de dinosaurios de Salas de los Infantes (Burgos)

El Museo que abrió sus puertas en el año 2001, contiene una de las colecciones de fósiles de dinosaurios más completas de España.

Entre ellos los huesos de un Iguanodonte, de más de 8 metros de longitud y 4 de alzada; restos de los hypsilofodóntidos, cuyas extremidades ponen de manifiesto su condición de grandes corredores; las espinas defensivas de un dinosaurio acorazado llamado Polacanthus, difíciles de encontrar en Europa; así como
enormes huesos de dinosaurios saurópodos; vértebras, restos de enormes extremidades columnares y dientes, de gigantes como el Diplodocus o el Brachiosuario. Además de colmillos serrados, atribuidos a dinosaurios carnívoros como el Megalosaurio, el Allosaurio o el Barionyx.

Pero si algo llama la atención es la exposición de parte de un nido, con un huevo completo quizás de la misma puesta, atribuidos a titanosaúridos, dinosaurios saurópodos de unos 20 metros de longitud, que nidificaban en grandes colonias a orillas de lagos y pantanos. Junto a los huevos, una maqueta que recrea con extraordinario realismo el momento preciso en que los bebes titanosaúricos vieron la luz hace ya 65 millones de años 

Además de los restos de los dinosaurios el museo conserva también los restos fósiles de otras especies que convivieron con ellos, y de la fauna de entonces.

XIV Campaña de Excavaciones Paleontológicas en la Sierra de la Demanda. Torrelara (Burgos). Julio 2017.

Desde el mismo Museo puede emprenderse también la ruta Tierra de Dinosaurios, que recorre los yacimientos de icnitas (huellas fósiles) localizados en su mayoría en el sureste de la provincia de Burgos. En Salas de los Infantes se encuentra el yacimiento Costalomo, actualmente no visitable; para continuar hacia el yacimiento La Pedraja (Mambrillas de Lara), y el de El Frontal (Regumiel de la Sierra); todos ellos declarados Bien de Interés Cultural.

Otros museos

 

Además de los ya descritos, también se pueden visitar otros importantes centros paleontológicos y de dinosaurianos en Huesca (Museo de Dinosaurios de Arén) Lleida (Museu Paleontològic de Col de Nargó-Dinosfera), Valencia (Dinosaurios en el Reino del Silencio, en Alpuente ), Sabadell (Museo de l’Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont ), Elche (Alicante, Museo Paleontológico de Elche), Morella (Castellón, Museo Temps de Dinosaures ).